El Pasante

El Pasante

JAVIER DE PABLOS

A mi amigo Javier Ruiz

Anda preocupado el amigo Javier Ruiz por no haber sido tratado su culo adecuadamente. Un pandero “bien timbrado” que, como diría el maestro Luis María Anson, “merece generales elogios”, pues de las ponderaciones particulares me supongo las conocerá muy bien el periodista por otras fuentes. Resulta que al jefe de informativos de Onda Cero le han mandado a “tomar por saco” en el desempeño de sus labores profesionales. Un agravio que no merece en absoluto el trasero de Javier, ni tampoco la profesión periodística aunque a veces se localice por aquellos lares. Y lo ha hecho a la puerta del Palacio de Fuensalida, pancarta mediante, un viejo “camarada de la lucha vecinal” por no comulgar Ruiz con sus ambientales dictados. Al parecer un luchador al que se le atribuye alguna dignidad vecinal por haber sido capaz de organizar en su barrio -ignoro si en solitario- unos premios otorgados con motivo del Día del Vecino.

Resulta ahora, pues la soflama no es nueva, que la encina plantada en el acto de inauguración del futuro parque Puy du Fou en Toledo, entre otras maldades medioambientales proclamadas, es ilegal. Igualmente el origen de su compra, variedad y tamaño del ejemplar, que no coinciden con los que fijan los particulares criterios de estos profesionales del bureo y de la pancarta, “que no han dado un palo al agua”, como muy bien los define Javier. Incluso en latín, aunque Ruiz no haya tomado los hábitos, ni tampoco figure en el consejo asesor de don Braulio. No descarte el amigo la propuesta, pues la profesión no está para muchas alegrías.

Llevan tiempo jodiendo con la varita -naturalmente cortada en forma, tiempo y vivero- un residual grupo de individuos que se muestran en contra -¿nada más que en esto?- de la construcción de un parque temático en los alrededores de Toledo a cuenta de algún que otro pájaro o especie arbórea inusitada. Unas instalaciones que facilitarán la creación de centenares puestos de trabajo, además de aportar riqueza a la economía regional, y que una empresa francesa pretende inaugurar en un erial en absoluto provechoso ni agradable. Hasta ahora, pues según los manifestantes parecen haber localizado de repente todo un bosque de naturaleza y vida animal más propia de aparecer en los documentales de National Geographic Channel que de ser pasto de caballerías, guerreros y visitantes.

No me entere de que las posaderas del señor Ruiz sean tomadas en vano por culpa de un saco cualquiera de incierto contenido y obtuso remitente. Por lo demás, ya sabes amigo que no siempre la pancarta se redacta a gusto de todos y su mensaje,  por suerte para esta tierra,  está escrito en este caso para el interés de muy pocos.

COMPARTIR: