El Pasante

El Pasante

JAVIER DE PABLOS

Liberbank & Unicaja, una fusión conveniente

En sendos hechos relevantes remitidos la pasada semana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Unicaja y Liberbank  reconocen que ambos bancos, una vez ultimadas las integraciones definitivas de CCM con Liberbank y España Duero con Unicaja, analizan “potenciales oportunidades de inversión u operaciones corporativas”. Es decir, las dos ex cajas de ahorro confirman de esta manera “contactos preliminares” para una posible fusión en un futuro inmediato. Un proceso que tanto el Banco de España como el Banco Central Europeo tienen conocimiento desde hace tiempo, aunque su desarrollo aún no ha llegado al punto de solicitar las autorizaciones correspondientes. Unas oportunidades de negocio que según sostiene Unicaja Banco a la CNMV “pudieran resultar de interés para todos los accionistas” como, en efecto, la bolsa ha acogido de inmediato la operación tras hacerse públicos estos contactos.

Resulta evidente que el segmento de banca mediana en España, donde se integran Liberbank y Unicaja, está abocado a un proceso de concentración. Una fusión entre bancos medianos que, según el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, puede ser una opción para superar las dificultades y hacer frente a los retos del sector, sobre todo los relacionados con los requisitos regulatorios de capital. De llevar a buen fin el proceso -tanto Liberbank como Unicaja han roto en varias ocasiones negociaciones muy avanzadas para sus respectivas fusiones- el calendario que se baraja es cerrar la operación en el primer semestre de 2019, lo que obligaría a tener para entonces el visto bueno de las distintas juntas de accionistas. De esta forma nacería la sexta entidad por activos, con casi 96.000 millones, una plantilla de cerca de 11.000 empleados, y aproximadamente 1.900 oficinas distribuidas principalmente en Andalucía y Castilla y León, en el caso de Unicaja, y en el Norte de España, Extremadura, y Castilla-La Mancha por parte de Liberbank. Una nueva entidad que sería líder en cuatro comunidades: Castilla y León con el 22% de cuota de mercado; Castilla La Mancha (26%), Asturias (22%) y Extremadura (25%).

Una fusión esperada donde Unicaja ostentará la participación mayoritaria en el banco resultante de su fusión con Liberbank, y  donde Manuel Azuaga, presidente ejecutivo de Unicaja Banco, y Manuel Menéndez, consejero delegado de Liberbank, serían las figuras clave en el futuro sexto grupo bancario español. Un grupo muy complementario por los diferentes territorios donde operan ambas entidades, ya que apenas un 10 por ciento de sus oficinas son redundantes o están duplicadas. Tan sólo una excepción en Castilla-La Mancha, Ciudad Real, donde el solapamiento de redes resulta notable pues Unicaja y Liberbank cuentan juntas con más de 120 oficinas solo en esta provincia, lo que obligaría  a realizar ciertos ajustes.

COMPARTIR: