23 de noviembre de 2017
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
El Pasante

El Pasante

JAVIER DE PABLOS

El PSOE de Sánchez y sus corresponsales en Castilla-La Mancha

Se la echó de menos en la fiesta de EL DIGITAL de la pasada semana, también los toledanos en la procesión del Corpus y en el resto de acontecimientos convocados en la capital regional durante los últimos días. Muy a su pesar, la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, no pudo asistir a ninguno de ellos al estar recuperándose de una dolencia que la obliga a reposar en su domicilio. Tamaño sosiego institucional también la impidió acudir el pasado fin de semana al Congreso Federal del PSOE celebrado en Madrid. No obstante, todo ello no ha sido óbice para que haya sido incluida en la nueva Ejecutiva del partido a cargo de la Secretaría de Economía de las Ciudades, junto a Magdalena Valerio (Seguridad Social y Pacto de Toledo), y Manuel González Ramos (Agricultura, Ganadería y Pesca).

Un nombramiento como recompensa a su leal e indiscutible apoyo -aunque falto de entusiasmo en ocasiones- que siempre ha ofrecido a Pedro Sánchez. Una incorporación a la Ejecutiva socialista que abre y refuerza unas excelentes perspectivas para el futuro político de la primera edil toledana. Junto a ellos tres, otros siete representantes socialistas de la región han sido igualmente elegidos miembros del Comité Federal. Unos órganos de dirección donde los críticos del nuevo secretario general han quedado relegados a la mínima expresión, lo que ha provocado las quejas de los exsusanistas  ante tan escasa integración.

Apostillaba el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, al principio de este Congreso Federal en poner fin a los muchos meses de “tortura interna” que llevan los socialistas. En efecto, mas el suplicio tiene todos los visos de prolongarse ahora en los diferentes territorios del Estado. En comunidades autónomas criticas con el nuevo secretario general, como lo han sido la mayoría de dirigentes y cargos socialistas en Castilla-La Mancha -aunque no la militancia que votó mayoritariamente a Sánchez- se teme la presentación de listas alternativas en los próximos congresos. Una opción no descartable en esta tierra mucho más cuando, respetando el pacto de no agresión a su presidente autonómico que cuenta con el apoyo y lealtad de los sanchistas hasta final de Legislatura, estos pretenden establecer en las listas de los próximos congresos la nueva configuración  de fuerzas surgida en el Congreso Federal socialista del pasado fin de semana. De paso, reclamar algunos “gestos” del presidente castellano-manchego sobre el futuro del partido en la región y sus miembros más destacados. Unas listas en las que posteriormente el Comité Federal, donde se encuentran Tolón, Valerio y González,  tendrá la última palabra para su definitiva aprobación.

Unos congresos que en el caso de Castilla-La Mancha queda también expectante de la decisión sobre su futuro que su actual secretario general y presidente de la Junta de Comunidades tomará, se supone que en breve, a la vista de la “fotografía” que haya podido obtener del proceso congresual celebrado hace unos días. Una instantánea algo borrosa para García-Page a la vista de lo sucedido, aunque siempre podrá contar con la perspectiva del obligado asesoramiento de la nueva Ejecutiva Federal, hecha a la medida de Pedro Sánchez, a la que seguramente no la faltarán candidatos que proponer y militantes que colocar. 

COMPARTIR: