Emprendedor.es

El periódico de economía de Castilla-La Mancha


BOE Info concurso

INDIGNACIÓN DEL SECTOR POR LO PRECIPITADO DE LA DECISIÓN

Prohíben consumir en el interior de los bares y restaurantes de 4 pueblos toledanos

La Unión de Profesionales y Autónomos (UPTA) de Castilla-La Mancha, ha advertido que las medidas especiales por la incidencia de la COVID que se han decretado para Ugena, Illescas, Seseña y Yuncos, en la comarca de la Sagra de Toledo, suponen un "rejón de muerte" para la hostelería en la zona, ya que solo se permite el servicio en las terrazas de bares y restaurantes con su aforo al 50 % del máximo que tuvieran establecido previamente, quedando prohibido el consumo en el interior de los mismos. Las cuatro localidades afectadas son limítrofes con Madrid o se encuentran a escasos kilómetros de dicha Comunidad, que este viernes anunció medidas de semi confinamiento.

En una nota de prensa, UPTA ha aseverado que la medida adoptada por la Consejería de Sanidad de prohibir la entrada en los bares y restaurantes en estos municipios "supondrá la pérdida de miles de puestos de trabajo, así como la ruina del sector hostelero".

"No podemos entender la obcecación con este colectivo cuando la mayoría de los positivos en covid vienen de botellones, y de reuniones y celebraciones familiares, en las que no se respetan ni las medidas de distancia social ni el número máximo de personas por reunión", ha aseverado la organización de autónomos.

Asimismo, ha indicado que UPTA, "adelantándose a la situación desastrosa que estas y otras medidas pueden ocasionar en los autónomos castellano-manchegos", ya se ha reunido con el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, y ha solicitado la vuelta a la prestación extraordinaria por cese de actividad "para todos aquellos autónomos cuyas actividades se vean afectadas por las medidas extraordinarias frente al Covid".

En este sentido, el secretario general de UPTA Castilla-La Mancha, César García, ha destacado que "una vez más, las asociaciones de autónomos demostramos que conocemos bien al colectivo y que sabemos lo que necesitan, pero no somos nosotros quienes podemos dárselo".

También ha recordado que UPTA de Castilla-La Mancha lleva pidiendo al Gobierno regional que adopte medidas para evitar estas situaciones desee el inicio de la pandemia, aunque ha criticado que "lamentablemente no se han considerado ni mucho menos se han puesto en marcha".

García ha indicado que, entre otras medidas, han planteado campañas de prevención de riesgos laborales frente a la COVID-19, líneas de financiación ágiles para hacer frente a las deudas, que se prorroguen los ERTE sin penalización al menos hasta el final de este año, un plan estratégico para salvar el ocio nocturno, líneas para fomentar herramientas digitales, pero "hasta ahora no hemos tenido respuesta alguna", ha lamentado.

El secretario regional de UPTA ha pedido la urgente la convocatoria de la Mesa del Autónomo de Castilla-La Mancha, para que el Gobierno autonómico "nos escuche y actúe" y ha considerado que el Plan Covid que se aprobó al inicio de la pandemia "debe ser flexible y adaptable a las circunstancias y no un catecismo que cumplir a rajatabla".

Y además, UPTA de Castilla-La Mancha ha demandado a los ayuntamientos "que exijan estas y otras posibles medidas de apoyo a los autónomos para salvar la economía de los municipios".

Cierre de locales sin terraza

Desde la Asociación de Hostelería de Toledo, ha denunciado que las nuevas medidas sanitarias se hayan tomado "sin previo aviso, de la noche a la mañana, del viernes para el sábado y sin publicar la resolución en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha". "En los cuatro municipios citados y, como fundamento de un empeoramiento de la situación epidemiológica, se ha prohibido el servicio interior en los establecimientos de hostelería y restauración, tanto en barra como en mesa, al tiempo que, se permite el servicio en terraza, pero limitada al 50% del aforo permitido", recuerdan.

La Asociación, además, señala que "estas medidas suponen de facto el cierre los bares, restaurantes y cafeterías que no dispongan de servicio de terraza durante los próximos 14 días, y obliga a la suspensión de todas aquellas bodas, comuniones y celebraciones que fueran a celebrarse en el interior de los establecimientos hosteleros". Además, se recorta al 75 % de su capacidad la contratación en hoteles, permitiendo el uso de sus zonas comunes al 50 %.

Desde la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Toledo (AHT) se señala que “no les importamos, no piensan en que los restaurantes tienen que cancelar todas las reservas que tengan para este mismo fin de semana, que los novios hayan de cancelar su boda, que los invitados se queden plantados con sus mejores galas. Les resulta indiferente que los hosteleros hayan hecho acopio de provisiones para el fin de semana y ahora se las tengan que comer".

Por todo ello, anuncian que la Asociación interpondrá recurso contra dichas medidas al considerar nula de pleno derecho las resoluciones que las acuerdan, al tiempo que solicitará la inmediata suspensión de las mismas, mientras se tramita el procedimiento.

Compartir