El Pasante

El Pasante


Javier de Pablos

El médico que sabe de números

Cuando en 2016 los socios de Eurocaja Rural -entonces Caja Rural Castilla-La Mancha- votaron mayoritariamente a Javier López Martín como presidente de la entidad financiera, alguna voz discordante dudó de la idoneidad de un médico para el cargo. Acostumbrados hasta ese momento a mandatarios procedentes del sector agropecuario, el consejo rector de la cooperativa de crédito y su dirección general apostaron para la presidencia por un gestor de reconocido prestigio profesional como gerente de una mutua de accidentes de trabajo en Castilla-La Mancha.

Un reto arriesgado que cuatro años más tarde ha confirmado lo adecuado de su elección. López Martín ha resultado reelegido presidente de Eurocaja Rural en la asamblea general extraordinaria de la entidad celebrada el pasado viernes. Una renovación que no deja lugar a dudas acerca de la gestión desarrollada por el candidato a la vista del beneplácito recibido por la masa social de la caja. Nada menos que el 80 por ciento del capital social representado de la institución ratificó por unanimidad a través de los delegados electos la continuidad de López Martín como presidente de Eurocaja Rural.

Una conformidad con el reelegido, junto a otros miembros del consejo rector también designados, que en los últimos cuatro años ha llevado a la entidad, gracias también a un equipo directivo y a un grupo humano en continuo crecimiento y altamente cualificado, a las más altas cotas de solvencia, rentabilidad, y expansión. Un cuatrienio donde Eurocaja Rural ha venido desarrollando una labor que ha merecido la confianza y satisfacción de sus socios y clientes, además de los reguladores y supervisores a la vista de los balances anuales presentados. Una gestión que se proyecta a través de una red comercial cada vez mayor, con más de 400 sucursales en todo su ámbito de actuación territorial dentro de las cinco comunidades autónomas y 11 provincias donde opera la cooperativa de crédito.

Confirmado queda que el galeno elegido hace cuatro años para la presidencia de Eurocaja Rural, además de medicina, también sabe de números. Un periodo donde el facultativo ha sabido diseccionar con precisión de cirujano los destinos y gestión de una entidad de referencia dentro del sistema financiero del país. Y lo está operando en un periodo convulso del sector con bancos en permanente indefinición sobre su futuro, baja rentabilidad, desertando de la España vaciada, y con la supresión de miles de puestos de trabajo.

Compartir