Emprendedor.es

El periódico de economía de Castilla-La Mancha


BOE Info concurso

EXTRUSIONES DE TOLEDO

Una empresa de Toledo diseña una innovadora mampara de seguridad para combatir el virus y se dispara la demanda

Interior de las instalaciones de la empresa Extrusión Toledo. Foto: Joaquin Corchero/Europa Press Interior de las instalaciones de la empresa Extrusión Toledo. Foto: Joaquin Corchero/Europa Press

La empresa toledana Extrusiones de Toledo, dedicada a la fabricación de perfiles extruídos de aluminio, ha diseñado una mampara de seguridad, que estará fabricada en metacrilato o vidrio, para separar espacios y mantener las distancias sociales para cumplir las normas en la lucha contra el coronavirus.

El director comercial de la empresa, Luis López, ha señalado, en declaraciones a Europa Press, que se está produciendo "mucha demanda" por parte de sus clientes para conocer este producto y recibir muestras, e incluso han solicitado "pedidos iniciales" de estas mamparas para ver su funcionamiento y promocionarlas.

López ha explicado que se pensó que este fuera un producto "muy simple, que se monte muy fácil y sea muy económico", de manera que "es muy flexible y te permite, con un coste relativamente bajo, separar los espacios".

También ha detallado que el material de origen para la elaboración es el metacrilato "por su poco peso", aunque como está escaseando en el mercado, también se utilizará vidrio templado o laminar que, "aunque encarezca un poco el producto", puede sustituir al metacrilato "hasta que el mercado esté abastecido".

"La única forma de superar la crisis es ir por delante, ir sacando productos que te permitan, si hay una ralentización o una parada en un sector, compensar o minimizar esa caída. Ese es el objetivo de este producto y esperamos que tenga éxito", ha añadido.

En cuanto a la situación actual de la empresa en cuanto a la plantilla, ha explicado que normalmente es de unos 450 empleados repartidos en sus dos fábricas, radicadas en Toledo y Nantes (Francia), aunque el coronavirus obligó a hacer un ERTE en la factoría del que esperan irse recuperando "probablemente la semana que viene".

"Poco a poco vamos logrando superar esa reducción de personal, ahora mismo estamos en un 60 por ciento de producción pero probablemente la semana que viene, casi con total seguridad, seamos capaces de recuperar parte de esa gente que tenemos ahora mismo en el ERTE porque la demanda va poquito a poco incrementándose. Esperamos que eso nos permita volver a la situación normal", ha abundado.

Nuevas líneas de producción

En cuanto a los planes de futuro de la empresa, Luis López ha asegurado que son "muy muy ambiciosos", ya que están instalando una línea nueva de lacado en la fábrica de Toledo, que sería la quinta, y otra más en la factoría de Nantes.

"Esta fábrica tiene 22 años e históricamente ha ido creciendo. De hecho en la última crisis, la de 2008, no sufrimos para nada sino que seguimos aún así aumentando las exportaciones", ha recordado.

Entre sus ventajas competitivas, López ha destacado que sus productos "pueden ser colocados en cualquier sector industrial", tanto en la arquitectura, con la fabricación de ventanas, puertas o muros cortina; en el transporte, con carrocerías de camiones; en el industrial, con todo tipo de piezas; o en el del automóvil, "en el que cada día se van utilizando más piezas de aluminio, que tienen la ventaja de reducir el peso del coche, con lo que se necesita menos motor y abarata un poquito el gasto de energía.

Compartir
Update CMP