13 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

CRISTINA MAESTRE, CANDIDATA AL PARLAMENTO EUROPEO Y PORTAVOZ DEL PSOE REGIONAL

"Pelearé desde Europa para que el trasvase Tajo-Segura tenga fecha de caducidad"

Cristina Maestre
Cristina Maestre

Cristina Maestre (Ciudad Real, 1975) será, salvo sorpresa, la única representante de Castilla-La Mancha en el Parlamento europeo. Ocupa el puesto número 9 en la candidatura del PSOE a la Eurocámara, cuyas elecciones se celebran el próximo 26 de mayo coincidiendo con las municipales y autonómicas. Esta trabajadora social ha estado ligada al partido desde su juventud y, tras ejercer como concejala en Daimiel y como senadora durante dos legislaturas, en la actualidad es una mujer con mayor responsabilidad en el PSOE de Castilla-La Mancha, donde ocupa los cargos de vicesecretaria general y portavoz. Política de la máxima confianza de Emiliano García-Page, en pocos días iniciará su aventura europea para defender, como grandes objetivos, los servicios públicos, el río Tajo y los fondos de la PAC.

Según el último Eurobarómetro, solamente 1 de cada 4 españoles sabe que el próximo 26 de mayo se celebran, además de las autonómicas y municipales, elecciones europeas. ¿No es preocupante tanto desconocimiento?

Claro que es preocupante. Tendríamos que pensar en qué estamos fallando para que los ciudadanos estén tan sumamente desvinculados de lo que se está decidiendo en Europa pese a la suma importancia que tiene. El Eurobarómetro también dice que, aunque el 68 % de los encuestados piensa que la Unión Europea hace cosas buenas por ellos, el resto opina todo lo contrario. Esa desafección tiene mucho que ver con que Europa no estuvo a la altura y no supo responder al desafío global que supuso la crisis económica. Por un tiempo dejó de ser la Europa de los ciudadanos, esa Europa social que defendemos desde el PSOE: una Europa que proteja más a las personas y que luche contra la pobreza, el desempleo, la desigualdad económica, la brecha salarial y la precariedad. Y, al margen de la economía y de la protección social, la construcción europea es un proyecto común de seguridad y de defensa. Nos jugamos muchísimo en las elecciones.

¿Qué se juegan los castellano-manchegos en Bruselas?

Los fondos europeos que recibe Castilla-La Mancha nos sirven para crecer como región y para fijar población. Si no contásemos con ellos, desde luego, estaríamos ante un grave problema. Si en Castilla-La Mancha tenemos escuelas en zonas recónditas, centros de salud en pueblos pequeños y grandes carreteras que vertebran nuestra región es gracias, en buena medida, a la Unión Europea. Somos una tierra muy rural, que sufre del despoblamiento, tiene una gran dispersión geográfica y una población envejecida, por lo que, aunque el Gobierno de Castilla-La Mancha tiene muy claro cuál es su modelo de desarrollo, necesita el apoyo de las instituciones europeas. Todo eso es lo que vamos a seguir defendiendo los socialistas.

Europa está negociando las condiciones de la Política Agraria Común (PAC) para los años 2021-2027, de la que dependen las ayudas de miles de agricultores castellano-manchegos.¿Cuál es la postura del PSOE?

Castilla-La Mancha es la tercera comunidad que más fondos recibe de la PAC, unas ayudas económicas para agricultores y ganaderos que muchas veces, directamente, les salvan de la quiebra. Por eso nos preocupó tanto que, en su momento, el Gobierno de Rajoy aceptase que íbamos a perder un trocito de la tarta de la PAC en el siguiente periodo. Lejos de instalarse en ese conformismo del PP, el actual Gobierno de España ha emprendido una cruzada buscando alianzas en el ámbito europeo para frenar esta hipótesis. La pasada semana, tanto el presidente Page como yo misma, estuvimos hablando en FENAVIN con el ministro de Agricultura, Luis Planas, y nos aseguró que ha conseguido aglutinar el apoyo de 18 países de la Unión Europea para hacer un frente común que exija que no se recorte ni un solo euro de los fondos comunitarios de la PAC. Ese va a ser el punto de partida y, desde luego, los gobiernos de España y de Castilla-La Mancha seguirán trabajando para que, incluso, los fondos puedan incrementarse un poco más. Pero es que la Unión Europea no solo se encarga de soltar el cheque sino que obliga a nuestro sector agroaliementario a ser más competitivo y más autoexigente.

Muchas zonas de Castilla-La Mancha forman parte de esta vaciada en la que la despoblación se ha convertido en un problema para el futuro. ¿Qué se puede hacer desde Bruselas para paliarla?

Los fondos europeos de desarrollo rural tienen mucho que ver con lo que ha sido y con lo que va a ser nuestra región. Los necesitamos como agua de mayo para evitar que la España vaciada se siga vaciando. Eso junto al compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha por mantener y potenciar los servicios básicos. Aquí hubo un tiempo en el que el PP, cuando gobernaba en Castilla-La Mancha, cerró las escuelas rurales y las urgencias de los pueblos. Eso, directamente, es una invitación a salir de las zonas menos pobladas. Los socialistas nos comprometemos a todo lo contrario, a invertir en las zonas rurales ayudándonos con los fondos FEDER y de otros fondos europeos que promueven políticas para asentar la economía del territorio. Tenemos una región que es la despensa de Europa y que, además, es muy rica en parques naturales, en patrimonio y en turismo rural: apostemos por eso.

¿Qué papel juega Europa en la defensa del río Tajo? ¿La normativa mediambiental europea puede poner fin del trasvase Tajo-Segura?

Lo cierto es que en Castilla-La Mancha, desde donde el PSOE siempre ha estado peleando por el fin del trasvase, hemos encontrado siempre muchísima más receptividad y muchísimo más apoyo legal en las instituciones europeas que en nuestro propio país. Eso es porque el medioambiente y el desarrollo sostenible es uno de los ejes principales de las políticas comunes. Siendo yo la única castellano-manchega que se presenta a las elecciones al Parlamento europeo, voy a pelear desde el principio y hasta el final para buscar fórmulas que pongan de una vez fecha de caducidad al trasvase Tajo-Segura, para acabar con este oprobio y con esta manera de esquilmar el río. No puede ser que sigamos destrozando medioambientalmente el río Tajo, dejándole sin caudal y cargándonos sus riberas, cuando hay comunidades como Canarias que ya utilizan las desaladoras no solo para el regadío sino también para beber.

Usted, además de candidata al Parlamento Europeo, también es vicesecretaria y portavoz del PSOE de Castilla-La Mancha. ¿Por qué cree que los castellano-manchegos tienen que confiar en el proyecto de Emiliano García-Page?

El único partido que puede garantizar el crecimiento y los estándares de calidad en el estado del bienestar es el PSOE. Ese es nuestro gran aval y con él pedimos el voto también a quienes en otras ocasiones han votado a otras opciones más a la derecha y más a la izquierda. Si el PSOE ha gobernado durante toda la Democracia en Castilla-La Mancha, con un breve lapsus de 4 años, no es por casualidad sino porque los ciudadanos piensan que somos los que mejor defendemos sus intereses, tanto en sanidad, en educación o en política social. El PSOE es el partido que más se parece a la región y que mejores soluciones aporta a los problemas de Castilla-La Mancha porque vivimos aquí, nos pateamos la tierra y la conocemos bien.

¿Para el PSOE era una rival más fuerte María Dolores de Cospedal que su sucesor, Paco Núñez?

Cospedal y Núñez no se parecen en nada físicamente pero son lo mismo porque defienden las mismas políticas. No sí se es un rival más o menos complicado que Cospedal pero, al menos, está siendo más claro que ella. En plena campaña electoral, a preguntas de los periodistas, el candidato del PP ha reconocido abiertamente que no garantiza la continuidad de las obras del hospital de Cuenca, por ejemplo. Y tampoco dice que el trasvase Tajo-Segura se tiene que terminar. Si es campaña es capaz de mantener esa postura, imagínese qué sería capaz de hacer si nos gobernara.

Si que parece, al menos en el trato entre líderes y entre partidos, que el final de la etapa de Cospedal ha rebajado el nivel de tensión política en Castilla-La Mancha. ¿Puede eso traducirse en algo positivo para los ciudadanos cuando están pendientes grandes acuerdos como la reforma del Estatuto, de la ley electoral o un pacto regional por el agua?

Nosotros no vemos ningún cambio significativo en esa línea. En infinidad de ocasiones, el presidente de Castilla-La Mancha ha propuesto a Núñez reuniones para hacer un frente común para defender una política de agua sostenible que ponga fin al trasvase Tajo-Segura y jamás ha respondido. Cospedal instauró el desprecio al adversario político, la inquina e incluso la persecución y, por ahora, Paco Núñez no se ha desmarcado de esa forma de hacer política. En el PSOE no tenemos ningún tipo de indicio que nos haga pensar que Núñez y su equipo es más moderado que el de Cospedal. En cualquier caso, nosotros ya no le dedicamos ni un minuto a eso porque estamos centrados en explicar lo que vamos a hacer en Castilla-La Mancha y lo que ya hemos hecho, que es mucho, por cierto.

El PP dice que el PSOE y Ciudadanos ya tienen cerrado un pacto para gobernar juntos en Castilla-La Mancha...

Nosotros ya lo hemos desmentido. Además, no entramos en suposiciones de pactos electorales porque nuestro objetivo es obtener una mayoría suficiente para consolidar la recuperación impulsada por el presidente Page en 2015 e impedir que otros vuelvan a romper una vez más la construcción social de Castilla-La Mancha. Que la gente sepa que si no votan al PSOE hay un verdadero riesgo de que vuelvan las tijeras y los recortes de Cospedal y que quiere volver a utilizar el PP de Paco Núñez.

La noche del 28-A, tras la victoria del PSOE, los militantes socialistas le gritaron a Pedro Sánchez "con Rivera, no". ¿La militancia castellano-manchega aceptaría un pacto de Page con Ciudadanos?

No creo que vaya a ser necesario gobernar junto a otros partidos y, si lo fuera, el presidente contaría con aquellos, de uno u otro color, que más respeten nuestro proyecto político y más se acerquen a nuestro programa. Por cierto, buscar apoyos y alianzas continuamente para sacar adelante los proyectos fortalece el músculo de la Democracia, que es algo muy sano.

¿Teme que el PSOE de Castilla-La Mancha gane las elecciones pero que el bloque del centro-derecha sume a Ciudadanos, PP y Vox para acabar gobernando?

En el PSOE de Castilla-La Mancha sabemos que la gente nos quiere y que las encuestas nos sonríen pero no nos podemos dejar llevar y no podemos confiarnos. La verdadera encuesta es la del 26 de mayo en las urnas y, por eso, estamos alertando a la gente de que o nos votan a nosotros o volverán los de antes a destrozar lo que estamos haciendo.

¿Cuál sería a su juicio un buen resultado para el PSOE en Castilla-La Mancha? ¿Se atreve a hacer un pronóstico?

¡Si digo que vamos a ganar por mayoría absoluta la gente se desmovilizará! Ja,ja, Al contrario, al contrario. Soy de las que siempre veo el vaso medio vacío para luego llevarse la alegría. Hay que mantener la tensión hasta el último día, trabajar muchísimo hasta el final y mostrarnos como lo que somos: gente de Castilla-La Mancha, gente normal y gente moderada que quiere mejorar la vida de los ciudadanos.

COMPARTIR: