17 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
El Miradero

El Miradero

Ana Nodal

Una alcaldesa nuestra quiere un trocito del Calderón

No sabía si escribir de la guerra de los vídeos, ¡qué triste!, o del dichoso pago en el aparcamiento de Santa Teresa para quienes no residen en Toledo, por cierto me parece bien, pero fue verla a ella y sentir que esa joven y resuelta alcaldesa de nuestra tierra se merecía estas líneas. De colchonera a colchonera, que para eso estamos orgullosas de los nuestros aunque no ganemos la 'Orejona'. Así somos los del Atleti.

Lo cierto es Bárbara García, la alcaldesa de un pequeño municipio de Guadalajara llamado Torrejón del Rey, estuvo en el Vicente Calderón en la vuelta de semifinales de Champions entre el Atleti y el Real Madrid, en ese partido que ya forma parte de la historia, en el que se ganó al eterno rival, pero en el que, como en una estrofa más de ese himno de Sabina, los colchoneros nos quedamos con la nostalgia de una remontada imposible. Ella vio como algunos aficionados arrancaron los asientos sin miramientos, en busca del recuerdo de ese recinto de sonrisas y lágrimas que cerrará para siempre y decidió hacer una petición al club de sus amores.

Dicho y hecho. Bárbara García ha solicitado al Atlético de Madrid, mediante una carta a su presidente, Enrique Cerezo, un trocito de su Vicente Calderón. Quiere 500 asientos para el campo de fútbol de su pueblo, dado que el Consistorio no puede acometer la reforma de las gradas. La alcaldesa, que, cuando escribo estas líneas, no ha recibido respuesta oficial, ha sido aplaudida por su iniciativa en las redes sociales, incluso por seguidores del Real Madrid. A saber qué dirían los merengues si fueran sillas del Barsa, que ésa es otra cuestión.

La alcaldesa de Torrejón del Rey es socia del Atleti. Sus hijos también. Espera con ilusión esa respuesta afirmativa. Le da igual que los asientos sean rojos, blancos o azules, dice. Y argumenta para convencer al club que uno de sus vecinos, Manolo Alfaro, fue jugador colchonero. Por si fuera poco, en un pueblo cercano, aunque ya en la provincia de Madrid, residen los abuelos del Niño Torres

Lo cierto es que esa localidad alcarreña de apenas 5.000 habitantes espera con ansia la respuesta de los gerifaltes del Atlético. Me encanta esta alcaldesa, lo confieso. ¿Saben lo más curioso? Que Bárbara García se ha hecho famosa en toda España no por ser de un partido o de otro, ni falta que hace saber a qué signo pertenece, sino por un sentimiento que va más allá de esas peleas políticas. Espero que consiga esos asientos que un camionero merengue se ha ofrecido a transportar gratuitamente desde el Calderón, el "Templo" de los atléticos. Si no, seguro que siempre le quedará ese lema que nos persigue y nos representa: "Nunca dejes de creer".

COMPARTIR: