Emprendedor.es

El periódico de economía de Castilla-La Mancha


BOE Info concurso

PIDEN LA REDUCCIÓN DEL IVA AL 10 POR CIENTO

Las peluquerías de Castilla-La Mancha, con el agua al cuello: más de 5.000 empleos en juego

Unas cincuenta personas se han concentrado este mediodía en la capital regional para pedir al Gobierno que, en los próximos Presupuestos Generales del Estado, contemplen un IVA reducido para el sector de peluquerías, con el fin de salvaguardar el empleo de 5.000 trabajadores en Castilla-La Mancha, de ellos 1.200 en la provincia de Toledo.

Detrás de una gran pancarta, en la que se podía leer "SOS Peluquería, IVA al 10 % ya", el presidente de la Federación de Peluqueros y Centros de Belleza de Castilla-La Mancha, Andrés Ronco, ha señalado que a las pérdidas que viene sufriendo el sector desde 2012, cuando el entonces Gobierno de Mariano Rajoy decidió excluirlo de la recuperación del IVA reducido, se suman ahora los efectos de la pandemia del coronavirus, con lo que las peluquerías, a las que se ha referido como "un servicio esencial", están abocadas "a la ruina".

Así, ha destacado que en Castilla-La Mancha hay 3.600 salones de peluquería y estética, que emplean a 12.000 trabajadores, el 80 por ciento de ellos mujeres, y con la situación actual pueden verse abocados al cierre 1.512 salones y, con ello, desaparecer 5.040 empleos.

En cuanto a la provincia de Toledo, de los 1.220 salones que había antes de la pandemia, se está perdiendo un 30 por ciento y los trabajadores en peligro ascienden a 1.200.

En opinión del responsable de la Federación de Peluquería y Centros de Belleza de Castilla-La Mancha, la rebaja del IVA a un 10 por ciento podría contribuir a paliar esta crítica situación, dado que se estima que con las pérdidas sufridas por el sector en los últimos 8 años más los originados por la crisis del coronavirus, el Gobierno recaudaría menos en impuestos que si baja el IVA al 10 por ciento, "porque de este modo se mantendrían los salones y los puestos de trabajo".

Ha subrayado también que, a nivel nacional, cada mes se pierden 200 millones de euros en facturación, lo que pone en peligro a un total de 20.000 peluquerías y puede implicar la pérdida de 47.000 empleos.

Dicho esto, ha pedido que el Gobierno, en sus Presupuestos Generales del Estado para el próximo año, incluya la bajada del IVA al 10 por ciento, de la que se ha privado al sector, mientras que todos los demás sectores a los que se les subió en 2012 sí han recuperado el tipo reducido.

Para conseguir este objetivo, Ronco ha señalado que la 'Alianza por la bajada del IVA al 10 % a las peluquerías' va a recorrer todo el territorio nacional y ha concretado que las próximas movilizaciones tendrán lugar el próximo 19 de octubre, en las capitales de las cuatro provincias catalanas y , convoca una concentración silenciosa y estática para reclamar un IVA reducido para el sector.

Recibidos por el delegado del Gobierno

Tras la concentración en Toledo, que ha tenido lugar en la céntrica Plaza de Zocodover, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, ha recibido a una delegación de la Federación Regional de Empresarios de Peluquerías y Centros de Estética encabezada por su presidente, para escuchar las demandas del sector.

Según ha informado la Delegación del Gobierno en un comunicado, Tierraseca les ha trasladado los acuerdos aprobados este martes en Consejo de Ministros y ha hecho hincapié en los “beneficios que va a seguir suponiendo para el mantenimiento del empleo y la continuidad de la actividad económica de Castilla-La Mancha” la prórroga de los ERTE hasta el 31 de enero.

El delegado del Gobierno también ha expuesto a la delegación empresarial las novedades de este acuerdo, como la posibilidad de pedir que se consideren ERTE por fuerza mayor los de negocios que hayan visto limitada o impedida su actividad como consecuencia de las medidas adoptadas para paliar los efectos de la crisis sanitaria.

Asimismo les ha trasladado la preocupación del Gobierno por el colectivo de los autónomos, régimen en el que se encuentran la mayor parte de empresarios y trabajadores de este sector, y ha incidido en la importancia de que las personas afectadas por un ERTE van a mantener “el contador a cero” y de que se haya fijado un nuevo periodo de seis meses de salvaguarda del empleo para las empresas que se acojan a un nuevo ERTE exonerado.

Compartir