Emprendedor.es

El periódico de economía de Castilla-La Mancha


BOE Info concurso

SE HAN TOMADO LAS UVAS ANTE LA CATEDRAL

Medio centenar de cocineros reivindican su "complicada" situación en Albacete

Medio centenar del cocineros y hosteleros se han comido las uvas de forma reivindicativa ante la Catedral de Albacete para reivindicar la seguridad en sus sector ante las medidas que se han tomado para el control de la pandemia ocasionada por el COVID-19.

Convocados por la Asociación de cocineros de Castilla-La Mancha, junto con Eurotoques Castilla-La Mancha y la Selección Española de Cocina Profesional, el motivo de esta protesta es hacer visible la complicada situación que atraviesa la restauración en Albacete tras la aplicación de medidas de nivel 3 en la capital Albacete desde el pasado 22 de diciembre "sin contar con los establecimientos de restauración afectados".

En el manifiesto apuntan que los restaurantes viven momentos complicados y que han adaptado sus establecimientos a las nuevas normas y adecuando su trabajo a la situación de emergencia sanitaria. "El interior de los restaurantes cumple con la normativa sanitaria que se nos exige y los clientes pueden estar tranquilos y seguros en los restaurantes", han señalado.

"A los restaurantes se les obliga a permanecer cerrados, porque la mayoría de ellos no tienen terraza debido al servicio de restauración que prestan", han apuntado, para agregar que "el cierre no solo afecta al restaurante, sino que hay muchos agentes implicados, como pequeños agricultores, ganaderos, bodegueros, que no tienen otra manera de sacar sus productos".

Petición

Ante ello, huyendo de la protesta y algarada y apostando por el dialogo "sincero" para buscar puntos de trabajo en común, proponen crear un grupo de trabajo junto con el Gobierno regional y los diferentes sectores dentro de la familia de la hostelería.

Sus peticiones también pasan por consensuar con el sector que medidas son las mas eficaces tanto a nivel sanitario como económico para Albacete y exigir la comunicación e información con suficiente antelación con el sector para poder adecuar plantillas, proveedores, clientes y ocasionar el menor perjuicio para todos, sobre todo los trabajadores.

Se oponen al cierre como norma del interior de los restaurantes que cumplan con la normativa vigente en materia anti-covid y solicitan "dureza" con los establecimientos en general y también con los de hostelería que no la cumplan.

También apuestan por explorar de vías alternativas como adelantar el horario de cierre de los establecimientos, por ejemplo a las 18.00 horas, para evitar el movimiento social; o establecer turnos de apertura y cierre donde solo se abra al publico por el tiempo indispensable para el servicio de restauración, por ejemplo de 13.30 a 16.00 y de 20.30 a 23.00 horas.

Asimismo, proponen ayudas directas a los establecimientos --atendiendo a la facturación o a la compra de mercancías perecederas en periodos similares-- que debido al cierre no puedan ejercer su trabajo y vean perdida la misma; o ingresos cero euros e impuestos ceros euros.

Compartir