19 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

LOS SINDICATOS, "INDIGNADOS" CON LA JUNTA

Incendio laboral en el gigante público Geacam a un mes de las elecciones autonómicas

Trabajadores de Geacam protestan a las puertas de la Consejería de Agricultura (Imagen de archivo)
Trabajadores de Geacam protestan a las puertas de la Consejería de Agricultura (Imagen de archivo)

CCOO y UGT se han mostrado indignados con la Junta al romper "de forma unilateral", por falta de presupuesto, el acuerdo del nuevo convenio colectivo de los 2.300 trabajadores en la empresa pública de Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha (Geacam) y han convocado manifestación para el próximo 18 de mayo en Toledo.

De "engaño", "error de cálculo", "falta de previsión" o, más duro, de "sentirnos mentidos", han calificado el secretario general de CCOO-Industria en Castilla-La Mancha, Ángel León, y el responsable del sector autonómico de FeSP de UGT, Luis Manuel Monforte, la actitud de la dirección de Geacam y de la Junta en la negociación del convenio.

En rueda de prensa este martes en Toledo junto a los responsables de ambos sindicatos en la empresa pública, Manuel Amores (CCOO) y Ángel Rubio (UGT), que aglutinan el 80 % de la representación sindical, León y Monforte han asegurado estar tan "indignados" como "decepcionados" porque "después de 22 meses muy duros de negociación", cuando restaban pequeños flecos para firmar el convenio, se les ha informado que "no hay presupuesto" para aplicar las mejoras.

"No hay nada. Se ha roto la negociación", ha lamentado León, quien se ha quejado amargamente de la actitud del gerente de Geacam, Darío Dolz, y del consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, a los que ha atribuido la responsabilidad en el "engaño" de estar a punto de firmar el acuerdo y quebrarlo por "la excusa de que no hay dinero".

Ha comparado, de esta forma, "la misma actitud" en el actual Ejecutivo regional de García-Page al del anterior Gobierno de Cospedal, que fue "el que paró toda la negociación", en el escenario actual y cuando después de casi dos años de negociación se estaba a un paso de rubricar el acuerdo.

Piden la dimisión de Dolz

Luis Manuel Monforte ha ido más lejos en su crítica al pedir la dimisión del gerente Dolz porque "nos ha mentido", al excusarse al final por no tener poder de decisión, y ha reprobado, además, el trabajo del consejero Ruiz Molina por "su incompetencia para gestionar los servicios públicos" y por su "falta de sentido común".

El responsable de UGT ha añadido, en su denuncia, como el Gobierno regional no ha cuantificado el coste que supondrían las mejoras introducidas en el convenio, "algunas a coste cero", y ha lamentado que "se trate de un auto de fe" la postura de la Junta al remitirles a una hipotética solución tras las elecciones del 26M y porque todo "el arduo trabajo" en la elaboración del nuevo convenio se "ha quedado en papel mojado".

"Es una falta de respeto después de una negociación dura y difícil, de un convenio que estaba obsoleto, llevaba caducado siete años, y de lealtad a nosotros, los sindicatos, y a los 2.300 trabajadores", ha remarcado Manuel Amores.

Entre las pérdidas que supone para la plantilla de Geacam el no tener nuevo convenio, Ángel Rubio ha enunciado como las más importantes la regulación de las 35 horas laborales, la categorización de las responsabilidades laborales y los horarios y permisos para mejorar la conciliación familiar.

Además, "la regulación de la carrera profesional y, con ello, las revisiones salariales", derivadas de las diferentes especializaciones, y "el establecimiento de segunda actividad para los que, por edad y al perder condiciones físicas, no podían estar en primera línea y pasaban a remates, vigilancia, etc.", ha concluido Rubio, quien ha apostillado que "encima, algunas de estas, no suponían incremento presupuestario".

COMPARTIR: