El Pasante

El Pasante

JAVIER DE PABLOS

La consejera García Élez fomenta su candidatura

En términos deportivos se afirma que un árbitro ha tenido una buena actuación en el terreno de juego cuando su proceder para juzgar la contiende pasa desapercibida y no es blanco de las iras de la afición, sobre todo cuando su equipo no consigue el resultado esperado. Entonces, además del beneplácito del hincha, lo recibe igualmente de jugadores, directivos, y medios de comunicación. Es, en definitiva, la mejor forma de salir el trencilla de cualquier terreno de juego. Mas la práctica no es de general aplicación en todos los oficios, aunque otros también la aplican con excesiva frecuencia en la labor encomendada. Tanta, que más que pasar desapercibida parece inexistente por dedicada a otros menesteres.

Me refiero en este caso a Agustina García Élez, que, según el organigrama del gobierno de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, parece desempeñar el cargo de consejera de Fomento de la región. Si repasamos la agenda institucional de García Élez durante el pasado mes aparte de promesas, anuncios, opiniones, criticas, respaldos, charlas, previsiones, recursos…, su presencia en la entrega de cuatro viviendas públicas de alquiler en Albacete, y la inauguración de una rotonda en Illescas (Toledo) ha sido lo más vistoso para la ciudadanía al frente de la consejería de Fomento. Una agenda en la que también se incluye una labor tan interesante para su departamento como hacer de guía de un grupo de alumnos por las dependencias de las Cortes regionales y el Palacio de Fuensalida.

Sin embargo, ya lejos de su despacho al frente de Fomento, la presencia de la consejera es omnímoda en Talavera de la Reina donde lo mismo anuncia una prolongación en el tiempo de una exposición de éxito, acude a la entrega de premios a personas con discapacidad física, confirma planes de vivienda, obras de circunvalación, suelo industrial, medidas urbanísticas, o bienes de interés cultural de la Ciudad de la Cerámica. No se pone en duda la especial predilección y cariño que García Élez profesa a esta localidad toledana, en la que nació y fue también concejal de su ayuntamiento, pero su actitud y dedicación institucional en otros menesteres resta eficacia y credibilidad para el cargo que fue nombrada.

Si García Élez, como ya ha anunciado alguna vez, pretende ser la candidata del PSOE a la alcaldía de Talavera de la Reina, donde parece haber trasladado su oficina electoral, debería abandonar su actual “responsabilidad” al frente de la Consejería. Al menos, su prolongada campaña electoral hasta la celebración de las elecciones no correría a cargo del contribuyente de esta tierra. Un titular de departamento que estuviese más dedicado a gestionar la cartera de Fomento, que a “fomentar” desde su propio despacho el desarrollo de su carrera política a la alcaldía de su pueblo.

COMPARTIR: