CAIXABANK

Rechazo sindical a la restructuración bancaria que se llevará por delante 17 oficinas y 63 empleos en CLM

El sindicato CCOO ha mostrado su rechazo a la pretensión de Caixabank de reestructurar la entidad con "medidas traumáticas", que supondrían el cierre de 17 oficinas --siete en Albacete, cuatro en Toledo y dos en Ciudad Real, Cuenca y Guadalajara-- y suprimir 63 empleos (25 en Guadalajara, once en Toledo, diez en Albacete y Ciudad Real y siete en Cuenca--.

De este modo ha reaccionado el sindicato después de que la dirección de Caixabank plantease este jueves en la mesa de negociación un total de 2.157 despidos, de los cuales 1.913 serían en la plantilla de la red de oficinas. El plan presentado incluye también el cierre de 793 oficinas y la ampliación del número de 'oficinas store' hasta 700. También quieren modificar el horario para todas las oficinas, incluyendo dos tardes de apertura, los martes y jueves, del 15 se septiembre al 30 de junio.

Por otro lado, plantean establecer un horario flexible a los gestores, con 100 tardes, y ampliar la movilidad geográfica al ámbito provincial. También cambiaría la clasificación de oficinas, eliminando subdirectores y segundos responsables en oficinas de menos de cuatro empleados, ampliando el periodo de consolidación de categoría y modificando las variables para determinar esta.

Ante todo esto, y por medio de un comunicado, CCOO cree que la propuesta de Caixabank "no busca sino llevar al límite la negociación para conseguir aplicar de forma unilateral estas medidas forzosas, tal y como prevé el procedimiento en caso de no llegar a un acuerdo".

La próxima reunión está prevista para el 24 de enero, en la que el sindicato seguirá exigiendo la retirada de estos artículos para poder empezar a negociar, "de buena fe, una reestructuración no traumática para la plantilla".

Reducir las cifras

Sobre este asunto, la secretaria de Acción Sindical y Formación Sindical de CCOO se ha mostrado confiada este viernes en que el número de trabajadores afectados por ese recorte de plantilla sea menor que el que la entidad bancaria ha puesto sobre la mesa.

"Esperamos que esas cifras que se han planteado sean negociadas con los sindicatos y que los trabajadores afectados sean menos", ha dicho Vidal preguntada por esta cuestión durante la rueda de prensa que ha ofrecido en Toledo, donde ha lamentado que el objetivo de estas empresas "nunca son claros" y quizá los despidos "respondan a otras cosas".

UGT pide su retirada

Por su parte, la sección sindical de Caixabank en Castilla-La Mancha, perteneciente a la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo, ha pedido la retirada de las medidas que Caixabank ha dado a conocer con motivo del ERE por ser "completamente inadecuadas, desproporcionadas y crueles".

Dichas medidas, ha informado en nota de prensa el sindicato, contemplan el cierre de 17 oficinas en Castilla-La Mancha y el despido de 63 trabajadores, pero también varias modificaciones sustanciales en las condiciones de trabajo para los que permanecerán en su puesto.

Estas modificaciones van desde la apertura de más tardes a la semana y el aumento de más oficinas y centros con horario singular hasta el mantenimiento de oficinas rurales "solo si se logra abaratarlas y ampliar la movilidad geográfica".

UGT tacha estas medidas de "crueles" y señala que los datos aportados por la consultora externa son "contradictorios" con los reflejados en el Plan Estratégico: "No puede ser que ante los inversores y accionistas se diga que somos los mejores y que pagaremos más dividendos mientras que a los trabajadores se les dice justo lo contrario y se les pretende pagar menos en las nóminas", ha indicado el sindicato.

COMPARTIR: