AVANZANDO EN SERVICIOS

Eurocaja Rural implanta un nuevo y cómodo servicio para facilitar los pagos a sus clientes

Cuando cada vez es menor la presencia física de los clientes en las oficinas bancarias, y éstos buscan métodos de pago más cómodos, seguros y prácticos, varias entidades financieras han dado un paso más para ofrecer servicios que se ajustan cada día más a las necesidades de los usuarios y que van acorde con el proceso de digitalización. Así, ha nacido Bizum, una forma de pago por Internet entre particulares, que van desde 50 céntimos a 500 euros. Entre las entidades que permiten utilizar Bizum está Eurocaja Rural, además de otras entidades como CaixaBank, BBVA, Santander, Sabadell, Bankia, Popular, Banco Pastor, Kutxabank, Unicaja, Liberbank, Ibercaja…

La operación es similar a la de enviar un whatsapp y la forma de pago por Internet es similar a la de realizar una transferencia, pero sin necesidad de conocer el número de cuenta del beneficiario. Además, no hace falta recargar Bizum, ya que está ligada a la propia cuenta del usuario.

Quién puede hacer uso de Bizum

Bizum no es una aplicación. El cliente se da de alta en el servicio a través de su propio banco, para así vincular su cuenta bancaria con el número de teléfono móvil y realizar transferencias inmediatas, sin comisiones. El método es muy sencillo: proceder a elegir a alguien de su agenda para enviarle el dinero; éste, también tiene que tener también activado el servicio Bizum; el dinero tarda en llegar tan solo unos segundos al otro destinatario; finalmente, llegará un mensaje diciéndole que ha recibido un Bizum con la cantidad específica transferida. Esta nueva forma de pago por Internet está respaldada por los sistemas de seguridad de los bancos y cumple con los estándares y regulación bancaria en materia de pagos y de protección de datos.

Las entidades que ya operan con este servicio, no cobran. Sin embargo, algunos no descartan cobrar en el futuro y otros, como el banco Bankinter, cobran una vez superado el límite de operaciones. Las comisiones que pagarían los usuarios dependerían de las condiciones que cada cliente tiene con su banco.

COMPARTIR: