CARMEN PICAZO, LÍDER DE CIUDADANOS EN CASTILLA-LA MANCHA

“No va a haber fusión. Yo soy de Cs, no de un partido con mochilas de corrupción”

A pesar de haber sufrido un declive en las elecciones generales y en las catalanas, la líder de Ciudadanos en Castilla-La Mancha, Carmen Picazo (Albacete, 1975), tiene claro que su partido, de centro, liberal y moderado, es lo que necesita ahora mismo España. Ya hace casi dos años que la formación naranja entró en las Cortes regionales y sus cuatro diputados no han dejado de trabajar, ni siquiera durante la pandemia. Ahora, toca pensar en la recuperación y Cs cree firmemente que es la oportunidad para que Castilla-La Mancha se ponga a la cabeza en muchos sectores, algo que lamentan no haya sido posible con García-Page. En cuanto a una fusión con el PP, Picazo tiene claro que no entra en sus planes. Cs sabe dónde quiere ir y cuáles son sus prioridades. La más importante, volver a ilusionar a sus votantes con políticas útiles.

Tanto en las últimas elecciones generales como en las catalanas, Ciudadanos ha sufrido una importante caída que ahora plantea una gran incertidumbre. ¿Cómo valora el futuro del partido tanto a nivel nacional como regional?

Ciudadanos es ahora el partido que se necesita. Somos un partido de centro, liberal y moderado, y eso es lo que necesita ahora mismo España, donde la política está tan polarizada. Llevamos demostrando desde hace muchísimo tiempo que somos capaces de gobernar y de poner sentido común. Ejercemos también, allí donde lo hacemos, una oposición responsable y, ahora más que nunca, necesitamos ese sentido común y adoptar políticas útiles. Estamos centrados en hacer lo correcto, que no siempre es lo fácil, y salimos con ilusión. Tenemos la ilusión de volver a ilusionar a nuestros votantes con este proyecto que es el que ahora mismo más necesita España y también Castilla-La Mancha.

¿Ha podido influir el auge de los extremos en el declive de Ciudadanos, que es considerado un partido de centro y moderado? En Cataluña, Vox ha conseguido más escaños que PP y Cs juntos.

En Cataluña lo que se demostró es que ganó el absentismo. Lo que tenemos que hacer es, desde la reflexión, el debate y la autocrítica, volver a ilusionar a esas personas que se quedaron en casa. El momento de la política está muy polarizado debemos dar ese sentido común y realizar lo que Cs viene haciendo desde que existe, que es luchar contra el separatismo y contra la corrupción de una manera sensata y útil. Creemos que es lo que se necesita y lo que podemos llevar a cabo.

¿Está en riesgo el liderazgo de Inés Arrimadas tras el batacazo que ha sufrido Cs en Cataluña?

De ningún modo. Inés Arrimadas tiene un liderazgo absolutamente sólido. Te puedo decir que ya querrían otros partidos tener una líder como ella. Una mujer valiente, fuerte y con los valores que ella encarna.

Ustedes llevan más de un año y medio en las Cortes de Castilla-La Mancha, ¿qué balance hacen?

Ha sido un año marcado por el Covid, pero hemos demostrado que somos un partido que, en esta situación tan difícil, ha realizado muchas propuestas necesarias. Si algo nos caracteriza es que no nos resignamos. Yo no me resigno a que Castilla-La Mancha sea la última en la cola, no me resigno a que tengamos que estar siempre en los últimos puestos en educación, a que invirtamos muy poco en ciencia e investigación… no nos resignamos y realizamos las propuestas que se necesitan y que son de sentido común. Hemos conseguido medidas, ayudas para los autónomos y para la conciliación, y hemos firmado un pacto para la reconstrucción en el que hemos arrancado medidas a Page para poner en marcha durante esta pandemia. Podríamos haber hecho como hacen otros, mirar para otro lado, patalear y enfadarnos mucho, pero no hubiéramos conseguido absolutamente nada. Hay que ser útiles y hay que aportar cuando más se necesita. Si algo nos mueve, es el servicio público y estamos aquí precisamente para trabajar por los ciudadanos. 

Han dicho en alguna ocasión que, desde que llegó el coronavirus, “hemos ido dando bandazos”. ¿Qué se ha hecho mal? ¿No acertó Pedro Sánchez pasando la pelota a las CCAA?

Empezamos pasando la pelota desde el Gobierno central a las CCAA y haciendo 17 planes distintos en vez de uno solo para luchar contra una pandemia que está siendo mundial. Cuando parece que puede venir la solución con los fondos europeos ‘Next Generation’, vemos que no hay transparencia. Prefiere negociar en un cuarto oscuro qué va a pasar con ellos. En Castilla-La Mancha, le hemos pedido por activa y por pasiva al Gobierno de Page una comisión para analizar los criterios a seguir para estos fondos, evaluar los proyectos entre todos y ver que sean eficientes y necesarios para nuestra región, y se nos ha negado.

¿Cómo valora la gestión de la pandemia en Castilla-La Mancha por parte del Gobierno de Page? ¿Ha sabido anticiparse?

García-Page ha mostrado falta de anticipación e improvisación. Hace justo un año, estábamos diciéndole en el pleno que se tomara muy en serio la situación y que pensara en cerrar colegios, y nos decía que no pasaba absolutamente nada. No se supo anticipar y se han tomado una serie de medidas que no han sido las acertadas. Ha quedado acreditado que García-Page es muy bueno haciendo propaganda política, pero es muy mal gestor. Todos hemos podido ver y observar lo que ha pasado durante estos meses.

¿Cómo es la relación política con el presidente castellano-manchego?

La relación es buena tanto con el PSOE como con el PP. Podemos decir que tenemos una relación cordial y que, dentro de las instituciones, aquello que no nos gusta lo decimos claramente y aquello que tenemos que apoyar, lo apoyamos por el bien de todos los castellano-manchegos. Con lo cual, la relación es buena, al igual que con el Partido Popular.

En algunos ayuntamientos de la región, como es el caso de Albacete o Ciudad Real, Cs y PSOE llegaron a un acuerdo para gobernar. ¿Han sido positivos estos pactos?

Hemos llegado a acuerdos con ambas fuerzas políticas. También en algunos pueblos de la región, con el Partido Popular. Te puedo decir que se está haciendo un seguimiento constante de dichos pactos y que se está trabajando mucho. Yo tengo que reconocer la labor de mis compañeros de Cs que, en circunstancias tan complicadas como ha sido el Covid o ‘Filomena’, han dado el do de pecho. La verdad es que tengo que estar muy orgullosa de su labor.

A nivel nacional ha habido rumores de una posible fusión entre Cs y PP. De hecho, se escuchó que Albert Rivera había iniciado contactos con Génova. ¿Sabe si es cierto?

Yo sólo tengo constancia de las declaraciones en las que Albert Rivera decía que iba a votar a Cs en las elecciones catalanas. Después, no he visto que haya comentado nada al respecto. Yo sé que muchos quieren acabar con Cs y que les vendría o les vendrá muy bien difundir este rumor, pero yo te puedo decir que no ha habido contactos. Ahora también se habla de la fusión del PP con Vox.

Y en Castilla-La Mancha, ¿sería posible una fusión con el Partido Popular?

No va a haber fusión. Yo soy de Ciudadanos, los militantes y afiliados de Ciudadanos son de este partido y los votantes también. Somos un partido de centro, moderado, sensato, sabemos dónde queremos ir y cuáles son nuestras prioridades. Yo soy de Ciudadanos, no de un partido con mochilas de corrupción.

Desde que comenzó la pandemia, Cs ha intentado proteger a los autónomos y pequeñas empresas. ¿Son suficientes las ayudas aprobadas hasta ahora o hacen falta más?

Nosotros hemos insistido y nos costó mucho que hubiera una ampliación en las ayudas para autónomos. Si faltaran esas ayudas o no fueran suficientes, reclamaríamos que se ampliaran. El PSOE, a nivel nacional, nos ha anunciado 11.000 millones de ayudas directas, pero nadie sabe ni cómo, ni dónde, ni cuándo.

¿Qué propuestas plantea Ciudadanos para contribuir a la recuperación de la región tras el Covid?

Está claro que después del Covid lo que hay que hacer es reforzar nuestro Servicio de Atención Primaria, ya que es la primera puerta por la que entra el paciente. También es necesario transformar nuestro tejido productivo, invertir en ciencia e investigación y ayudar a aquellos sectores que peor se han visto. Hay que ponerse en la piel de un autónomo que no sabe si la semana que viene va a poder ejercer su profesión y abrir su local o va a tener que echar la persiana porque no llega a fin de mes. También hay que ayudar, ahora que estamos en la semana de la mujer, a poder conciliar. En esta pandemia, muchas mujeres han tenido que elegir entre su vida profesional o su vida personal a la hora de cuidar a los niños. En definitiva, hay que salvar vidas y, una vez que se hayan salvado vidas, también empleos. No se pueden quedar flecos sueltos.

Durante las últimas semanas, se han relajado las restricciones en la región. ¿Cómo lo ve?

Nosotros, respecto a las restricciones, siempre hemos dicho que aquí a quien se debe de escuchar es a los expertos y a los científicos, que son las personas que más saben. Hemos visto restricciones de todas las maneras, pero no tenemos ningún criterio cierto. Además, si se ponen restricciones tiene que ser con ayudas directas. No puedes dejar a la gente desamparada. Estamos viendo los datos del paro, que cada vez son peores, y parece que en un momento tan crucial como este, muchos políticos no son capaces de pensar en hacer lo correcto y en dialogar. Por eso a mí me ilusiona Cs, porque sé que la premisa es estar para ser útil y necesario. No entiendo que otros políticos piensen que por ser de otro partido tienes que decir que no a todo pero luego, sin embargo, se ponen de acuerdo enseguida para nombrar a los puestos de RTVE o para el Consejo del Poder Judicial. Hay veces que hay otros intereses, que es el interés general, y eso es en lo que creo. 

Al final la gente pierde la fe en la política con tanta confrontación, ¿no?

La gente pierde la fe porque no le ve ninguna utilidad y porque la noticia siempre es la disputa. A nosotros nos interesan los ciudadanos y no hay otro fin. Cuando consigues un pequeño logro y sabes que has ayudado a alguien, yo creo que no puede haber satisfacción más grande que esa. Ahora mismo hay muchas personas que necesitan ayuda, que les escuchen y que no les conviertan en moneda de cambio. Yo, desde Cs, no quiero renunciar al bienestar social, ni a la libertad de mercado, ni a mis valores. Esta situación debería haber puesto a muchos los pies en la tierra y hacer que sintieran. Si esto no lo ha logrado, yo veo normal que la gente pierda la fe. Yo no la pierdo y, precisamente no la pierdo, porque sé que existe Cs.

Todo apunta a que Castilla-La Mancha mantendrá el cierre perimetral en Semana Santa. ¿Cree que es correcta esta decisión teniendo en cuenta lo que pasó en Navidad?

Nosotros ya hemos advertido. Inés Arrimadas le pregunto a Pedro Sánchez qué iba a pasar con la Semana Santa y no le contestó. Nosotros insistimos en que tienen que basarse en criterios científicos y objetivos para imponer restricciones. Creemos que los expertos tienen que decir los pros y contras y que, una vez que el Gobierno los escuche, se valore la decisión final. Nos preocupa que pueda haber una cuarta ola en Semana Santa y por ello también pedimos que haya una aceleración en la vacunación. Cuanta más gente esté vacunada, menos probabilidades de propagación habrá y antes podremos volver a la normalidad.

¿Considera que la campaña de vacunación se está desarrollando de manera adecuada?

Las dosis son pocas. Yo reclamaría que vinieran muchas más y que se pudiera vacunar de manera correcta. También nos gustaría que el protocolo de vacunación fuera más transparente por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha. Desde Cs exigimos que se vacunase a los docentes por ser un colectivo especialmente sensible y ahora nos han dicho que en una semana o quince días, pero no sabemos fechas exactas. Ahí están, haciendo anuncios, pero sin concretar. Se les da muy bien los anuncios. 

¿Qué mensaje lanzaría a los castellano-manchegos en esta época tan difícil en la que, como ya hemos dicho, se está perdiendo la confianza en la política?

Ahora es el momento de que no pierdan esa fe y que no pierdan la ilusión. Es más necesario que nunca que aquellos que tienen sus valores y que son constitucionalistas crean en un proyecto y que crean, sobre todo, en ellos mismos. Esta crisis no ha sido peor gracias a la lucha y al trabajo de los castellano-manchegos, que han puesto todo de su parte en todos los sectores y que son los verdaderos héroes. Es ahora cuando tenemos que remar todos en la misma dirección y tenemos que ver el futuro con esperanza. Ahora es la oportunidad de cambiar aquello que no nos gusta, cambiar una Castilla-La Mancha que siempre va por detrás de todas las CCAA y hacerla líder en muchos sectores. Tenemos que creer en esta tierra porque podemos y tenemos todo lo necesario, lo que no tenemos es la ambición necesaria por parte de nuestros políticos. De esto se puede salir, pero todos juntos, mucho mejor. 

Compartir