20 de febrero de 2018
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

PLANTA ESTABILIZADORA DEL MERCURIO

Minas de Almadén (Mayasa) da a conocer su potente y exclusivo proyecto de futuro

La empresa pública Minas de Almadén y Arrayanes SA (Mayasa) ha dado a conocer su proyecto de Planta Estabilizadora de mercurio dentro de las Jornadas Universidad-Empresa, que ha organizado la Escuela de Ingeniería Minera e Industrial de Almadén.

El presidente de la empresa, Isidro J. Zapata, ha dado a conocer este proyecto que realizará diferentes procesos de tratamiento, estabilización y solidificación del mercurio hasta convertirlo en un cemento polimérico de sulfuro de mercurio evitando los problemas medioambientales que el metal líquido puede ocasionar al medioambiente.

Al solidificar el mercurio, Mayasa consigue un producto totalmente estable, impermeable y con 100 veces menos emisiones que el cinabrio en estado natural, al que se llega mediante un proceso industrial en el que ni se consume agua, ni se generan efluentes ni residuos evitando que se produzcan emisiones a la atmósfera.

Este proceso industrial es la solución que la empresa almadenense ha aportado a la Unión Europea para acabar con el mercurio excedente utilizado en la industria del "viejo continente" que aprobó en 2011 la prohibición de la extracción y exportación del liquido metal en su seno.

Sistema exclusivo de Mayasa

Este procedimiento, realizado de forma exclusiva a nivel mundial por Mayasa, fue desarrollado hace unos años por el Centro Tecnológico Nacional del Mercurio ubicado en Almadén, cuyo proceso cuenta con la aprobación de la Comisión Europea.

La planta que debe realizar el proceso de solidificación del mercurio, que la empresa pretende tener terminada antes de que finalice este año, cuenta con la Autorización Ambiental Integrada de la Consejería de Medio Ambiente desde octubre de 2015, así como con la licencia de obras del Ayuntamiento de Almadén y las autorizaciones correspondientes.

Este proyecto incorpora la tecnología más avanzada para el tratamiento del mercurio que "llegará líquido y será sometido a un tratamiento para inertizarlo y que no desprenda ningún efluvio tóxico", ha explicado Zapata.

Proyecto Mersade

El proyecto nació como consecuencia de la tecnología de estabilización y encapsulado del mercurio desarrollada por Mayasa a escala de laboratorio en el proyecto Mersade, puesto en marcha por la empresa en colaboración con el CIEMAT-CSIC y la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), como respuesta al reglamento comunitario sobre el mercurio.

Esta tecnología presenta "importantes ventajas competitivas" sobre otras técnicas que se desarrollan en Europa al ser la única que solidifica el producto final, según explicó la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), cuando anunció la construcción de esta planta en Almadén.

Hay que recordar que el reglamento europeo prohíbe el almacenamiento temporal de mercurio líquido a partir de 2023.

Mayasa tiene previsto presentar este proyecto a toda la población de Almadén para dar a conocer los detalles de la construcción de esta planta a finales de febrero.

COMPARTIR:
TAGS: