El Pasante

El Pasante

JAVIER DE PABLOS

Ganemos ve las orejas al lobo

Confortablemente asentados en sus respectivos cargos institucionales gracias a pactos diversos e indecibles en su condición de formación minoritaria, los grupos municipales de la marca Ganemos en Castilla-La Mancha, un conglomerado atomizado de formaciones de izquierda y particulares de ámbito alternativo, a algo más de un año de las elecciones municipales y autonómicas han comenzado a ver las orejas al lobo. Y no precisamente por las que esta formación y otras entidades se manifestaban hace pocos en Madrid en defensa del lobo ibérico. Aquí el bicho se mueve en otros terrenos menos abruptos aunque igualmente vehemente.

El portavoz municipal de Ganemos en el Ayuntamiento de Toledo, Javier Mateo, advertía en un reciente encuentro con grupos municipales de la formación en Castilla-La Mancha que la falta de unión entre los partidos a la izquierda del PSOE sería catastrófico -no consta que especificará para quién, aunque puede suponerse- y propiciaría la victoria del PP en las municipales. Es decir, que de consumarse el presagio, todos ellos saldrían de las poltronas institucionales que ahora ostentan gracias a pactos inconfesables cogidos por los pelos.

Aquí, por lo que se ve, más que ofrecer a la ciudadanía alternativas, modelo de gobierno, o eficaz gestión institucional, se pone el acento, conforme se aproximan las elecciones, en preocuparse por los demás a beneficio propio. Mal lo tiene el portavoz municipal de Ganemos en el Ayuntamiento de Toledo a meses vista de las elecciones para ver cumplidas sus interesadas pretensiones. Con un PSOE dividido y desconcertado desde que Pedro Sánchez ganó las primarias e impulsó posteriormente el revanchismo orgánico, una cronificación de la herida que tienen tanta culpa la hegemonía sanchista como el numantinismo susanista,  con Podemos y sus coaligados y facciones enfrentados en muchos territorios del Estado, incluido el de Castilla-La Mancha, e IU que no quiere volatizarse y pone exigentes condiciones para formar de nuevo lista con Podemos en las próximas elecciones, las interesadas intenciones del representante de Ganemos en el Ayuntamiento toledano parecen volatizarse.

Un horizonte tumultuoso y todavía incierto cuyos réditos entrega Mateo a los populares, también embarcados en otras trifulcas y currículos académicos, nada menos que en el 90 por ciento de los ayuntamientos. Mas, a este paso, el botín puede acabar en manos del más listo -esperemos también que igualmente honrado-, aunque bastante alejado ideológicamente de lo que promulgan y pretenden los representantes de Ganemos en Castilla-La Mancha y otras de fuerzas afines.

COMPARTIR: