22 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
El Comentario

El Comentario

MÓNICA MORENO

La poderosa influencia en el cambio social

Día Mundial de la Radio. Foto: Europa Press
Día Mundial de la Radio. Foto: Europa Press

El 13 de febrero se celebra el Día Mundial de la Radio. Un día para poner en valor la función de la radio y de todos los medios de comunicación en nuestra sociedad. Un día para reflexionar sobre su responsabilidad sobre los ciudadanos. Un día para recordar que los medios de comunicación social representan el areópago del siglo XXI. Por eso la radio es el lugar de encuentro de la inmediatez, de las emociones y de la cercanía, donde es posible llegar a la gente, conversar con ellos y conocer sus problemas y necesidades e incluso compartir parte de su historia.

Las ondas acercan a las personas y dan voz a quienes no la tienen.  Despiertan sentimientos de dolor, de alegría, de felicidad, de rabia, de tristeza... A través de los medios las personas entran en contacto con otras personas y los acontecimientos se hacen cercanos a nosotros. Con la radio las noticias, las opiniones, los comentarios e incluso los profesionales que trabajan y colaboran en ella se introducen en nuestros hogares, en nuestros coches, en nuestros trabajos y en nuestro caminar del día a día. La radio forma parte de nuestra vida.

El Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, en la Ética de las Comunicaciones Sociales de 2000, afirma que “la gente, dependiendo de cómo usa los medios de comunicación social, puede aumentar su empatía y su compasión o puede encerrarse en un mundo narcisista y aislado, con efectos casi narcóticos. Ni siquiera los que rehúyen los medios de comunicación social pueden evitar el contacto con quienes están profundamente influidos por ellos”.

Por esto la responsabilidad de las empresas radiofónicas y de sus profesionales con los oyentes es enorme; va más allá de una cuenta de resultados o de los índices de audiencia. La responsabilidad es una responsabilidad de tú a tú, de persona a persona. Porque la radio transforma conciencias y genera opiniones, por lo que como dice el Papa Francisco en el Mensaje del Santo Padre Francisco para la 53 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales “Somos miembros unos de otros” (Ef4,25), donde todos estamos en relación y por lo tanto todos tenemos la obligación de custodiar la verdad. “El ser miembros unos de otros es la motivación profunda con la que el Apóstol exhorta a abandonar la mentira y a decir la verdad: la obligación de custodiar la verdad nace de la exigencia de no desmentir la recíproca relación de comunión. De hecho, la verdad se revela en la comunión. En cambio, la mentira es el rechazo egoísta del reconocimiento de la propia pertenencia al cuerpo; es el no querer donarse a los demás, perdiendo así la única vía para encontrarse a uno mismo”, tal y como recuerda el Santo Padre.

La responsabilidad pasa también por preservar en todo momento la dignidad de la persona humana, defendiendo la Verdad y el bien común. En la Instrucción Pastoral sobre las comunicaciones sociales Communio et progressio, sobre los medios de comunicación social preparada por mandato especial del Concilio Ecuménico Vaticano II se señala que “es necesario que toda comunicación se ajuste a la ley primordial de la sinceridad, de la honradez y de la verdad. No bastan, pues, la buena intención y la recta voluntad, para que la comunicación resulte, sin más, honesta. Es además necesario que la comunicación difunda los hechos a partir de la verdad, esto es, que dé una imagen verdadera de las cosas y que ella misma tenga su propia verdad intrínseca”.

En esta línea continuó el Papa San Juan Pablo II, en el mensaje “Los medios de comunicación al servicio del entendimiento de los pueblos” (2005), al afirmar que los comunicadores tienen un “auténtico compromiso por el bien común”, teniendo la “oportunidad de promover una auténtica cultura de la vida y transmitiendo la verdad sobre el valor y la dignidad de la persona humana”.

En este Día Mundial de la Radio recordemos cuál es la responsabilidad y el compromiso de los medios de comunicación en la sociedad, una sociedad en la que tienen una poderosa influencia de cambio, para bien y para mal.

Mónica Moreno. Periodista y responsable de comunicación de Cáritas Diocesana de Toledo

COMPARTIR: