EN EL REAL DE SN VICENTE

Licitan la obra de una importante carretera de Toledo para hacerla más segura

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha licitado las obras de la glorieta entre la CM-5001 y la CM-5005 que se enmarcan en el Plan de Carreteras de la Sierra de San Vicente (Toledo) que tiene como objetivo mejorar la seguridad vial en esta zona, con un presupuesto de 173.663 euros.

Así lo ha anunciado este miércoles el consejero de Fomento, Nacho Hernando, quien ha destacado que estas obras "son una prioridad para el Ejecutivo regional y vienen a garantizar el acceso a los servicios en condiciones de igualdad y la mejora del acceso a una zona con gran atractivo turístico", según ha destacado la Consejería en un comunicado.

El Gobierno regional ha subrayado "el nuevo impulso a la mejora y conservación" de estas carreteras que enlazan una zona de la provincia de Toledo con interés turístico y que, según ha recordado, beneficiarán a unas 14.000 personas y "permitirán dar un salto cualitativo en la mejora de las comunicaciones de esta área entre zonas rurales y urbanas".

La glorieta que se pretende construir entre las carreteras CM-5001 y la CM-5005 en El Real de San Vicente (Toledo) tendrá un radio interior de 12,50 metros, un carril de circulación de siete metros y un arcén exterior e interior de 0,5 metros de anchura. 

Además, incluye el acceso desde la glorieta al camino agrícola interceptado en las inmediaciones por ambas carreteras para mejorar la entrada y salida al mismo, así como la reposición de la señalización horizontal y vertical, la de las defensas y balizamientos, y el reperfilado y limpieza de cunetas.

El Plan de Mejora de las Carreteras de la Sierra de San Vicente supone una inversión de más de siete millones de euros para actuar en casi 28 kilómetros, en una intervención que se desarrollará en dos fases.

La primera actúa en 10,2 kilómetros en la CM-5001 y otros 5,9 en la CM-5005, en los que se invertirán alrededor de cuatro millones de euros, y una segunda fase, de 11,5 kilómetros en la CM-5005 entre la CM-5001 a Almendral de la Cañada y la CM-5006, que supone una inversión de tres millones de euros. 

La actuación afecta principalmente a las localidades toledanas de El Real de San Vicente, Pelahustán y Almendral de la Cañada, aunque según ha indicado la Consejería, repercutirá en la comarca con la fijación de su población.

Actualmente se encuentran en ejecución las obras de acondicionamiento de la CM-5001 entre El Real de San Vicente y el límite de la provincia de Ávila, así como el acondicionamiento de la carretera CM-5005 entre esta intersección y Pelahustán, en unas obras que quedarán finalizadas y en servicio en septiembre

COMPARTIR: