Emprendedor.es

El periódico de economía de Castilla-La Mancha


BOE Info concurso

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Solicitan una fiscalidad reducida para la comercialización de la carne de caza

La Asociación Interprofesional de la Carne de Caza (Asiccaza) ha pedido al Gobierno que establezca una fiscalidad reducida para la comercialización de la carne de caza y ayudas al almacenamiento privado, para dinamizar el sector, una vez que se supere la actual crisis sanitaria.

Así lo ha dado a conocer Asiccaza este viernes en un comunicado de prensa, en el que han explicado que han remitido un escrito con estas reivindicaciones tanto a la ministra de Economía y Hacienda, María Jesús Montero, como al ministro de Agricultura, Luis Planas.

Según la Asociación Interprofesional de la Carne de Caza, la prohibición de los movimientos de personas y de cualquier tipo de actividad cinegética ha supuesto un impacto tremendo en la actividad habitual de las empresas productoras y las industrias transformadoras.

Así, han considerado que, a pesar de que es muy posible que cuando empiece la temporada de caza en parte se haya restituido la normalidad, este sector tendrá que afrontar los efectos diferidos de esta crisis.

Actualmente las empresas que trabajan en la producción y transformación de la carne de caza se están encontrando ya con dificultades a la hora de asumir los vencimientos de pólizas de crédito y de soportar gastos de personal sin disponer de ingresos, el bloqueo de las ventas en España y en el mercado internacional, problemas de almacenamiento, paralización de venta de puestos y cacerías.

"Es evidente que el sector se encuentra en una situación muy difícil, extremadamente delicada y de la que se va a resentir", asegura Asiccaza, que añade que "depende de las autoridades, de sus decisiones, que ese quebranto se pueda superar", y por eso considera vital adoptar, de forma urgente, algunas medidas que eviten causar aún más daño al sector de la comercialización y la producción de la carne de caza.

Dentro de estas medidas solicitadas se incluye la aplicación de un IVA reducido para el sector de la carne de caza, de modo que el precio de venta al público de estos productos llegaría al consumidor a un menor precio, haciendo más competitiva esta carne y más accesible para el conjunto de la sociedad.

Igualmente han solicitado ayudas directas a los industriales de la carne de caza para hacer frente al almacenamiento privado hasta que pase la crisis del Covid-19 y retorne la normalidad en la cadena de suministro, para su comercialización en el mercado nacional y de la UE.

Compartir
Update CMP