PAGO A PROVEEDORES

Tirón de orejas a la Junta por no cumplir el plazo legal con los autónomos

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha realizado un nuevo informe sobre los plazos de morosidad de las administraciones públicas con los autónomos a cierre del primer trimestre de 2019, que destaca que las tres administraciones --local, regional y nacional-- incumplen los periodos de pago legales que se establecen en 30 días. En Castilla-La Mancha, la Junta incumple la Ley al pagar en 43 días de media, mientras que todas las diputaciones provinciales pagan antes de los días que establece la Ley.

La media de los periodos de pago de las administraciones autonómicas y central en el primer trimestre de 2019 se fijan en 39 días y la media de la administración local duplica es periodo de pago establecido por ley y abona sus facturas en 60 días, según ha informado ATA en nota de prensa.

En el primer trimestre de 2019 los autónomos en Cantabria han tenido que esperar 90 días para cobrar sus facturas. Esta Comunidad Autónoma es la que más tarda de media en pagar a sus proveedores, triplicando el periodo que marca la ley.

La Comunidad Valenciana es la segunda que más tarda en pagar con 53 días de media, y en tercer lugar e incumpliendo los plazos que marca la Ley, las regiones de Murcia e Islas Baleares (49 días de media).

Aún por encima de lo que marca la Ley (30 días de plazo) esperan los proveedores de Extremadura (46 días de media), Cataluña y Castilla-La Mancha (43 días de media), La Rioja (42 días), Aragón (38 días) y Asturias (32 días).

Por debajo de 30 días están el resto de comunidades autónomas. Destacan por pronto pago (23 días de espera) Castilla y León, Galicia y Madrid.

El informe sobre la morosidad pública de ATA se fija también en los tiempos de demora de las diputaciones provinciales con los autónomos. A cierre de marzo de 2019, la Diputación de Teruel, destaca por su celeridad a la hora de pagar los trabajos realizados por los autónomos y lo hace en una media de 2 días, seguida por la Diputación de Toledo, que lo hace en una media de 5 días, en 8 días de media lo hace la de A Coruña y en algo más de una semana (10 días) lo hace la Diputación de Castellón.

El resto de diputaciones de Castilla-La Mancha también cumplen con los 30 días de pago que establece la actual Ley de Morosidad. Albacete paga a sus proveedores autónomos en una media de 29 días, en 28 lo hacen las diputaciones de Ciudad Real y Guadalajara y en 21 días, de media, la de Cuenta.

Desde ATA, también destacan aquellas localidades que mejor y peor pagan a sus proveedores dentro de los grandes municipios de España. Además, recuerdan que la administración local es la peor pagadora, ya que se demora de media dos meses (60 días) en pagar a sus proveedores autónomos.

Además, ésta es el tipo de administración para la que más trabajan los autónomos y sin embargo paga al doble de tiempo de lo que estipula la ley (30 días)

Pero frente a esos 60 días de media, hay municipios que registran unos datos mucho más altos. Es el caso de ayuntamientos como los de Jaén que sigue siendo el Consistorio que más tarda en pagar de España, al hacerlo en una media de 531 días. Es decir, que un autónomo que realiza un trabajo para este Ayuntamiento cobrará, de media, casi 18 meses después de presentar la factura.

6 meses y medio de media esperan los proveedores en Jerez de la Frontera (198 días), y casi medio año en Granada (177 días). Tres municipios más de Andalucía completan este listado de los peor pagadores, Algeciras con 170 días de espera, Vélez-Málaga con 143 días de media de espera y El Puerto de Santa María con 131 días.

Por el contrario, también hay ayuntamientos que realizan una buena gestión de sus facturas y no sólo cumplen la Ley de Morosidad sino que pagan en menos de dos semanas. Así, la Administración local de Lugo es la que antes paga a sus proveedores, al hacerlo en 12 días de media, seguida del Ayuntamiento de Roquetas de Mar y Torrent (13 días), Girona con 14 días de media, Cornellà y Barcelona con 16 días de media y Zamora y León, ambas 17 días de media.

Los ayuntamientos castellano-manchegos

En cuanto a los municipios de Castilla-La Mancha, el informe elaborado desde ATA muestra los periodos medios de pago de los ayuntamientos de las cinco capitales de provincia más el Consistorio de Talavera de la Reina.

Los ayuntamientos de Cuenca y Guadalajara son los dos que incumplen con los 30 días que establece la ley y pagan a sus proveedores en una media de 39 días en el caso de Guadalajara y en 38 días en Cuenca. El resto si cumple con los plazos que establece la ley, Albacete (23 días), Ciudad Real (19 días), Talavera de la Reina (28 días) y Toledo, que hace frente a las facturas en una media de 29 días.

La morosidad entre empresas privadas (B2B), de media, se establece en 71 días. Si se tiene en cuenta el tamaño de la empresa se puede afirmar que son los autónomos sin trabajadores y aquellas pequeñas empresas (que tienen hasta 9 trabajadores o de 9 a 50 trabajadores) las que antes pagan a sus proveedores.

Según va escalando el tamaño de empresa, va empeorando los periodos medios de pago, siendo nuevamente las empresas de más de 1.000 trabajadores, son las que más tardan en pagar las facturas pendientes (111 días de media).

Los autónomos en el primer trimestre del año han pagado sus deudas con otros autónomos en una media de 40 días de plazo. Las empresas de menos de 9 trabajadores pagan sus facturas en 49 días. Las empresas de entre 9 y 50 trabajadores también pagan de media en 57 días. De 50 a 250 empleados tienen las empresas que de media tardan unos 64 días en pagar las facturas a otras empresas.

Por su parte, las empresas de entre 250 y 1.000 trabajadores y las de más de 1.000, no satisfacen sus deudas con sus proveedores hasta los más de tres meses (105 días de media de espera y 111, respectivamente).

COMPARTIR: