EL GOBIERNO REGIONAL SE PLANTEA INGRESAR DIRECTAMENTE EL DINERO A LA PLANTILLA

Ultimátum de las trabajadoras de Raspeig antes de iniciar la huelga, aunque confían en la Junta

El Gobierno de Castilla-La Mancha se plantea ingresar directamente a las trabajadoras de Raspeig, adjudicataria de varias contratas de servicios de limpieza de la Junta en Toledo, las liquidaciones que paga a la empresa, copiando de esta manera la fórmula utilizada por el Ayuntamiento de Ciudad Real para garantizar que las trabajadoras cobren sus nóminas.

Así se lo han trasladado el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, y el secretario general de Hacienda y Administraciones Públicas, Carlos Barrios, a los representantes de CCOO y a algunas trabajadoras con las que se han reunido en la Consejería, donde a sus puertas se concentraban estas empleadas para exigir el pago "inmediato" de las nóminas que se les adeudan.

En declaraciones a los medios, el responsable regional de negociación colectiva de CCOO de Construcción y Servicios, Juan Carlos García, ha explicado que se han emplazado con el consejero, Juan Alfonso Ruiz Molina, a seguir hablando a lo largo de esta semana para ver si lo que han denominado 'la solución Ciudad Real' es posible y todas las trabajadoras puedan cobrar sus nóminas.

En el caso de que en esta semana las trabajadoras de Raspeig no cobren sus salarios (la nómina de diciembre, la extra de Navidad y el mes de enero), el sindicato continuará con las movilizaciones e iniciará la huelga convocada el 5 de febrero.

García ha admitido que este lunes "seis u ocho trabajadoras" -de las 60 afectadas- han recibido una transferencia, corrigiendo de esta manera al consejero que, según ha dicho, les ha trasladado que la empresa había realizado el 60 por ciento de los pagos, algo que ha asegurado "no es cierto". También ha exigido al consejero de Hacienda que expulse a Raspeig del Acuerdo Marco de las contratas de la Junta para que no pueda volver a presentarse a ningún concurso del Gobierno de Castilla-La Mancha.

La opinión de los trabajadores

Por su parte, las trabajadoras de la empresa Raspeig podrían cobrar esta semana las nóminas que se les adeuda si se lleva a la práctica la solución planteada por la Junta y CCOO para que el dinero que pone la Junta pase directamente a las trabajadoras, una fórmula que ya ha tenido éxito en el Ayuntamiento de Ciudad Real.

Las empleadas de Raspeig en Toledo se han concentrado la mañana de este lunes ante las puertas de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas para exigir que Raspeig les pague los sueldos de diciembre y la paga extra que todavía les debe, con pancartas y coreando "queremos cobrar".

Durante esta protesta y aunque no estaba previsto, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha recibido a representantes de las trabajadoras para tratar de encontrar una solución, ha explicado tras la reunión el responsable de negociación colectiva de la federación de Construcción y Servicios de CCOO de Castilla-La Mancha, Juan Carlos García.

El compromiso de la Junta, ha indicado García, es que se va a intentar la misma salida que en Ciudad Real, de manera que el dinero que la Junta paga a la empresa vaya directamente a las trabajadoras. Además, se pretende que, a medida que vayan resolviéndose los contratos, se pueda ir incorporando a empresas que se queden con estos servicios y que vayan subrogando a las trabajadoras, y así "parar la sangría de los impagos".

Por tanto, van a seguir esta semana en contacto para "ver si se va produciendo esa solución Ciudad Real" y se cobran las nóminas, y si no es así, se iniciará la huelga que está convocada a partir del día 5 de febrero.

COMPARTIR: