SUPONE UN CRECIMIENTO DEL 0,7 POR CIENTO, POR DEBAJO DE LA MEDIA NACIONAL

Castilla-La Mancha cerró 2018 con 1.047 nuevos autónomos y varias incógnitas en el sector

Castilla-La Mancha cerró el año 2018 con 1.047 nuevos autónomos, lo que supone un crecimiento del 0,7 %, por debajo de la media nacional, según el informe anual presentado este martes por la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA).

En el conjunto de España, el número de trabajadores por cuenta propia aumentó un 1,6 %, lo que en términos absolutos se tradujo en 52.725 autónomos más que en diciembre de 2017.

Por provincias, Cuenca ha sido la única de Castilla-La Mancha que perdió cotizantes al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), 90, mientras que en las otras cuatro provincias aumentaron, más en Guadalajara, con 162 autónomos (1,1 %).

Toledo y Albacete registraron un crecimiento del 0,9 %, es decir, 445 autónomos más en Toledo que al iniciar el año y 278 en el caso de Albacete, y Ciudad Real sumó 252 autónomos a lo largo de 2018, un crecimiento del 0,7 %.

El portavoz de ATA en Castilla-La Mancha, José Luis Perea, ha valorado el comportamiento del trabajo autónomo en 2018 con mil nuevos emprendedores, después de que el 2017 se registrara un "crecimiento cero".

Según Perea, las medidas de la nueva Ley de Autónomos "han dado resultado, en especial la ampliación de la tarifa plana y las ayudas a mujeres".

Ha destacado que el crecimiento de trabajadores por cuenta propia en la región esté "fundamentado en las mujeres autónomas que, sin duda, están reivindicando un papel fundamental en el tejido empresarial de la región”, ha señalado Perea.

Sin embargo, ha manifestado su preocupación porque el crecimiento en Castilla-La Mancha ha sido la mitad que en España y porque hay sectores que han perdido autónomos, especialmente el comercio, la industria y la hostelería, para los que ha reivindicado "medidas concretas y urgentes".

En cuanto a los datos por género, ATA ha indicado que, si en 2018 en Castilla-La Mancha aumentó en 1.047 trabajadores por cuenta propia, este crecimiento tuvo como protagonistas a las mujeres, que aumentaron en 1.143 cotizantes ( 2,6 %) frente al descenso registrado por los hombres, 96 ( -0,1 %).

Por provincias, únicamente Toledo y Albacete sumaron autónomos varones a lo largo de 2018, concretamente 43 Albacete y 35 Toledo, cifras muy inferiores aun así a la del crecimiento de mujeres autónomas (235 en Albacete, 44 en Toledo).

En cuanto a los sectores de actividad, la construcción con 364 autónomos más, las actividades profesionales, con 315 autónomos y la educación, con 203, han sido los sectores con mayor crecimiento de autónomos en Castilla-La Mancha a lo largo de 2018.

Por el contrario han sido tres los sectores que perdieron autónomos en 2018, precisamente, según ATA, sectores "de gran envergadura en la región" como el comercio, con un total de 487 autónomos menos, industria (-239) y hostelería, con un descenso de 59 cotizantes autónomos a la Seguridad Social.

Por provincias todas perdieron autónomos en el comercio, la industria y la hostelería.

COMPARTIR: