18 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

LLEVA POR NOMBRE "SUMMER WAR"

Campaña veraniega de CCOO contra las "jornadas extenuantes con salarios miserables" en Castilla-La Mancha

La campaña "Summer War", puesta en marcha por CCOO, busca crear espacios de comunicación entre los trabajadores de la región con empleos "temporales y precarios" en la época estival y el sindicato a fin de visibilizar esta realidad, resolver sus dudas sobre derechos laborales y "poner fin a la explotación laboral".

El secretario general de CCOO en Castilla-La Mancha, Paco de la Rosa, ha presentado esta iniciativa que lleva por lema "Si tú no descansas en verano, CCOO tampoco" en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por la secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales del sindicato, María Ángeles Castellanos, y la secretaria autonómica de Mujer e Igualdad, Rosario Martínez.

De la Rosa ha explicado que la campaña nace con la vocación de ser un "escaparate de la precariedad" y que tiene por objeto dar a conocer las condiciones laborales de cerca de un millón de trabajadores españoles, especialmente mujeres y jóvenes empleados en la hostelería, el campo y la construcción, que padecen las consecuencias de las "ultraliberales" reformas laborales y que, a su modo de ver, son la "cara más visible de la precariedad laboral al sufrir jornadas extenuantes con salarios miserables".

En consecuencia, el secretario regional de la central sindical ha apuntado a la Agencia de Trabajo Decente (ATD), un espacio web para que aquellos empleados en precario que lo deseen puedan contactar con CCOO a través de un formulario, al tiempo que se pueden mandar mensajes directos por redes sociales para exponer su situación.

El espacio incluye respuestas a preguntas frecuentes que pueden plantearse estos trabajadores en relación a los convenios colectivos a los que están sujetos, así como un diccionario abierto, la Precaripedia, para "desenmascarar el nuevo lenguaje edulcorado que imponen las élites económicas en el mundo laboral" con términos como minijob, uberización o freelance que "esconden la precariedad de toda la vida".

El secretario general del sindicato en la región ha denunciado la "inacción" de los gobernantes por el "deterioro del mercado laboral que empieza a ser irreparable" y ha criticado la actitud de algunos empresarios que aprovechan el período estival para "retorcer la ley y precarizar las condiciones laborales en el sector servicios".

Un planteamiento con el que ha coincidido María Ángeles Castellanos, quien ha recalcado que el verano es la etapa en la que se firman más contratos en la comunidad, especialmente en la vendimia en septiembre y en la hostelería, sector que ocupa el segundo lugar en ocupación femenina en este período del año.

Castellanos ha precisado que de los 900.000 contratos firmados el año pasado en el país, un 28% tuvo una duración de 7 días o inferior, una realidad que "no puede llamarse empleo al estar por debajo del trabajo precario" y que se agrava en Castilla-La Mancha con un paro en mujeres con menos de 25 años del 52,5% frente al 38,8% de hombres (la media europea es del 16%).

Todo ello conduce a que los jóvenes castellanomanchegos se marchen de la región, dado que el 60% de la población que se va de Castilla-La Mancha tiene menos de 25 años y un 30% de los castellanomanchegos que viajan a otros países son jóvenes, una situación que, a su juicio, mantiene la tendencia de envejecimiento en la comunidad.

También, ha alertado de que las altas temperaturas de los próximos días pueden causar nuevos accidentes laborales en la construcción y en el campo, tal y como ocurrió la semana pasada con cuatro siniestros en menos de 48 horas, por lo que ha pedido a los empresarios que garanticen a estos trabajadores unas condiciones "dignas".

A la calidad del empleo femenino se ha referido Rosario Martínez, quien ha reprochado las "frenéticas e intensas cargas laborales de las mujeres al borde de la explotación", como las empleadas en las rebajas que trabajan "muchos días enteros y seguidos sin descansos", o los de la hostelería "con contratos precarios o en B".

Asimismo, ha incidido en los empleos "que desaparecen en verano" como monitores de comedor o personal de cocina en los colegios y que les obliga a simultanear con otras actividades, mientras que ha lamentado que una de cada tres mujeres inactivas en la región no se deciden a buscar un puesto de trabajo por su dedicación a las tareas del hogar.

COMPARTIR: