15 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
El Pasante

El Pasante

JAVIER DE PABLOS

Otro aeropuerto sobrevuela por Castilla-La Mancha

Cuando apenas han transcurrido unas semanas desde que el Juzgado de Instrucción de Ciudad Real haya dado el carpetazo definitivo a la venta del aeropuerto ciudadrealeño a favor de CRIA, en su condición de nuevo gestor y promotor de las instalaciones aeroportuarias subastadas, otro nuevo aeródromo sobrevuela el territorio castellano-manchego. Se trata del aeropuerto Madrid Sur que impulsa Air City Madrid Sur, localizado a caballo entre los términos municipales de El Álamo, en la Comunidad de Madrid, y Casarrubios del Monte, en la provincia de Toledo. Un aeródromo que se pretende construir a partir de la ampliación de sus instalaciones actuales ubicadas en los límites de ambas comunidades autónomas.

Naturalmente, la noticia ha contado con el inmediato y ferviente aplauso de las administraciones e instituciones de ambas regiones, alguno más tibio que otro, por las posibilidades de desarrollo y riqueza que supuestamente ofrece para los territorios de acogida, millonarios si hacemos caso de los promotores. Mas la cautela también se impone en este anuncio, mucho más en una región escaldada por el fiasco de otra instalación similar. El aeropuerto de Ciudad Real también generó en su día expectativas similares por parte de las instituciones de Castilla-La Mancha. Un proyecto desmesurado que para la ocasión contó además con el musculo imprescindible y generoso de CCM a favor de unos promotores afines al gobierno socialista de la región. Un fracaso saldado -excepto el fallido dejado a la entidad prestataria por tan aprovechados empresarios- con los resultados de sobra conocidos.

Ante la cascada de posibilidades que parece tener el aeropuerto Madrid Sur, si hacemos caso de los promotores, conviene aplicar una buena dosis de prudencia ante proyectos de este tipo y envergadura, como lo ha hecho el ministro de Fomento, José Luis Ábalos. Una cautela imprescindible mucho más cuando ya han surgido algunas manifestaciones en contra y también de aerolíneas de bajo coste -las potenciales para el uso más frecuente de estas instalaciones aeroportuarias- no muy entusiastas con su posible utilización. Un aeropuerto donde se anuncian inversiones de cerca de 150 millones de euros por parte una agrupación de sociedades e inversores donde su figura más reconocida es la del presidente de la sociedad Air City Madrid Sur: Gregorio Marañón Beltrán de Lis.

COMPARTIR: