14 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

EN PIEDRABUENA (CIUDAD REAL)

Piden revocar la protección de un volcán de Castilla-La Mancha para instalar una planta fotovoltaica

El Ayuntamiento de Piedrabuena (Ciudad Real) ha pedido al Gobierno de Castilla-La Mancha que se revoque la protección del entorno del volcán de la Arzollosa, para poder instalar en su entorno una planta solar fotovoltaica.

Según ha explicado este lunes el Ayuntamiento de Piedrabuena en un comunicado, el acuerdo firmado en el año 2009, hace incompatible el uso del terreno para la instalación de plantas de producción de energía eléctrica.

El alcalde de Piedrabuena, José Luis Cabezas, ha trasladado esta petición al delegado provincial de la Consejería de Desarrollo Sostenible, Fausto Marín, con quien ha mantenido recientemente una reunión de trabajo.

En la reunión, Cabezas explicó a Marín que Consistorio considera que "en un momento como éste, de máxima concienciación medioambiental, ese espacio es perfecto para instalar una planta fotovoltaica, al ser una zona estratégica de gran exposición solar y también estar muy cerca de las zona lugares de evacuación de energía eléctrica".

Asimismo, el regidor ha trasladado al delegado de Desarrollo Sostenible la intención del Ayuntamiento de mejorar el espacio de recreo y descanso de La Tabla de la Yedra, en el río Bullaque, procediendo a una nivelación del terreno y a instalar un sistema de riego que permita disponer de una pradera natural y fresca en aquel espacio.

Cabezas ha planteado el estudio de la cesión del uso de las instalaciones de esta zona verde al Ayuntamiento mediante un convenio, siempre que el Gobierno colabore con el Consistorio en las citadas mejoras.

Por otra parte, el alcalde de Piedrabuena, acompañado por varios concejales de su equipo de gobierno se ha reunido con el delegado provincial de la Consejería de Educación, José Caro, al que le ha solicitado poder implantar en el municipio una escuela infantil.

Se trata de un proyecto que el Ayuntamiento ya tenía en desarrollo en 2009, para el que se firmó un convenio en 2011 con el Gobierno de Castilla-La Mancha, presidido en aquel momento por José María Barreda, con un presupuesto de más de 700.000 euros, un 85 de los cuales era aportado por el Gobierno regional y el 15 % por el Consistorio de Piedrabuena, ha señalado Cabezas.

El regidor ha añadido que "fue uno de los proyectos paralizados durante el mandato de María Dolores de Cospedal en la región y que, aunque se reclamó y se presentó un acuerdo de pleno para evitar la paralización del convenio, no fue posible recuperarlo". 

COMPARTIR: