Emprendedor.es

El periódico de economía de Castilla-La Mancha


BOE Info concurso

SE OPONEN A LA CALIFICACIÓN DE NUTRISCORE

El sector del aceite de oliva se opone al nuevo etiquetado y pide una reunión con el Gobierno

La Junta Directiva de la Organización Interprofesional del Aceite de Oliva Español se ha dirigido al ministro de Consumo, Alberto Garzón, para solicitar, con carácter urgente, una reunión en la que abordar la calificación que da a los aceites de oliva el sistema de etiquetado nutricional voluntario que se pretende implantar en España.

Según han informado en nota de prensa, la carta advierte que los beneficios para la salud de los aceites de oliva “quedan claramente enmascarados en el sistema de etiquetado nutricional voluntario que el Gobierno de España tiene la intención de implantar en nuestro país”. Asimismo, la misiva cuestiona algunos de los argumentos que ciertos sectores están manejando para defender el NutriScore: “El algoritmo de cálculo se modificó para dar un tratamiento más benigno a los aceites de oliva. No obstante, esa adaptación no ha acabado con el problema. El consumidor verá que a un aceite de oliva virgen extra se le asigna la categoría “C” y el color amarillo. Y ese es un mensaje de “alerta en cuanto al consumo del producto”.

"Nos tememos que muchos consumidores lo asumirán como una advertencia para limitar su consumo. Y de poco servirá que los expertos subrayen que no se pueden comparar alimentos de distintas categorías que comparten una misma posición en la tabla, ni que la referencia en dicho sistema de etiquetado frontal es en base a 100ml (más del doble de la ingesta media diaria en nuestro país). La percepción final será que el aceite de oliva que compremos tiene la misma puntuación que alimentos que identificamos como incompatibles con una dieta sana”, han señalado.

Según han indicado, se da así la circunstancia de que "un etiquetado, nacido para orientar al consumidor sobre cómo lograr una alimentación más saludable, perpetúa clichés que ya creíamos superados sobre las grasas como una amenaza para nuestra salud". Es por ello que el sector exige que cualquier etiquetado de este tipo "debe diferenciar claramente lo que es sano de lo que no lo es y, sobre todo, teniendo en consideración que ninguna persona abusaría del consumo de aceites de oliva pensando que son milagrosos".

El presidente de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, Pedro Barato, advierte que el sector, en ningún caso, se posiciona contra iniciativas que sirvan para informar y educar al consumidor sobre cómo llevar una alimentación sana. “Muy al contrario. Somos conscientes que cualquier recomendación, realizada desde el rigor científico, otorgará un papel fundamental a los aceites de oliva como principal aportación de grasa en una dieta equilibrada. Además, me pregunto, ¿qué mensaje estamos lanzando a los nuevos consumidores de nuestros aceites en el mundo, si nosotros mismos no somos capaces de valorar los beneficios saludables que la ciencia ha descrito en los últimos años? Es un contrasentido”.

La Interprofesional, una organización sin ánimo de lucro, agrupa a todas las entidades representativas del sector del aceite de oliva español, que tiene como principal objetivo la promoción del producto en todo el mundo. A través de su marca de promoción, Aceites de Oliva de España, lleva una década desarrollando campañas de promoción para acercar el producto a consumidores de los cinco continentes. Campañas que están trabajando fundamentalmente en la identificación del origen España, como líder indiscutible en calidad y cantidad de aceites de oliva producidos y comercializados.

Compartir