15 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

EL PRÓXIMO 21 DE MAYO

Huelga en las guarderías privadas de Castilla-La Mancha contra la precariedad

Unas 3.000 personas, casi todas mujeres, que trabajan en los en torno a 400 escuelas infantiles privadas que hay en Castilla-La Mancha, están llamadas a participar en la huelga que ha convocado CCOO el próximo 21 de mayo en el primer ciclo de Educación Infantil de los centros privados.

La huelga, que tiene un carácter estatal, tiene como finalidad frenar la firma del convenio colectivo del sector, prevista para el 22 de mayo y reclamar "unas condiciones laborales dignas del siglo XXI", ya que el acuerdo que se pretende firmar "perpetúa la precariedad y los salarios bajos", según ha indicado este domingo en una nota de prensa Comisiones Obreras.

El responsable del sector privado de CCOO-Enseñanza de Castilla-La Mancha, Antonio Romero, ha justificado la convocatoria de huelga porque, según ha dicho, "tras más de siete años de congelación salarial y dos de negociación, la pretensión patronal es firmar el próximo 22 de mayo un nuevo convenio que implicaría la perpetuación de la precariedad y de los bajos salarios en el sector".

Romero ha detallado que el nuevo convenio "no incluiría ni una sola mejora laboral y fija un salario mensual de 930 euros para las educadoras; incumpliendo de manera flagrante el Acuerdo Estatal de Negociación Colectiv (AENC) que establece que ningún convenio estará por debajo de los 1.000 euros en 2020, y no incluiría ni una sola mejora para las trabajadoras".

A su juicio, la pretensión patronal "es indignante y vergonzosa" y pone de manifiesto "su más absoluto ninguneo a la encomiable labor de los colectivos que trabajan en las escuelas infantiles privadas" que cobrarán cerca de 600 euros mensuales menos que las educadoras de los centros públicos de Educación Infantil en Castilla-La Mancha, si el convenio se firma en sus términos actuales.

CCOO, sindicato mayoritario en el sector, "rechaza radicalmente un convenio colectivo que mantiene unas retribuciones muy por debajo de la formación y la responsabilidad de estas profesionales", ha manifestado Romero.

En este sentido, ha apuntado que casi todas las personas afectadas en Castilla-La Mancha son mujeres, la mayoría con contratos a tiempo parcial, "que junto a los bajos salarios definen tanto en la región como en el resto de España las condiciones laborales de un sector en el que los centros de trabajo raramente cuentan con una decena de trabajadores".

Por ello, CCOO exige el cumplimiento del AENC y el reconocimiento salarial y laboral de la cualificación, la formación y la responsabilidad de las trabajadoras del primer ciclo de Infantil, y de la dimensión educativa de la tarea que realizan".

COMPARTIR: