16 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

LA EMPRESA ANUNCIA MÁS INVERSIONES

La planta de Toledo dará cobertura a la entrada de Reig Jofré en el mercado de Estados Unidos

La farmacéutica Reig Jofre batirá este año su récord de inversiones productivas, al destinar a este fin unos 22 o 23 millones de euros al cierre del ejercicio, unos 17 de ellos imputables a la ampliación de la planta de Sant Joan Despí (Barcelona) y el resto relacionado con inversiones recurrentes en otras fábricas.

Así lo han explicado a Efe el consejero delegado de la compañía, Ignasi Biosca, y la directora financiera de esta farmacéutica, Roser GomilaGomila ha precisado que a esos 22 o 23 millones en inversiones productivas se deben sumar otros 5 millones destinados a I+D, con lo que la cifra de inversión total prevista para este año superará de largo la de 2018, que se situó en 21,7 millones, de los que 15,9 millones correspondieron a inversiones productivas y los restantes a I+D.

El repunte de la inversión durante 2019 se explica porque la farmacéutica destinará este ejercicio el "grueso" de la inversión correspondiente a la ampliación de la planta de Sant Joan Despí.

Por otra parte, Reig Jofre acaba de cerrar una ampliación de capital de 24 millones de euros para financiar proyectos de crecimiento. Biosca ha dicho que la farmacéutica analiza operaciones corporativas para "consolidar mercados" donde ya está presente, como España, Francia, Reino Unido o Suecia, y ha añadido que se propone reforzar principalmente el negocio de productos de especialidad y el de cuidado de la salud (Consumer healthcare).

Toledo y Estados Unidos

La ampliación de capacidad hecha en la planta de Toledo y la que se está llevando a cabo en la de fábrica de Sant Joan Despí pretenden dar cobertura a la futura entrada de Reig Jofre en el mercado de EEUU, para la cual aún no ha fecha concreta, ha añadido Biosca.

Asimismo, Reig Jofre se propone consolidar su presencia en Indonesia y crecer en el resto del sudeste asiático, un área geográfica donde Biosca cree que la compañía tiene un gran recorrido.

Actualmente, el sudeste asiático -Reig Jofre está presente en Corea del Sur e Indonesia- aporta un total del 5 % de la facturación, y la farmacéutica espera triplicar sus ingresos en esta zona a finales de 2021. 

En 2018 Reig Jofre facturó 180,5 millones de euros y logró un beneficio de 9,3 millones. De cara a 2019 no facilita estimaciones de ganancias ni de facturación, sin embargo, sus directivos aseguran que el ejercicio será positivo, aunque "no de crecimientos espectaculares". El primer accionista de Reig Jofre es Reig Jofre Investments, el vehículo inversor de la familia Reig Jofre, que controla un 62,7 % del accionariado.

COMPARTIR: