JAVIER LÓPEZ, PRESIDENTE

"Eurocaja Rural sabe navegar en los momentos críticos gracias a su solvencia, solidez y fuertes cimientos"

Javier López, presidente de Eurocaja Rural Javier López, presidente de Eurocaja Rural

Javier López afronta su segundo mandato de cuatro años al frente de Eurocaja Rural, la cooperativa de crédito con sede en Toledo pero que, tras una sólida expansión durante los últimos años, ya tiene presencia en cinco comunidades autónomas y once provincias españolas. En octubre fue reelegido por unanimidad como presidente y en esta entrevista desgrana la hoja de ruta presente y futura de la entidad financiera, marcada por la crisis económica y social generada por la pandemia de coronavirus. Pese a las turbulencias, Eurocaja Rural sigue apostando por su modelo de negocio, mantiene sus planes de desarrollo y crecimiento y está preparada con robustez para soportar la tormenta y contribuir a que escampe cuanto antes.

El pasado 23 de octubre usted fue reelegido por unanimidad como presidente de Eurocaja Rural. ¿Cuál es el secreto para generar consensos en una época de tanta división política e incluso social?

La única fórmula es la de generar confianza y trabajar con lealtad. Son dos principios de los que siempre tiene que hacer gala el presidente de Eurocaja Rural. Tengo que agradecer a todos los socios la confianza que han depositado en mí y espero no defraudarles en este nuevo periodo.

¿Con qué objetivos asume su segundo mandato en la entidad?

Eurocaja Rural mantiene sus objetivos, por lo que este presidente los hace suyos: continuar siendo referencia para el sector primario, para el sector empresarial ahora que las PYMES y los autónomos lo están pasando francamente mal y también para las administraciones públicas regionales, provinciales y locales en todos los territorios en los que operamos, que ya abarcan cinco comunidades autónomas y once provincias españolas.

En aquella Asamblea General Extraordinaria de octubre se produjeron novedades en la composición del Consejo Rector de Eurocaja Rural. ¿Está satisfecho con los cambios?

Estoy totalmente satisfecho con las nuevas incorporaciones. Creo sinceramente que hemos configurado un Consejo de lujo y para ser referencia allí donde operamos. Entre nuestros consejeros y vocales, que son gente tremendamente cualificada además de magníficas personas, contamos con perfiles tecnológicos, agroalimentarios, expertos en Derecho, en salud... Con estos tripulantes podemos volar muy lejos, que es nuestro objetivo siempre dentro de la prudencia y el rigor que nos caracteriza. Además, una vez más hemos mostrado nuestra sensibilidad y nuestro compromiso con la igualdad de género, puesto que la incorporación de mujeres a los órganos de gobierno de Eurocaja Rural ya es algo totalmente frecuente y normalizado en esta casa.

Sus primeros cuatro años como presidente se desarrollaron en un marco de expansión económica pero la pandemia lo ha cambiado todo de golpe. ¿Cómo van a adaptar la estrategia de Eurocaja Rural al nuevo contexto de crisis económica?

Somos una cooperativa de crédito, una entidad de economía social, por lo que tenemos mucho que aportar a nuestro entorno: es algo que siempre hemos hecho y lo vamos a seguir haciendo. Vamos a continuar con nuestro modelo de negocio, apostando por la cercanía con el cliente y con nuestros socios. El espíritu del 'ruralismo' ya dio unos frutos extraordinarios en los periodos previos a mi elección como presidente, que también fueron etapas de crisis. Eurocaja Rural siempre ha sabido navegar muy bien en los momentos críticos gracias a su solvencia, a su solidez y a sus fuertes cimientos. La confianza que generamos en los peores momentos de la anterior crisis económica la vamos a hacer valer ahora de nuevo para que nuestros socios y nuestros clientes sepan que esta entidad va a seguir con los ojos y los oídos muy abiertos, viendo y escuchando las necesidades económicas y sociales que están surgiendo para que no se queden sin atender.

Eurocaja Rural es un fiable termómetro económico de la economía castellano-manchega. ¿Qué análisis hacen de la situación actual? ¿Qué sectores están sufriendo más?

Con una pandemia de estas características la crisis la vamos a sufrir todos, pero es cierto que quienes peor lo están pasando son las empresas vinculadas al sector turístico y al hostelero. En las empresas de transporte de viajeros, los hoteles o los restaurantes la situación es tremenda, pero desde Eurocaja Rural estamos tratando de colaborar en la medida de nuestras posibilidades. Es momento de ayudarnos, de estar unidos y de confiar en que esto pasará. Ojalá que entre todos logremos que las secuelas sean las mínimas posibles. Desde Eurocaja Rural, y ya sabe que soy médico, vamos a tratar de poner tratamiento tanto en la parte financiera como en la social para salir de esta cuanto antes.

¿Qué escenario temporal maneja Eurocaja Rural sobre una posible reactivación económica? ¿Se ha perdido la esperanza de un recuperación en forma de "V"?

No existen certidumbres y eso nos obliga a todos a ir avanzando con pasos cortos y muy firmes, pero las últimas noticias que aparecen en los medios de comunicación nos permiten ser optimistas. La situación sanitaria a la que nos enfrentamos es muy complicada pero las empresas farmacéuticas están arrojando esperanzas, después de haber invertido mucho en I+D+i, para conseguir vacunas eficaces contra el coronavirus. Las bolsas, que siempre son un reflejo de escenarios a corto plazo, han reaccionado con fuertes subidas, algo que nos hace entender que podríamos estar a punto de ver la luz al final del túnel. Va a costar mucho esfuerzo y mucho sacrificio volver a los niveles económicos de antes de la pandemia pero ojalá se confirme que hay tratamientos eficaces contra el coronavirus y se nos permita recuperar cuanto antes todo el tiempo perdido.

Hace unas semanas tanto usted como el director general de Eurocaja Rural se reunieron con el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. ¿Con qué sensaciones salieron de aquella visita al Palacio de Fuensalida?

Compartimos reflexiones y convenimos que la situación es difícil pero salimos con una sensación de cierta tranquilidad porque en esta ocasión contamos con ayudas de Europa, algo que no hubo en la anterior crisis. La clave es saber aprovecharlas para que sus beneficios no sean coyunturales sino estructurales, mantenidos en el tiempo. Eurocaja Rural mostró su disposición para que todos estos fondos generen riqueza, creación de empresas, puestos de trabajo y bienestar en la sociedad castellano-manchega.

Tanto las instituciones europeas como el Banco de España han instado a las entidades financieras a abrir el grifo del crédito para avivar la recuperación económica. ¿En Eurocaja Rural están dispuestos a hacerlo o inevitablemente habrá que endurecer los requisitos de acceso a la financiación?

Eurocaja Rural ha tenido el grifo abierto desde el primer momento de esta crisis y lo va a seguir teniendo porque nuestros cimientos son muy robustos, contamos con mucha liquidez y tenemos ganas de seguir ayudando a particulares, autónomos, empresas, sector primario, administraciones... En los peores momentos es cuando se comprueba qué entidades están en disposición de seguir inyectando liquidez en todos los sectores económicos y en Eurocaja Rural ya hemos firmado convenios especiales de acceso a financiación con las federaciones de empresarios de Toledo, Guadalajara, Albacete y Cuenca. Además, también hemos ofrecido al sector primario la posibilidad de aplazar los pagos de sus seguros agrarios, dándoles margen cuando más lo necesitan.

Me está usted hablando de los famosos "riñones", del colchón que siempre pone en valor el director general de la entidad, Víctor Manuel Martín López...

Esta crisis nos va a suponer a todos mucho trabajo y un gran esfuerzo pero, desde luego, en Eurocaja Rural estamos más que preparados para salir de ella incluso aunque durase más de lo que todos deseamos. Esta entidad, con su magnífico equipo directivo y con una plantilla que siempre digo que es la mejor del sector financiero español, tiene las cosas muy claras y año tras año ha ido trabajando con responsabilidad, guardando muchísimo en los cajones para estar muy bien preparada ante una situación crítica. Los cimientos de Eurocaja Rural son muy duros y están a prueba de bomba.

Tanto es así que durante las últimas semanas han abierto nuevas oficinas en la Comunidad Valenciana. ¿El plan de expansión de Eurocaja Rural sigue según lo previsto o la pandemia les ha obligado a bajar el ritmo previsto de aperturas?

Seguimos muy pendientes de las necesidades que provoca la exclusión financiera. Donde vemos que hay necesidad, analizamos la situación y ejecutamos nuestro plan de expansión, que va a seguir vigente. Cuando nos enfrentamos a situaciones de crisis quizá hay que bajar las revoluciones pero manteniendo la velocidad de crucero. Vamos a seguir reforzando nuestra presencia en Levante español, en la Comunidad de Madrid y en el resto de territorios históricos de nuestra entidad, pero seguimos explorando. España es una nación muy grande y de muchas oportunidades.

Las fusiones son el pan nuestro de cada día en el sector bancario español. CaixaBank con Bankia, Unicaja con Liberbank, posiblemente BBVA con Sabadell... ¿Eurocaja Rural maneja actualmente esta posibilidad?

Eurocaja Rural con Eurocaja Rural. Siempre estamos abiertos a estudiar cualquier posibilidad beneficiosa para la entidad pero, hoy por hoy, Eurocaja Rural con Eurocaja Rural.

Por cierto, con las fusiones entre entidades y la apuesta por mantener únicamente un puñado de grandes oficinas varios bancos están afrontando en estos momentos importantes reducciones de personal. ¿La plantilla de Eurocaja Rural puede estar tranquila?

Como le decía, Eurocaja Rural va a mantener su modelo de atención personalizada y contra la exclusión financiera en el mundo rural, por lo que no contemplamos reducciones de plantilla. Todo lo contrario, vamos a seguir con nuestro plan de expansión y esperamos seguir generando puestos de trabajo como lo hemos hecho durante los últimos años, incluso en momentos de crisis. Mientras otros apuestan por el cierre de oficinas y la destrucción de puestos de trabajo, nosotros viajamos en el barco de la creación de empleo y de la generación de riqueza.

En un entorno económico tan incierto y tan sombrío como el actual entiendo que el papel de la Fundación Eurocaja Rural va a ser más determinante qué nunca. ¿Qué líneas de trabajo se van a reforzar para apoyar a la sociedad castellano-manchega?

Al inicio de la crisis sanitaria el Patronato de la Fundación aprobó aplicar todo su presupuesto en atender a situaciones de necesidad generadas por la pandemia de coronavirus, lo que supone más de 500.000 euros. Por eso hemos puesto en marcha nuestro programa "Soluciones", que cuenta con cinco categorías de ayuda frente al COVID-19. Hemos recibido multitud de proyectos y ahora el tribunal constituido los está analizando para decidir los beneficiarios. También tenemos la quinta edición de los premios 'Workin', que personalmente me hacen escucharme el corazón porque hemos dedicado una parte de nuestro presupuesto a las personas con capacidades diferentes para que puedan seguir teniendo oportunidades laborales y de formación para incorporarse al mercado de trabajo. La sensibilidad y el alma de la Fundación Eurocaja Rural está con los colectivos más necesitados. Vamos a poner todo nuestro empeño en llegar a todos los rincones y a todas las situaciones sociales. Vamos a tratar de no dejarnos nada en el tintero para poder atender situaciones de desempleo y de riesgo de exclusión social, fomentar el desarrollo rural, apostar por la investigación...

Por último le pregunto como padre toledano. ¿Este año los niños de la ciudad van a poder disfrutar del tradicional Belén de la sede de Eurocaja Rural o la crisis sanitaria lo va a impedir?

Tenemos un problema porque todas aquellas actividades que generen una agrupación de personas se hacen complicadas desde el punto de vista sanitario. Seguimos reflexionando sobre este tema pero lo cierto es que está muy complicado. Posiblemente planteemos algunas alternativas que tengan que ver con la luz y el sonido pero siempre dentro de la máxima precaución. Estamos pensándolo pero es harto complicado porque no vamos a poner a nadie en riesgo.

Compartir