Emprendedor.es

El periódico de economía de Castilla-La Mancha


BOE Info concurso

SE LE HA OTORGADO LA CALIFICACIÓN 'C'

El sector del aceite de oliva se opone a la calificación de Nutri-Score: "Resulta confuso"

El sector del aceite de oliva español ha mostrado su "frontal oposición" a la calificación que el sistema Nutri-Score da a los aceites de oliva, al considerar que induce a error al consumidor, según ha informado la Interprofesional del Aceite de Oliva Español en un comunicado.

En concreto, una parte importante de la comunidad científica en España ha mostrado su perplejidad por el debate que se ha generado en torno a la propuesta para adoptar el sistema Nutri-Score de etiquetado frontal desarrollado en Francia.

En especial, en cómo ese sistema cataloga las bondades nutricionales de los aceites de oliva, otorgándoles la calificación 'C', donde 'A' corresponde a los alimentos con mejor calidad nutricional y 'E' para los que suspenden en este baremo.

De esta forma, se sitúa al aceite de oliva en el mismo escalón que otros dos aceites vegetales, como son el de colza y el de nuez. El resto de grasas son relegadas a los más bajos del Nutri-Score.

"Resulta confuso para la población. El sistema Nutri-Score, que en los estudios científicos ha demostrado ser una herramienta muy útil para el consumidor, no debería dar lugar a dudas con un alimento como el aceite de oliva, del que un adulto español puede consumir al día apenas tres cucharadas soperas", ha asegurado Paula Crespo, coordinadora del Grado de Nutrición y Dietética de la Universidad Europea Miguel de Cervantes.

De esta forma, el sector aboga por una normativa armonizada a nivel europeo, con unas recomendaciones que reflejen las bondades de los aceites de oliva para una alimentación saludable.

"¿Qué va a pensar el consumidor de un alimento, los aceites de oliva, que obtiene peor calificación que otros alimentos a los que se denominan comida basura? Podemos llegar a generar una enorme confusión. Por esa razón, nosotros, como sector, abogamos por una regulación europea de los sistemas de información al consumidor. Un único modelo, basado en principios científicos sólidos. Lo que no es de recibo es que convivan cuatro, cinco o seis sistemas distintos en Europa", ha indicado el presidente de la Interprofesional, Pedro Barato.

Compartir