SU IMPACTO ECONÓMICO EN CASTILLA-LA MANCHA FUE DE 327 MILLONES DE EUROS

Cifras mareantes de Iberdrola en su cierre de 2017, con 90 millones de euros invertidos en la región

FOTO: Iberdrola
FOTO: Iberdrola

Iberdrola cerró 2017 con un impacto económico de 327 millones de euros en Castilla-La Mancha, ratificando así su papel como "uno de los principales motores económicos" de la Comunidad, en la que, durante el pasado año, realizó compras por valor de 113 millones a cerca de 400 proveedores de la región e invirtió alrededor de 70 millones de euros, teniendo un impacto fiscal que superó los 91 millones de euros. Además, la plantilla de la empresa superó las 560 personas.

El presidente del grupo, Ignacio Galán, ha destacado que Iberdrola "está al servicio de la sociedad, del interés general y de las necesidades reales de las personas" y, en este sentido, ha maximiza "su contribución económica y social en las comunidades en las que está presente a través, entre otras cosas, de las compras a sus proveedores", según ha informado la empresa en nota de prensa.

En Castilla-La Mancha Iberdrola cuenta, además, con más de 10.000 accionistas, que este año se beneficiarán de un aumento del 4,2 por ciento en su retribución con respecto a 2016. De esta forma, y teniendo en cuenta que estos accionistas poseen un total de 30,1 millones de títulos de Iberdrola, la empresa les repartirá una retribución con cargo a 2017 de, al menos, 10 millones de euros.

Proyecto Star

Iberdrola tiene previsto centrar sus esfuerzos durante 2018 en la culminación del proyecto Sistemas de Telegestión y Automatización de la Red (STAR), de implantación de las redes inteligentes en Castilla-La Mancha, un despliegue que ha supuesto ya la reforma de más de 6.500 centros de transformación y la sustitución de más de 690.000 contadores tradicionales por los nuevos equipos dotados de telegestión en toda la región, con potencia contratada igual e inferior a 15 kilovatios, el 99,4 por ciento de todo su parque de contadores en la región.

Por provincias, en Albacete se sustituyeron 237.500 de los 238.000 contadores totales que existen, mientras que en Cuenca fueron 104.000 de 104.600 y en Toledo 253.300 de 255.400. Por su parte, en Guadalajara se modernizaron 93.000 contadores del total de 93.100 y en Ciudad Real se cambiaron 2.570 de los 2.600 contadores.

La inversión de Iberdrola en esta iniciativa en Castilla-La Mancha alcanzará los 90 millones de euros, gracias a los cuales a finales de este año los alrededor de 700.000 puntos de suministro a los que la empresa da servicio en la región tendrán contadores inteligentes y sus más de 6.000 centros de transformación también funcionarán con esta tecnología.

Apuesta por las renovables

En el ámbito de generación, Iberdrola se mantuvo como "un referente de las energías renovables" en Castilla-La Mancha, donde tiene una potencia instalada de casi 1.900 megawatios, de los que la mayoría, 1.835, corresponden a parques eólicos. Además, concretamente en Toledo, se encuentra el Centro de Control de Energías Renovables (CORE), desde donde controla y opera en tiempo real el funcionamiento de sus instalaciones renovables en hasta ocho países distintos.

Este pionero centro controla 200 parques eólicos ubicados en España, Portugal, Brasil, Grecia, México, Hungría, Rumanía e Italia. Estas instalaciones suman un total de 7.000 megawatios de potencia a través de 6.000 aerogeneradores y 200 subestaciones eléctricas asociadas. Además, desde el CORE se operan 68 centrales minihidráulicas. 

COMPARTIR: