NEGOCIO FAMILIAR

Otro tipo de restauración es posible en Toledo: Bar Restaurante El Telón

En la ciudad de Toledo no solo hay restaurantes en el casco histórico de la capital regional. También existen excelentes establecimientos en sus diferentes barrios alejados del bullicio callejero de tanto turista y ajetreo, cuya oferta gastronómica resulta interesante tanto por el menú ofrecido como los precios tan razonables de su carta. Unos restaurantes donde el costo permanece inalterable durante todos los días de la semana, incluso sábados, domingos y festivos, unas fechas donde es frecuente un aumento en aquellos otros ubicados en lugares más turísticos de la Ciudad Imperial. Establecimientos  que no se benefician en absoluto de la organización de acontecimientos festivos y culturales tan frecuentes convocados dentro de su área de influencia comercial, generalmente celebrados dentro del casco histórico de la ciudad.

Uno de estos establecimientos sencillos, económicos, y con tradición en Toledo es el ubicado frente a la estación de tren de la ciudad, en la avenida de Santa Bárbara: el bar-restaurante El Telón. Un restaurante familiar con los hermanos Raúl y Maxi al frente –unas maquinas para el trabajo-  junto a un competente equipo de cocina que elabora cada día con esmero una carta variada que hace las delicias de la clientela, como así queda demostrado continuamente llenando su comedor. Una clientela compuesta generalmente por trabajadores, vecinos del barrio, pequeños empresarios, e incluso turistas que acuden avisados a un establecimiento que les colma con generosidad, variedad, precio, y calidad la comida del mediodía, pues el restaurante cierra por las tardes.

Un ambiente en el comedor que varia radicalmente los fines de semana, donde la clientela cambia completamente para dar paso a otra formada generalmente por grandes grupos familiares en celebración. Unas fechas donde la reserva se hace obligatoria ante tamaña demanda de los clientes.

COMPARTIR: