19 de febrero de 2018
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

INVIERTE MÁS DE 100.000 EUROS EN LA OPERACIÓN

Aqualia mejora la calidad del agua de Hellín, pese a ser ya mejor que muchas de las embotelladas

La empresa Agualia, encargada del abastecimiento de agua potable de Hellín, está llevando a cabo la sustitución del carbono activo de los filtros de la potabilizadora, una actuación en la que se invertirá 105.000 euros y con la que se garantizará la calidad del agua, en un año que se espera muy seco y que el agua traiga más algas.

Así lo ha asegurado hoy el jefe de servicio de la empresa Agualia, José Luis Gavilla, durante su visita a la potabilizadora, junto al alcalde de Hellín, Ramón García.

Gabilla ha explicado que con la sustitución del carbono activo de los filtros "se eliminan los olores y sabores que puedan llevar el agua, los pesticidas e insecticidas", con el objetivo de mantener la misma calidad, "aunque el año no sea muy favorable en cantidad y calidad".

Dicho esto, ha afirmado que el agua de Hellín, que llega del río Mundo a través del canal Martínez Parras, "es bastante mejor que muchas de las aguas embotelladas que se venden en los supermercados".

Y, en este sentido, ha abundado que, al proceder del río Mundo, "es superficial y, por tanto, es bastante menos dura que las aguas de pozos y sondeos, con las variaciones que tiene el agua de río".

Preguntado por posibles restricciones si persiste la sequía, Gabilla ha asegurado que tanto su empresa Aqualia como el Ayuntamiento de Hellín "harán todo lo posible para evitar que esto ocurra", si bien ha hecho un llamamiento a la concienciación de los ciudadanos, "para ahorrar la mayor cantidad posible".

Por su parte, el alcalde de Hellín ha explicado que la sustitución del carbón activo en los filtros se hace, por cumplirse el ciclo de cinco años y también en previsión del posible empeoramiento de la calidad del agua por la sequía.

En este contexto, García ha aconsejado a los hellineros que sean "moderados y prudentes" a la hora de utilizar el agua y ha anunciado que se está estudiando qué zonas de césped natural se podían transformar en artificial, como por ejemplo el terreno del campo de fútbol de Santa Ana, para lograr un mayor ahorro.

COMPARTIR: