15 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

DENUNCIA DE CCOO

Los conductores de los autobuses Toledo-Talavera llevan desde julio sin cobrar

Los seis trabajadores de la empresa ‘Toletum’, adjudicataria de la explotación de la línea regular de autobuses Toledo-Talavera y Talavera-Toledo, llevan sin cobrar sus nóminas desde el pasado mes de julio. CCOO, además, ha denunciado que tampoco han cobrado los atrasos de convenio acumulados desde enero. Hace unos días, según el sindicato, la empresa les abonó 500 euros ‘a cuenta’ de lo mucho que les debe.

"Desde hace al menos dos años, esta es la práctica habitual de ‘Toletum’, compañía integrada por las empresas Cevesa, Samar, Hermanos Álvarez y Demetrio Álvarez", afirma CCOO.

“La empresa alega que no tiene dinero y que va pagando lo que puede: unos meses un poco, otros nada. No sabemos si es o no es cierto, pero sí sabemos que los no tienen dinero son los trabajadores, y no por ello pueden dejar de pagar las letras, las facturas o la compra. Esto no puede seguir así. Aquí hay seis trabajadores que tienen cada día que ponerse a conducir un autobús con el estrés de no saber cómo van a pagar la hipoteca, la luz, la comida y la ropa de sus hijos”, advierte Enrique Clavero, secretario general de CCOO- FSC de Toledo.

“Pedimos a la consejería de Fomento que tome cartas en el asunto. Si realmente la concesión de esta línea no es viable, que elabore un nuevo pliego y vuelva a sacarla a concurso. Pero lo que la Administración no puede consentir es que una empresa adjudicataria de un servicio público incumpla todos los meses su primera responsabilidad patronal, que es pagar las nóminas a sus empleados. Exigimos soluciones de inmediato. Si los impagos salariales persisten, tendremos que ir a la huelga indefinida porque la situación es insostenible para los trabajadores. Y porque trasladar pasajeros en estas condiciones de incertidumbre económica, de miedo cierto al desahucio, a no poder sacar adelante a la familia, supone incluso un grave riesgo para la seguridad de los conductores y de los viajeros”, finaliza CCOO.

COMPARTIR: