10 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

UN 2,4 POR CIENTO MÁS QUE EL AÑO ANTERIOR PERO SIN LLEGAR A LA MEDIA ESPAÑOLA

Adecco prevé que se realicen cerca de 5.280 contratos en Semana Santa en Castilla-La Mancha

Los últimos datos de paro en nuestro país continúan siendo positivos y señalan, un mes más, una tendencia al alza en el empleo. Durante el mes de febrero 1 se han contabilizado 18.363.514 personas ocupadas y la afiliación media ha crecido en 81.483 personas con respecto al mes anterior, según los datos que dio a conocer el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Los próximos meses se prevén también positivos, especialmente con la llegada de la Semana Santa, con la que dará comienzo una nueva campaña de contratación, aunque se espera que no sea tan potente como la de años anteriores en términos de incrementos interanuales debido, en parte, al mayor refuerzo de las plantillas en los últimos años, que hacen que no se necesiten tantas contrataciones adicionales.

En esta línea, la empresa de recursos humanos Adecco, estima que se realizarán más de 159.400 contratos en la próxima Semana Santa en todo el país, lo que supone un incremento interanual del 4,2 %. En el caso de Castilla-La Mancha, el incremento esperado es mucho menor, pues se estima que las contrataciones crezcan un 2,4 %, rondando los 5.280 empleos. Aunque en cada provincia de la región la campaña será de una manera distinta. Por ejemplo, Guadalajara liderará la contratación con la firma de más de 2.500 contratos, que suponen un avance de un 3 % interanual y más de la mitad del empleo que se genere en la autonomía. Toledo también tendrá una buena campaña con un incremento de un 2,5 % que se traducirá en 1.260 contratos. Un 2 % crecerá Cuenca (no alcanzará los 450 contratos) y en las provincias de Albacete y Ciudad Real los incrementos interanuales serán de un 1 % en cada una (casi 800 contratos en el caso albaceteño y algo más de 265 para el ciudarrealeño).

Lo cierto es que existen regiones que, por su componente claramente turístico, generarán una cifra muy elevada de contratos con un incremento superior a esta media, gracias en parte al aumento del turismo tanto nacional como internacional. Otras, en cambio, con mayor generación de riqueza en el sector industrial y/o agrario, tendrán menos impacto en sus contrataciones con esta campaña, como es el caso de la autonomía castellano-manchega.

Los sectores que más empleo demandarán esta Semana Santa son los vinculados al turismo. Por este motivo, la contratación se incrementará de forma más notable en el sector de la hostelería y la restauración, alrededor de un 9 %, y en el sector aeroportuario, un 8 %. Los perfiles más demandados son aquellos que sirven para cubrir las necesidades que exigen los sectores de la hostelería y el turismo. En esta línea, destacan los cocineros, los ayudantes de cocina, los camareros o los camareros de piso. En otros sectores, son los perfiles de dependientes, comerciales, azafatos de tierra o teleoperadores los que marcan la contratación de esta temporada.

Desde hace unos años, el perfil del demandante de empleo ha dejado de ser casi exclusivo de jóvenes estudiantes que aprovechaban las vacaciones para conseguir un dinero extra. Ahora este colectivo ha quedado desplazado por otros debido a la todavía elevada tasa de desempleo que ha generado la situación económica de España. Así, los consultores de selección de Adecco han detectado una gran heterogeneidad en el perfil de los demandantes de empleo en campañas puntuales como la de Semana Santa que, en la mayoría de los casos, comparten su situación de parados. Por eso, además de los estudiantes, se suman amas de casa, parados de larga duración, jóvenes con formación académica media o alta y jóvenes no cualificados.

Como consecuencia de un turismo cada vez más internacional, los trabajadores con conocimientos de idiomas serán los más demandados por las compañías en esta campaña. Es el caso del sector turístico, donde el dominio de la lengua inglesa ya no es suficiente garantía para encontrar empleo, pues cada vez es más común el requisito de un segundo o tercer idioma (generalmente el alemán, el chino o el ruso), para atender la afluencia de visitantes procedentes de estos países, cada vez más frecuente en nuestro país.

COMPARTIR: