Emprendedor.es

El periódico de economía de Castilla-La Mancha


BOE Info concurso

PERO URGEN A BUSCAR SOLUCIONES

Las empresas de transporte de Toledo aplazan su protesta con 120 autobuses porque la Junta ha pedido tiempo

La Asociación de Transporte de Viajeros por Carretera de la provincia de Toledo ha decidido en asamblea aplazar la protesta prevista para este martes al próximo 15 de diciembre, una manifestación en la cual se esperaban hasta 120 autobuses circulando por las calles de Toledo para reclamar un total de cinco reivindicaciones.

Según ha explicado en rueda de prensa el presidente de la entidad, Carmelo Casla, las peticiones pasan por el cobro de servicios de transporte escolar que se están realizando; poder cobrar el 25 % de indemnizaciones que quedan por cancelación de servicios debido a la pandemia; la revisión de las medidas sanitarias en el transporte escolar y ver sus costes aparejados a las empresas; ver las compensaciones por falta de servicios discrecionales de la región; y en último lugar ver compensaciones de servicios regulares realizados durante este tiempo de pandemia con sólo un 20 % de viajeros pero con costes iguales.

Tal y como ha estimado, por el curso escolar actual restan 1,8 millones de euros por pagar, si bien se han abonado 4 millones de facturas pendientes de otros años, aunque una quincena de empresas mantienen deudas.

Según ha desvelado, el motivo de aplazar esta cita llega después de que el Gabinete de Presidencia del Gobierno de Castilla-La Mancha a instancias del presidente regional, Emiliano García-Page, pidiera este mismo lunes más plazo para poder examinar posibles soluciones.

En este contexto, ha indicado, este mismo miércoles está prevista una primera reunión que encabezará por parte de la Administración regional el vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro.

La pandemia frenó la movilidad

Casla ha explicado que la pandemia ha frenado la movilidad, con su correspondiente afectación a todo el sector del transporte. Así, se cancelaron contratos con empresas de transporte, lo que provocó para el sector que todas sus previsiones "se vinieran abajo".

El mes de abril ya se pusieron en contacto con la Administración, primero para reclamar cobros pendientes desde el ejercicio anterior, y después para abordar posibles soluciones de cara a la crisis que se avecinaba. Cuando empezó el curso escolar, aunque sin haber recibido ningún tipo de ayuda, sí que reconoce haber cobrado parte de lo adeudado.

Ahora, sólo quieren los empresarios de Toledo que se les trate "igual que al resto de las provincias", ya que en diciembre aún restan facturas por cobrar, tanto de cursos actuales como del actual.

"Ponemos autobuses, echamos gasoil y nos preocupamos de que todo funcione. Si tenemos un conductor con COVID, al día siguiente hay otro conductor", ha apuntado.

Compartir