22 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
El Miradero

El Miradero

Ana Nodal

El mejor verano de Page

La economía le ha dado un respiro al presidente de Castilla-La Mancha en estos días de verano. Las cifras de desempleo han ofrecido su mejor cara de los últimos años y Amazon, el gigante americanos, decide instalarse en Illescas (Toledo). A esto se suman los últimos datos que muestran un saldo positivo de empresas en la región durante el pasado año, de tal forma que fueron más las que llegaron que las que optaron por buscar otra ubicación en 2016. Por si fuera poco, Emiliano García-Page preside el que podríamos denominar Parlamento Europeo de los vinos, la AREV. Y por aclamación. Un dulce panorama que no empaña crítica alguna.

Cierto es que Castilla-La Mancha no tiene presupuestos, pero el presidente parece decidido a no ceder a los posibles chantajes de Podemos, mientras tiene claro que en ningún caso se podría aliar con el PP, su enemigo natural. Así las cosas, a Page no le va a temblar el pulso si ha de convocar elecciones porque sus cuentas no salgan adelante. Su gira por el desangelado y trágico paraje de Entrepeñas, acompañado de una multitudinaria comitiva, refleja que su región le preocupa y, para qué negarlo, su foto sobre esa tierra resquebrajada que un día albergó un hermoso embalse se ha convertido en lo que podría ser el espíritu del cartel electoral de su próxima campaña.

De cara a esos posibles comicios, Podemos Castilla-La Mancha no está en su mejor momento. El enfrentamiento entre García Molina y David Llorente se acentúa y no me atrevo a vaticinar cómo puede acabar. Y es que el líder regional tendrá mucha capacidad para comunicar a través de los medios, pero le falta empatía con su compañero de escaño y con muchos de los simpatizantes de su formación, lo que en unas autonómicas le puede ocasionar una desagradable sorpresa.

Mientras, en el PP, María Dolores de Cospedal está más que consolidada en su ministerio y si se convocan elecciones en estos momentos no se arriesgará a presentarse como candidata a la Junta. Cierto es que hay otros dirigentes que podrían sustituirla, pero el carisma y la unanimidad que despierta Cospedal entre los suyos no es fácil de conseguir en un partido que tradicionalmente ha vivido graves enfrentamientos fratricidas.

Buen momento para Page, pues. Si gana, nadie podrá discutir su liderazgo en el partido en Castilla-La Mancha. Ni los díscolos de Albacete, a quien su hombre en la provincia, Pedro Antonio Ruiz Santos, ya les ha lanzado una advertencia, ni el propio Pedro Sánchez, que, de momento, solo ha ganado elecciones en Ferraz. El presidente de Castilla-La Mancha ha cogido impulso y veremos si hay alguien capaz de pararle.

COMPARTIR: