13 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

MIENTRAS MEJORA SU ESTABILIDAD Y SOLIDEZ FINANCIERA

Eurocaja Rural cerró 2018 con 24,4 millones de beneficio, 28.000 nuevos clientes y 23 oficinas más

Javier López (i) y Víctor Manuel Martín (d), presidente y director general de Eurocaja Rural
Javier López (i) y Víctor Manuel Martín (d), presidente y director general de Eurocaja Rural

Eurocaja Rural cerró 2018 con 24,4 millones de beneficio, 28.000 nuevos clientes y 23 oficinas más. Son algunos de los datos más destacados que han presentado este martes el presidente y el director general de la cooperativa de crédito castellano-manchega, Javier López y Víctor Manuel Martín, respectivamente. Ambos han hecho balance del pasado ejercicio en la sede central de la entidad en Toledo, donde han resaltado "la excelente salud financiera" y la "eficiencia" del modelo de negocio de Eurocaja Rural. "Su firme posición de capital, muy por encima de los requerimientos regulatorios; su baja morosidad, referente a nivel nacional de las mejores prácticas sectoriales en la gestión del riesgo de crédito; o su crecimiento previsible y sostenible derivado de su gestión prudente, dotación a provisiones y beneficios contenidos, suponen una excepción dentro de un sector marcado por la inestabilidad y la volatilidad", ha señalado la compañía mediante una nota de prensa.

Eurocaja Rural obtuvo durante 2018 unos beneficios después de impuestos de 24,4 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 4,86 % con respecto al ejercicio 2017. Además la inversión crediticia bruta se incrementó un 6,82 %, hasta los 3.605 millones de euros. El pasado año se concedieron 18.009 operaciones por, aproximadamente, 1.000 millones de euros. "Actuamos como un auténtico agente financiador, canalizando los ahorros en inversión productiva", ha explicado el director general, que ha destacado el notable incremento experimentado por el crédito hipotecario.

Pese a los datos anteriores, "Eurocaja Rural muestra una enorme fortaleza en los indicadores de riesgo", con una tasa de mora que desciende al 2,59 % y una tasa de cobertura que se sitúa en el 124,37 %, consolidándose la institución como "una referencia a nivel nacional de las mejores prácticas sectoriales en la gestión del riesgo de crédito". Según la compañía, "estos datos son claramente mejores que la media del sector, el cual presentaba, a 31 de diciembre, un ratio de dudosos medio del 5,82 % y un ratio de cobertura del 59,55 %".

La liquidez disponible de la entidad alcanzaba los 2.098 millones de euros al finalizar el año 2018 y "tiene su base fundamental en la cifra de recursos gestionados de clientes, que registró un saldo de 5.548 millones de euros, con una evolución positiva de 256 millones de euros".

Eurocaja Rural ha cerrado el ejercicio 2018 con 7.782 millones de euros de balance, con un incremento de 404 millones de euros, "manteniéndose sólidamente como la tercera Caja Rural del país". Todo ello pese a trabajar en un "entorno financiero tremendamente complicado". Así, Martín López ha denunciado la "inseguridad jurídica" que ha padecido el sector durante los últimos años, ha pronosticado que los tipos de interés seguirán siendo "históricamente bajos" al menos durante el presente ejercicio y ha puesto el acento en la "desaceleración económica" de la economía europea desde los últimos meses de 2018.

Crecimiento de clientes y apertura de oficinas

Los clientes siguen confiando en Eurocaja Rural. Así, la entidad incrementó sumó más de 28.000 durante 2018, hasta alcanzar los 440.000 al cierre del ejercicio. La entidad también ha logrado aumentar la vinculación de los mismos, generando relaciones "duraderas y estables" que se traducen en casi 14 años de permanencia en la entidad, el doble que la media del sector. "Somos una entidad de personas y no de territorios. El cliente es nuestro centro. Tenemos el diferencial de la humanidad", ha indicado el director general, que ha asegurado que es "un orgullo" para él haber sumado 49 nuevos empleados a la compañía durante el pasado año.

Por otra parte, la red de servicios de la entidad durante 2018 ha experimentado una evolución positiva de 23 oficinas, hasta alcanzar las 404, "fortaleciendo su presencia tanto en los territorios tradicionales como en las comunidades autónomas de Valencia y Madrid, desde donde los 1.084 excelentes profesionales del Grupo Económico Eurocaja Rural se han ganado la confianza de los más de 440.000 clientes con los que la entidad tiene establecidas relaciones comerciales al cierre del ejercicio".

Víctor Manuel Martín ha reconocido que están estudiando dar el salto a otras comunidades autónomas más allá de su presencia en Castilla-La Mancha, Castilla y León (cuenta con oficinas en Ávila), Madrid y Comunidad Valenciana. "Pero estamos más centrados en las que trabajamos actualmente. En Madrid haremos especial hincapié en la parte norte y también en la capital, y sobre todo en el Levante es donde volcaremos nuestro trabajo", ha aseverado.

A preguntas de los periodistas, ha asegurado que la entidad que dirige no tiene "ninguna necesidad de operaciones corporativas" orientadas a fusionarse con otras marcas, si bien no ha cerrado la puerta a estudiar esta opción en el futuro "siempre y cuando sea algo bueno para socios, clientes y empleados". "Nosotros preferimos un crecimiento orgánico. La caja está muy bien, hemos crecido en empleados, en oficinas, en resultados. Pero si viene una oportunidad la evaluaremos. Si esa circunstancia es buena, hablaremos con quien sea", ha enfatizado.

En palabras del director general de Eurocaja Rural, Víctor Manuel Martín, la evolución de la cuenta de resultados "ha venido marcada por la mejora y consolidación de los ingresos recurrentes y en el uso eficiente de los recursos disponibles y, por tanto, en la optimización de costes de explotación". "El buen comportamiento de los primeros y la contención de los segundos explican la generación de un margen neto de 47,4 millones de euros", ha añadido. De la misma manera, ha destacado que estos ingresos recurrentes activaron la generación del margen bruto hasta una "cifra récord" de 117,8 millones de euros, destacando en el mismo el margen de intereses, que supuso 85,1 millones de euros, y las comisiones netas, por importe de 32,9 millones de euros.

En términos de solvencia, Eurocaja Rural mantiene una "firme y sólida posición de capital", muy por encima de los requerimientos regulatorios. El cierre de año registra unos consistentes ratios de capital total y CET1, ambos coincidentes, del 17,05 %. Estos indicadores son "fiel reflejo del excelente estado de salud y del bajo perfil de riesgo de la entidad". Durante el ejercicio 2018 Eurocaja Rural generó 21,4 millones de euros de capital mediante crecimiento orgánico. En este sentido, el director general ha apuntado que “la estrategia de Eurocaja Rural se apoya en una más que prudente política de dotación a provisiones; un beneficio contenido; una solvencia indiscutible y adaptada a cualquier escenario de riesgo; una de las morosidades más bajas del sistema financiero español y una prestación de servicios de extraordinaria calidad y sumamente competitivos". "Somos una entidad previsible estable, transparente, robusta, de cimientos muy sólidos y con una gran salud económica, que ha soportado con holgura todas las fases de esta prolongada crisis económica. Y así se reconoce por nuestros clientes, que cada vez más, depositan en nosotros su confianza”, ha finalizado.

En palabras del director general, “Eurocaja Rural continuará en los próximos años con su paso firme y contundente, generando riqueza económica en nuestra área de influencia, ofreciendo oportunidades de desarrollo a sus profesionales actuales y futuros, y contribuyendo a mejorar su posición de solvencia y seguridad en beneficio de sus socios y clientes”. Como parte de la estrategia de futuro, ha destacado el acuerdo alcanzado con Minsait (Grupo Indra) que "supondrá una profunda transformación de la tecnología sobre la que se basa la operativa diaria de la entidad, con un nuevo transaccional financiero bancario". Así, durante 2018, Eurocaja Rural ha alcanzado un hito en la digitalización de su negocio. A cierre de año, más de la mitad de sus clientes eran usuarios de los canales digitales para relacionarse con la Caja.

Labor social de la Fundación Eurocaja Rural

Por su parte, el presidente de Eurocaja Rural y de su Fundación, Javier López Martín, ha ofrecido datos sobre la contribución que la entidad está efectuando tanto en la vertiente social -con iniciativas dirigidas a entidades y personas del ámbito de la discapacidad, lucha contra la pobreza o la exclusión social-, como de apoyo al colectivo empresarial a través de programas de formación, transformación digital o fomento del talento y el emprendimiento.

En este sentido, ha subrayado que “en 2018, con motivo del cambio en nuestra denominación social, hemos alcanzado los 8.349 beneficiarios directos, llevando el ‘Ruralismo’ y los valores implícitos que atesora como cercanía, humanidad, personalidad, confianza, innovación, compromiso, solidez, seguridad, tranquilidad, transparencia o futuro a todos los rincones de nuestro ámbito de actuación. De eso estamos también tremendamente orgullosos, porque habla de nuestra función y vocación como cooperativa de crédito implicada en la dinamización del territorio, también del entorno rural”. De hecho, ha dejado claro que “uno de los objetivos primordiales de la Entidad, desde su constitución, ha sido generar y potenciar riqueza en el entorno rural, fijar población y mantener esos municipios vivos, sobre la base de la contribución a la excelencia de sus productos y servicios”.

López Martín también ha querido incidir en la estrecha relación que la Eurocaja Rural mantiene con el sector cooperativo, al que ha reconocido "un papel importante como generadores de riqueza del territorio" y al que ha dicho ofrecer, además de financiación, "un servicio de primerísima calidad, asesoramiento a sus profesionales y, en definitiva, un trato directo y personalizado”.

COMPARTIR: