NIEGA QUE TENGAN MOTIVACIÓN SINDICAL

La tomellosera Anro se defiende de las acusaciones sobre los últimos despidos

La empresa Industrias Metálicas Anro de Tomelloso (Ciudad Real) ha rechazado las afirmaciones de CCOO en las que les acusa de haber despedido a trabajadores por "motivos sindicales". 

En un comunicado, Anro ha destacado su "firme compromiso con la generación y el mantenimiento del empleo en Tomelloso y con Castilla-La Mancha", a lo largo de su más de medio siglo de trayectoria empresarial.

También ha recordado que, incluso en "los más graves momentos de la crisis de la construcción", sus socios decidieron no recurrir a ninguna medida de ajuste en su plantilla, "capitalizando adecuadamente la empresa". 

Anro ha subrayado que, lamentablemente, la crisis ha motivado que muchas empresas del sector se reestructuren y aumenten su productividad, y en un contexto duramente competitivo a nivel internacional la empresa tiene que adoptar las medidas que le permitan permanecer en el mercado, en el que hay que competir diariamente.

Medida menos traumática

Por ello, ha considerado como medida menos traumática para la empresa en su conjunto," elaborar un plan de productividad con el mínimo número de despidos, siempre basados en causas objetivas y argumentadas, exponiendo las causas y abonando la indemnización que legalmente corresponde a los afectados". 

Asimismo, Anro ha aclarado que ninguno de los trabajadores despedidos es representante sindical, ya que está prevista la celebración de elecciones sindicales con la participación también del sindicato UGT, y sin que ello tenga ninguna incidencia ni vinculación con el problema de sobredimensionamiento de la plantilla. 

La mayoría de la plantilla está muy comprometida con el futuro de factoría y es consciente de que "aumentar la competitividad es una necesidad para mantener la actividad y el empleo en la empresa, con la ilusión de seguir siendo un referente en Castilla-La Mancha, España y Europa", ha dicho la dirección de Anro.

COMPARTIR: