22 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
El Pasante

El Pasante

JAVIER DE PABLOS

Los sucesos de Burguillos

Todos los políticos, por definición, aspiran a alcanzar el poder en alguna de sus dimensiones. En el caso de los representantes de Seguir Mejorando Burguillos (SMB) en el ayuntamiento de la localidad toledana esta pretensión roza el absurdo. SMB reaparece para seguir magnificando su particular inquina al no haber podido revalidar el gobierno de la Corporación municipal, tras al acuerdo alcanzado entre el PSOE y el PP para asumir estas responsabilidades institucionales.

La pataleta alcanza valores excelsos y SMB nos ofrece cada día un lamentable espectáculo que no hace más que ridiculizar a sus promotores. El pacto de gobierno entre los dos partidos para gobernar el ayuntamiento burguillano es otro más en España ejecutado por distintas fuerzas políticas, absolutamente democrático y perfectamente válido salvo, naturalmente, para SMB que no se resiste a “seguir mejorando” a su estilo esta localidad toledana.

No acabas aquí el sainete, pues el grupo reclama también la intervención del presidente de Castilla-La Mancha y secretario general del PSOE en la región para que repare en el pacto alcanzado, y reprima y castigue mirando contra la pared a sus ejecutantes socialistas por el  consiguiente “descrédito para su partido” alcanzado y  la “peligrosa deriva” de su elegido candidato a la alcaldía. Igualmente solicitan la intervención de Emiliano García-Page, ahora como programador musical,  para que les cambie el DJ contratado en las fiestas patronales, pues al parecer el músico no es del gusto de SMB.

Mas la farsa no se agota. Los tres concejales electos de SMB anuncian ahora su renuncia a tomar posesión del acta de concejal o concejala para los que resultaron elegidos, y dejar sin representación municipal a los 472 burguillanos que les votaron, el 27,96% del censo. Pretenden así denunciar el “pacto injustificable” que los ha excluido del gobierno municipal por parte de dos fuerzas políticas elegidas democráticamente. Por lo que se ve, aquí solo importa que ganen los nuestros (SMB), por los medios que sean, no que gane la mayoría.

Chamuscadas sus pretensiones de alcanzar el poder municipal, la formación manifiesta ahora su expansión allende las fronteras de Burguillos y su incidencia en la “vida política de nuestra autonomía”.  Quedamos expectantes de la aportación del nuevo partido a la política regional, aunque me temo se trate de otra corriente que añadir a Unidas Podemos, una formación cuyo caudal político es cada vez menor y muy agitado el curso de sus numerosos afluentes.

COMPARTIR: