EMILIANO GARCÍA-PAGE, PRESIDENTE DE CASTILLA-LA MANCHA Y CANDIDATO DEL PSOE A LA REELECCIÓN

"Núñez solo me gana en malos modales y no sería candidato sin el dedazo de Cospedal"

Emiliano García-Page aspirar a revalidar el 26-M su condición de presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha
Emiliano García-Page aspirar a revalidar el 26-M su condición de presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha

La entrevista, prevista inicialmente para hacerla coincidir con  el inicio de la segunda semana de campaña electoral -en algún lugar próximo a su despacho del toledano Palacio de Fuensalida o bien de la sede de su partido- se aplaza finalmente 24 horas debido al debate histórico entre candidatos realizado en la Televisión autonómica. Al final el encuentro con EL DIGITAL CLM -que se alarga varias horas- se hace aprovechando un par de huecos libres entre dos actos electorales que se celebran en Illescas y Guadalajara. Ese día, como casi todos desde hace un mes, no prueba bocado pero no se queja. Se limita a pedir una Coca-cola y unos frutos secos y cuando la periodista le hace notar una evidente pérdida de peso dice sin más: “Llevo cerca de cien actos realizados y este ritmo frenético es la mejor forma de hacer una dieta perfecta”. En los mítines todos le llaman “Emiliano" a secas y el número de selfies que le reclaman es imposible de contar y también de resistir para el común de los mortales. Le besan, le aplauden, no le dejan terminar las frases y él se deja querer, interactúa desde el escenario, gasta bromas, lanza dardos envenenados e inmisericordes contra sus adversarios y tiene la soltura propia de un animal político que lleva “la política en las venas” y ha hecho con la cosa pública una especie de sacerdocio laico con una entrega sin límites. Emiliano García-Page (Toledo - 1968) es un socialista “pata negra": "Soy un socialdemócrata sin aditivos”, suele decir. Es joven (50 años), suficientemente preparado (licenciado en Derecho) y con amplia experiencia tanto a nivel orgánico (secretario general de los socialistas de CLM) como institucional (concejal, consejero de varios departamentos, vicepresidente y presidente del gobierno autónomo, alcalde y senador,) lo que le aporta un perfil muy sólido para los tiempos que corren. Todas las quinielas le sitúan como ganador el domingo, pero ni baja la guardia ni se despista un instante. Es consciente de que haber recuperado para el PSOE la pasada legislatura Castilla-La Mancha no fue fácil y conservar el poder tampoco lo será, a pesar de la debilidad de sus adversarios del PP el 28-A. Solo se relaja plenamente, guiña un ojo y asiente cuando un socialista histórico se le acerca, le llama presidente y le dice  en voz alta: "Page sí, peajes no", refiriéndose a la campaña sucia que, en su opinión, le están haciendo sus socios de Podemos: “Están de los nervios, tanto como el delfín de Cospedal", sentencia. No da puntada sin hilo, pero ¡ni una!


Esther Esteban y Emiliano García-Page


 

PREGUNTA.- ¿Estoy delante del sucesor de Emiliano García-Page?, ¿se va a suceder a sí mismo como inquilino en el palacio de Fuensalida?

RESPUESTA.- Espero que los castellano-manchegos me den su confianza para completar el trabajo de estos últimos años. No creo que haya nadie con tanto interés en seguir de presidente como yo, pero ni bajo la guardia ni me relajo ni soy persona que cante victoria antes de lograrla.

¿Y lo va a hacer solo o en compañía?, ¿quién va a ser su compañero de baile si no consigue mayoría absoluta para gobernar?

Voy a gobernar en compañía de un equipo estupendo y a ser posible con consejeros del PSOE o gente que, no siendo del partido, no venga al Gobierno a defender sólo un interés de parte sino los intereses de todos.

¿Podemos ha sido un leal compañero para usted? porque no le haN aprobado el presupuesto y ahora están utilizando su imagen como reclamo electoral con el eslogan de “los socialistas de verdad votan a Podemos”…

Esto último es la prueba de que van a la desesperada y de que no sólo están haciendo una campaña desleal con el PSOE sino con sus propios votantes. Todo en la vida tiene límites, y no todo vale. Con Podemos hemos tenido momentos de trabajo cordial, pero sobre todo momentos duros, porque la mayor deslealtad de Podemos la han tenido entre ellos. Las últimas leyes no las hemos podido ni tramitar porque son sus dos únicos diputados los que decían literalmente lo contrario. No sé si hacen honor a la palabra “poder”, pero a lo de “unidas” no. Son más “podemos” que “unidas”.

Vamos que si puede evitará darles responsabilidades de gobierno…

Digamos que ellos han tenido una posición muy cómoda. Han ido al rebufo del trabajo del PSOE, y cuando salía algo bien se lo han querido apuntar, pero si fallaba alguna cosa la culpa nunca era suya. Con Podemos alguno ha jugado el papel del cobrador del peaje, del que se pone en la taquilla de la autopista a cobrar. Y no hace nada más.

¿Me está diciendo que Molina se ha limitado a cobrar el peaje y no ha hecho nada más?

Bueno, él es el jefe de Podemos aquí y desde luego sabe cobrar peajes. Eso se le ha dado bien. A mí no se me ocurriría nunca hacer una campaña con Pablo Iglesias diciendo que ni siquiera se habla con Molina. Él sabrá.

Quien parece que lo tiene más claro es Ciudadanos. Su candidata ha dicho que quiere el cambio uniendo su suerte al PP y Vox…

El problema de algunos partidos es que se mueven en “el quiero y no puedo”. Estar hablando ya de a quién pueden apoyar es tanto como reconocer que no van a ganar. Hay partidos que asumen directamente la derrota y que su papel será ser un “picaporte” o una simple “bisagra”. Si Ciudadanos cree que tiene posibilidades de sobrepasar al PP, o de competir abiertamente con ellos, no debería hacer un gesto definitivo en ningún sentido, porque lo contrario sería tanto como romper la baraja antes de tiempo. ¡Menuda estrategia apostar a ser partido perdedor!

Hombre, Albert Rivera dice que sólo habrá aproximación a los “barones” del PSOE si reniegan del sanchismo. Y usted muy sanchista no es…

A estas alturas ya ni hay sanchismo, ni hay pedrismo. El PSOE ha dejado atrás sus debates internos, lo que no va a dejar nunca mi partido es de defender la pluralidad de España. El PSOE no es una secta ni una dictadura donde todas las opiniones son unánimes. Se han desterrado por completo los conflictos internos, independientemente del nivel de coincidencia que podamos tener entre nosotros.

Pero usted es amigo de Albert Rivera, ¿eso no es un “plus” de acercamiento llegado el caso, y si les necesitara?

Reconozco que tengo un buen concepto personal de Rivera, lo cual no quiere decir en absoluto que tengamos fácil llegar a pactos. He tenido muy buenas relaciones con políticos en España con los que en la vida me sentaría a hablar, como en su día fue Pujol o incluso Rajoy. No puedo decir que en lo personal me caiga mal el expresidente, y la verdad, me quedo con Rajoy antes que todo lo que está viniendo a su partido.

¿Cuál ha sido su asignatura pendiente en estos cuatro años de gobierno, esa espina que tiene clavada por no haber podido cumplir su propósito al 100%?

Lo que más me hubiese gustado es haber conseguido la lealtad y el consenso para hacer un frente común contra el trasvase. Desgraciadamente no he contado con la lealtad del PP, cosa que no me ha sorprendido, porque ni siquiera cuando gobernaron ellos fueron leales con esta región en ningún sentido y menos aún en el tema del agua. Probablemente hay otras muchas cosas pendientes, pero si no las he hecho ha sido sólo por falta de tiempo.

¿El agua da o quita votos?, porque la sentencia del Supremo sobre el trasvase ha sido un espaldarazo para usted, ¿no?

El trasvase lo que quita son metros cúbicos, y más que los votos nos quita la dignidad. Es una herida abierta. Hay que cerrar de una vez por todas el trasvase porque no se entiende que se lleven el agua y aquí no podemos regularizar los pozos. El trasvase Tajo-Segura es probablemente la mayor traición que un político puede hacer a su tierra, como pasó aquí con el memorándum que firmó el Gobierno de Cospedal con los de Murcia y Valencia. Ese acuerdo rindió todas nuestras banderas en materia de agua, y es el que aún hoy sigue haciendo posibles los trasvases.

Pues  ya le puede poner las pilas a Pedro Sánchez, porque de entrada no parece que se vayan a cambiar los criterios…

Creo que Pedro Sánchez va a ser el presidente de Gobierno más eficaz a la hora de cambiar por completo la gestión del agua en España. No se entendería que un presidente que ha apostado por la ecología, que ha creado un ministerio de Transición Ecológica, o que, por ejemplo, no ha tenido complejos a la hora de subir el precio del gasoil, acabara por aceptar un atropello ecológico con el Tajo-Segura.

¿Qué le pedirá exactamente?

Nosotros seguiremos defendiendo un plan hidrológico equitativo, justo y respetuoso con los caudales ecológicos e impulsar la creación de un banco público de agua en el Alto Guadiana para acabar con la especulación.  También reclamaremos la modificación de la actual regla de explotación de los embalses de cabecera del Tajo.

Me está  diciendo que le ha faltado tiempo para completar algunas cosas , pero ha tenido cuatro años, y eso en política es una eternidad...

No crea. Reconstruir un edificio destrozado cuesta mucho esfuerzo, sobre todo teniendo, como he tenido, el mismo corsé económico y las mismas limitaciones que tenía Cospedal. No he tenido más posibilidades ni más opciones, no he subido los impuestos, y no hemos exigido a nadie más esfuerzo fiscal. Además, no hemos tenido más financiación del Estado, porque Rajoy ni siquiera abrió el debate de la financiación autonómica, con lo cual estamos jugando con los recursos de hace ocho años. La diferencia es que con lo mismo he hecho muchísimo más.

Vamos, que  si no tiene mayoría absoluta  opta por un pacto con la izquierda o por la siempre arriesgada geometría variable…

Sinceramente creo que en Castilla-La Mancha puede pasar lo que en Andalucía. Es verdad que el ambiente es el contrario, pero no me confío. Mi mayor problema a estas alturas de campaña es que todo el mundo da por hecho un buen resultado del PSOE, y ese exceso de confianza puede traer una desmovilización y en algunos casos una relajación, que sería el peor de los escenarios. Por eso pido que vaya a votar todo el mundo y que se concentre el voto a izquierda y derecha.

¿Está apelando y pidiendo el voto útil a la gente de Podemos?

No es que pida el voto útil a la gente de Podemos -que, por cierto, en las generales han perdido ciento veinte mil votos y los dos diputados que tenían en la región-, también pido el voto a gente de otras opciones, a la gente que ha podido votar a Ciudadanos y que no se siente de derechas ni está de acuerdo con los pactos con la extrema derecha.

 

¿Usted ideológicamente cómo se define: un socialdemócrata en estado puro o un socialista moderado?

Yo soy socialdemócrata, sin aditivos y sin matices. Creo que para lo único que merece la pena ser extremista es para ser moderado. Soy extremadamente moderado, porque ser extremista, ser radical, e insultar es fácil, está tirado.

Oiga, ¿qué le pasó en el debate de la televisión autonómica? porque muchos creen que no salió el animal político que lleva dentro ¿Fue una posición estratégica o Núñez, como dicen los del PP, le dejó K.O.?

En ese debate quería hacer el papel de político, no de animal político, porque en los debates de televisión sobran animales.

¿Está llamando animal a Paco Núñez?

Lo que digo es que yo llevo toda la campaña pidiendo el voto a izquierda y derecha e invocando la moderación, diciendo que he sido y quiero ser el presidente de todos. De la noche a la mañana sería una gran contradicción portarme como un maleducado.  A mí no me importa que me gane Paco Núñez en malos modales, pero sin parecer petulante, creo que el debate político, con mucha claridad, lo gané yo. Núñez, independientemente de la falta de formas, los exabruptos, los insultos y los malos modales, intentó todo el tiempo enterrar a Cospedal, su único objetivo fue no mencionarla, tal vez porque sienta vergüenza.

Sea como fuere, el debate ha sido el primero de la televisión de Castilla-La Mancha, aunque en el PP siguen insistiendo en que no ha habido cara a cara…

Es el primer debate de la televisión pública de Castilla-La Mancha porque Cospedal no lo quiso tener, ni conmigo ni con los otros partidos. A estas alturas el PP no engaña a nadie. Sólo se hace trampas en el solitario, porque todos saben que todas las televisiones públicas de España se someten al criterio de la Junta Electoral y se plantean debates plurales, no un cara a cara. Hay que pedirle al señor Núñez que no mienta, que no haga demagogia, y menos que pretenda dar lecciones, cuando él ni siquiera quiso hacer un debate cara a cara con su oponente en las primarias de su partido. Cosa que yo si hice en el mío.

¿A usted Cospedal le siguen dado votos?, porque algunos dicen que la ha convertido en el leitmotiv de su campaña…

Cospedal es el elemento de reflexión de la opinión pública. Pueden olvidarla, no mencionarla, ocultarla en el PP porque se avergüenzan de ella, pero lo cierto y verdad es que lo que se está juzgando es lo que ella hizo y así sería si hubiera cumplido su compromiso y su palabra y se hubiera quedado como jefa de la oposición. Lo que pasa es que se fue a las primeras de cambio. No se puede entender mi gestión separada del desastre de Cospedal, y por eso hay que hablar de ella.

Entonces sí le da votos…

No sé los votos que dará, porque eso depende de la gente, pero todo en la vida necesita un punto de referencia. Por eso tengo que medir mi gestión con un punto de referencia sobre la que hizo Cospedal. Dije que sería el presidente que haría todo lo contrario que Cospedal, y he cumplido. Prometí cambiar todo lo que ella hizo, y lo he hecho.

Pero Núñez, aunque tenga como hándicap que aún es un desconocido en la región, ¿es un digno adversario para usted?, porque ya le han definido como “el Bono del PP”…

Si Cospedal hubiera dimitido antes y no le hubiera dado tanto tiempo a dejarle colocado, Núñez no sería candidato. No hubiera llegado hasta aquí sin el dedazo de Cospedal. Dicho esto, yo no sólo le respeto en lo personal, y mantenemos un trato cordial, sino que además no subestimo a nadie. Nunca digo que hay un adversario pequeño, ni tampoco él.

¿Tiene criterio de la candidata de Ciudadanos, que también es una recién llegada o de ella tirarán las siglas del partido naranja?

Creo que es valiente, porque no se esperaba ser candidata, y no sé si le ha echado valor o simplemente es una imprudente aceptando según qué cosas. Pero ha entrado a todo en el último minuto.

Dígame tres medidas de carácter urgente que aplicará si gana las elecciones el próximo domingo…

La primera será abrir y cerrar en tres meses un nuevo acuerdo con empresarios y sindicatos para el crecimiento, la estabilidad, la contención fiscal, y la creación de empleo.

¿Cuánto empleo se compromete a crear en la próxima legislatura?

Nuestra apuesta es crear 108.000 puestos de trabajo como mínimo. Parto con la ventaja de que en esta legislatura propuse crear 60.000 trabajos, y se han creado bastantes más, además de ayudar a 70.000 personas en el paro a través de proyectos sociales. Sabiendo como sabemos que ahora mismo esta región va viento en popa, queremos que el viento llegue a toda la región. Dicho esto, como tercera medida queremos introducir implementar y desarrollar un contrato puente que garantice al menos un año de trabajo para los jóvenes que no son capaces de encontrarlo, o no tienen esa oportunidad cuando acaban su formación.

¿Y con la sanidad tan manoseada por todos en esta campaña qué medidas piensa tomar?

En sanidad no hay que inventar la pólvora, simplemente hay que meter dinero, contar con los profesionales, recuperar la tecnología, y acabar con las obras de los nuevos hospitales y centros de salud. Es un trabajo amplio, suficiente y muy constante. No es un problema de marketing ni de imagen.

¿Y cuáles son las otras medidas?

Hay que adoptar un acuerdo con agentes sociales para reducir la diferencia salarial entre mujeres y hombres, y no hablo sólo de la brecha salarial, que también, sino de la diferencia laboral, y esto supone medidas de conciliación, ayudas y subvenciones.

¿En qué sentido?

Castilla-La Mancha ha sido pionera en España en temas de igualdad, y quiero que sigamos siéndolo. Aquí se puso en marcha la primera ley de violencia machista, la primera de igualdad y hemos aprobado esta legislatura las dos leyes más vanguardistas del país, que contemplan ayudas a los huérfanos de la violencia machista.

Oiga, ¿y es verdad, como dicen sus adversarios, que no ha conseguido en estos años sacar a esta región del farolillo rojo en casi todos los parámetros porque ha estado más pendiente de la calle Ferraz que de gobernar en el palacio de Fuensalida?

Parece mentira que el PP, que han tenido a Cospedal gobernando los jueves por la tarde aquí y el resto en la calle Génova como Secretaria General del PP, digan sin ningún pudor que yo he estado pendiente de Madrid. Nos toman por tontos. No sólo nos insultan a los castellano-manchegos, sino que nos tachan de ignorantes. Se están inventado las cosas. La verdad es que la región ha avanzado mucho en convergencia con la media nacional. Reconozco que hoy Castilla-La Mancha tiene algo más de paro que la media nacional, pero cuando yo entré de presidente tenía diez veces más de diferencia con el resto del país, y ni se aproximaba a los parámetros de Europa. El mayor pecado de Cospedal no fueron los recortes, sino su soberbia maleducada. Yo les diría a los dirigentes actuales del PP que no imiten la soberbia de Cospedal porque ya saben hacia donde les lleva ese camino, y más cuando su partido a nivel nacional se tambalea.

Y si no fuera presidente, ¿su futuro político pasa por dar el salto a la política nacional?

Desde la Presidencia de Castilla-La Mancha estoy en la política nacional. Yo no voy a dejar que la política nacional la protagonice sólo Torra. ¡Faltaría más! Siempre me he sentido partícipe de todo o que ocurre en mi país.

Pero si no está en la Presidencia, ¿tendría hueco en otra institución nacional?, ¿ya no aspira a presidir el gobierno de España?

Yo estoy agradecido y sentí mucho orgullo personal al oír que algunos me planteaban opciones a nivel nacional, pero, sin falsa humildad, nunca me he sentido capaz. Creo que hay gente más preparada, ahora mismo trabajo a beneficio de inventario, y tengo la gran ventaja de que sólo me dedico a que vaya bien lo que me comprometo con los ciudadanos. No es que esté desprovisto de ambición personal.

Vamos, que su objetivo no es la Moncloa a años vista…

En absoluto. Creo que ahora mismo hay gobierno para rato en España, y camino que recorrer durante mucho tiempo. Lo que tenemos que intentar entre todos es que se reduzca el nivel de decibelios de la política española, que haya menos ruido, porque a veces algunos lo hacen insoportable.

Dígame directamente por qué le tendría yo que votar, convénzame …

Usted me tendría que votar porque soy honesto, porque es de Toledo y sabe perfectamente lo que he hecho aquí y en Castilla-La Mancha, y porque conoce perfectamente mi obsesión por el servicio público.

En resumen, que como decía algún antecesor suyo, el día que se vaya lo hará con las manos limpias, la conciencia tranquila y los bolsillos de cristal…

Me iré con las manos limpias, la conciencia muy tranquila y los bolsillos de cristal. Mi principal mérito como presidente es algo que cuando lo digo algunos no lo pueden entender y es que no le tengo miedo a ninguna auditoría que pudieran hacer si gana algún otro partido. No tengo absolutamente nada que ocultar.

Bueno, tampoco Núñez parece dispuesto a hacer una inquisición, ayer mismo en estas páginas decía que no lo hará llegado el caso…

Nosotros somos gente limpia y honrada. Una condición esencial para responder éticamente al mandato que nos dan los ciudadanos, y para que todo lo demás funcione. La gente que es corrupta, que está en política para ganar dinero, que viene para forrarse, no va a atender nunca ni la sanidad, ni la educación ni todo lo demás, simplemente está a otras cosas.

 

COMPARTIR: