REUNIÓN EN BRUSELAS

Page lidera al sector del vino europeo con un objetivo prioritario: mantener las ayudas de la PAC

El presidente de Castilla-La Mancha y presidente de la Asamblea de las Regiones Europeas Vitivinícolas (AREV), Emiliano García-Page, va a trasladar a los organismos europeos la posición común adoptada en el seno de esta organización vitivinícola para que se mantenga la asignación presupuestaria global de la Política Agraria Común (PAC) de cara a las negociaciones del nuevo periodo 2021-2027.

Así lo ha propuesto este martes en Bruselas a los integrantes de la AREV, durante la International Bureau de la Asamblea de las Regiones Europeas Vitivinícolas, en la que ha estado acompañado por el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, y que ha contado con el apoyo por unanimidad de sus miembros debido a la relevancia que tiene mantener la asignación presupuestaria de esta política para el sector, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Una vez que se despejen las incógnitas de la salida de Reino Unido de la Unión Europea y ante la aprobación del marco financiero para los próximos años, ha recordado, se comenzará a abrir el escenario de la nueva PAC.

Así, este posicionamiento común impulsado por el Gobierno regional, que desde hace más de un año ostenta la Presidencia de este organismo, se va a trasladar tanto a la Comisión como al Consejo y al propio Parlamento Europeo, para que se mantenga "al menos el presupuesto que se ha tenido hasta ahora".

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural lo ha comunicado en declaraciones a los medios de comunicación, donde ha resaltado que el sector vitivinícola cuenta con un programa de apoyo dentro de esta política comunitaria y "queremos que se mantenga en la futura PAC", algo que se va a demandar desde la AREV, tal y como se ha hecho desde Castilla-La Mancha.

Martínez Arroyo ha destacado que la Asamblea de las Regiones Europeas está "recuperando su fuerza" y "lo hace de la mano del presidente de Castilla-La Mancha", consiguiendo de esta manera, desde que Emiliano García-Page ocupa la Presidencia, que "sea una herramienta útil del sector vitivinícola", en un órgano donde incluso los propios viticultores tienen voz propia a través de sus organizaciones y se defienden los intereses del sector y de las regiones que la componen.

En esta reunión, además, se ha hablado del etiquetado de las botellas de vino, un aspecto importante sobre el que ya se está trabajando desde la AREV y también desde Castilla-La Mancha de la mano de la Organización Internacional del Vino, y sobre lo que ayer mismo habló el propio Emiliano García-Page con su nuevo director general, Pau Roca, a quien se le ha trasladado la importancia de que el etiquetado esté "bien regulado a nivel europeo".

Nuevo récord en facturación

Además, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural se ha referido a los buenos datos del sector vitivinícola en la región. Un mes más, y ya van dieciocho, Castilla-La Mancha vuelve a batir el récord de facturación en la exportación de productos vitivinícolas (vino, mosto y subproductos), alcanzando los 897 millones de euros en el dato interanual del 1 de octubre de 2017 al 30 de septiembre de 2018, un 11 % más que en el mismo periodo anterior.

De esta forma, Martínez Arroyo ha destacado los incrementos de la facturación a Dinamarca, con un crecimiento espectacular del 46 %; Japón, con el 15 %; y Canadá, donde la subida se ha situado en este periodo interanual en un 11 %.

En cuanto a las exportaciones exclusivamente de vino, en el pasado mes de septiembre, fecha del último dato conocido, el valor unitario medio en euros/litro alcanza la cifra "más alta de la historia de la región", 0,78 euros por litro, un 44 % más que en 2017, ha finalizado.

COMPARTIR: