DECLARACIONES DE VÍCTOR MANUEL MARTÍN LÓPEZ

La cruda reflexión del director general de Caja Rural CLM sobre el actual sistema de pensiones

Víctor Manuel Martín López, director general de Caja Rural CLM. Foto: Ó. Huertas.
Víctor Manuel Martín López, director general de Caja Rural CLM. Foto: Ó. Huertas.

El director general de Caja Rural Castilla-La Mancha, Víctor Manuel Martín López, ha considerado este martes que si se crea un impuesto a la banca para el mantenimiento de las pensiones, esta tasa no deberían pagarla aquellas entidades financieras que, como la que dirige, no recibió dinero público.

Martín López ha realizado esta reflexión en una rueda de prensa en la que ha presentado el balance de resultados de 2017, un año en el que la entidad tuvo 26,5 millones de beneficios antes de impuestos.

En cuanto a la posibilidad de que se cree este impuesto para la banca para hacer frente al sistema de pensiones, ha afirmado que le parece bien la propuesta, pero ha considerado que no debería cobrarse a las entidades financieras que no recibieron ayudas públicas, entre ellas Caja Rural Castilla-La Mancha, "una cooperativa de crédito que tiene sus socios y que genera economía social".

"Si hay que cobrar un impuesto a las entidades financieras, ¿por qué lo tienen que cobrar a las entidades que no han recibido dinero público, si se pone como argumento que han recibido dinero público?", ha preguntado Martín López.

Por contra, ha resaltado que las entidades financieras tuvieron que aportar recursos para la creación de un fondo de garantía de depósitos para "rescatar entre todos al sector financiero, a las antiguas cajas de ahorro y luego para pagar determinados sistemas de protección para que otras entidades las absorbieran".

Menos impuestos, más poder adquisitivo

Y ha opinado que, en determinados casos, si se fuera "más laxo" con los impuestos, serviría para reactivar la economía, generar más actividad económica en las empresas y que las familias tuvieran más poder adquisitivo, para reactivar el consumo.

Sin embargo, Martín López ha apostado por hacer una "reflexión a largo plazo" para abordar la situación demográfica del país, de forma que se tenga en cuenta fenómenos como la despoblación rural o la baja natalidad.

Así, ha considerado que se deberían adoptar políticas estructurales y no coyunturales, para por ejemplo fomentar la natalidad y ofrecer más incentivos y ayudas económicas a las familias numerosas.

"En 2050 habrá 200.000 personas que superen los 100 años en España y esto rompe la sociedad. El sistema hoy sinceramente creo que no es muy sostenible", ha apostillado.

COMPARTIR: