21 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

PLAN REGIONAL DE AUTOEMPLEO

La Junta se lo pone más fácil a los castellano-manchegos que quieran ayudas para emprender

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha modificado el decreto por el que se regula la concesión directa de las ayudas para el inicio de la actividad destinadas a las personas desempleadas dentro del Plan regional de autoempleo, creación de empresas y empredimiento con el objetivo de flexibilizar las condiciones de acceso.

El Plan regional de autoempleo, creación de empresas y emprendimiento se puso en marcha con la publicación del decreto 53/2018 con la finalidad de favorecer el autoempleo y ayudar a los emprendedores en cada etapa de su ciclo de vida laboral, según ha informado en nota de prensa la Consejería de Economía, Empresas y Empleo.

Asimismo, el plan también pretende promover la conciliación de la vida laboral, familiar y personal; el relevo generacional y la inserción laboral de personas familiares colaboradoras.

En concreto, la modificación del decreto realizada por el Gobierno regional elimina dos de los requisitos en vigor en la convocatoria de 2019 para la primera de las cinco líneas de ayudas que contempla el plan, la destinada al establecimiento de personas desempleadas como trabajadores autónomos.

Uno de los requisitos que se elimina es la obligación de contar con anterioridad al alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) con una persona encargada de la tutorización y con un informe de derivación de las Oficinas de Emplea, de las delegaciones provinciales, de los espacios Adelante Autoempleo o de los Centros de la Mujer.

El segundo los requisitos eliminado es la obligación de haber estado dado de alta en el RETA doce meses antes de la presentación de la solicitud.

De esta forma, con esta modificación, podrá presentarse la solicitud por los gastos subvencionables realizados y pagados en los tres meses previos al alta en el RETA y hasta el 31 de octubre de 2019.

La modificación se realiza con carácter retroactivo, por lo que resulta de aplicación desde el 1 de enero de 2019.

Dentro de los gastos subvencionables a través de esta línea de ayudas del Plan regional de autoempleo, están las cotizaciones al RETA, los gastos para obtener la financiación de proyectos, las tasas o licencias municipales o los gastos para al pago de cánones de entrada por franquicia.

En la convocatoria de 2017, un total de 970 emprendedores castellano-manchegos se beneficiaron de estas ayudas, que llegaron en la convocatoria del año pasado a 1.679 personas.

COMPARTIR: