15 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

MARÍA ÁNGELES ROSADO, CANDIDATA DE CIUDADANOS AL CONGRESO POR GUADALAJARA

"Si Pedro Sánchez quiere pactar con Cs tendrá que aplicar el 155 en Cataluña y prometer que no va a subir los impuestos"

María Ángeles Rosado (Alcázar de San Juan, Ciudad Real, 1979) es politóloga pero desde hace años ejerce como agricultora en la pequeña localidad guadalajareña de Sayatón. La pasada Nochevieja, una foto 'selfie' posando sonriente en el tractor mientras trabajaba y un mensaje denunciando la ausencia de servicios básicos en la España "que da de comer al mundo" se hicieron virales a través de Twitter. A los pocos meses, Albert Rivera ya había contactado con ella y los medios nacionales la presentaron como el gran fichaje de Ciudadanos para conquistar a los votantes rurales del país. Geles, como le llaman sus allegados, no se afilió al partido pero sí se comprometió con el proyecto naranja, sacando un escaño por Guadalajara en las pasadas elecciones del 28-A. Ahora, tras una legislatura fallida y breve que solo le ha permitido trabajar unos meses en el Congreso, Rosado vuelve a encabezar la lista de Cs en su provincia para llevar la voz de la España vaciada al Parlamento.

Solo lleva medio año en política y esta es su segunda campaña electoral. ¿Qué ha aprendido en este tiempo? ¿Hay algo que le haya sorprendido? 

Me ha sorprendido el clima que me he encontrado en el Congreso, porque he podido comprobar que muchos parlamentarios no están allí buscando el interés general sino su beneficio propio. Hace falta más sentido de Estado. Por este motivo, entiendo perfectamente el hastío de los ciudadanos con la clase política. Yo estoy igual de cabreada con ellos. Tengo la sensación de que hemos perdido el tiempo porque Sánchez ha preferido poner sus intereses por delante del de los españoles.

Albert Rivera ha insistido en que, si dan los números, habrá gobierno de centro-derecha en España. ¿Qué razones ofrecen a los electores para que se decanten por Ciudadanos y no por el PP?

El PP carga a sus espaldas con casos de corrupción que han afectado a todo el país. Pienso, por ejemplo, en el caso Púnica, en la Gürtel, etc. Nosotros no. Nosotros no tenemos mochilas. Otra de las diferencias entre el PP y Cs es que nuestras candidaturas están formadas por personas de la sociedad civil, no por profesionales de la política. Les pido a los votantes que piensen en estas dos cosas antes de depositar su voto.

Imagine que la única opción para garantizar la estabilidad es un acuerdo PSOE-Ciudadanos. ¿Se sentarán a negociar con Pedro Sánchez? ¿Qué condiciones le exigirían al candidato socialista para pactar?

Nos sentaremos a negociar, por supuesto. Pero pactar con Cs no es gratis. En primer lugar, tengo que dejar claro que con el PSOE no entraríamos en un Gobierno, porque su política territorial está marcada por Iceta y Batet, que pastelean con el independentismo. Si Sánchez quiere pactar con Cs tendrá que dejar de apoyarse en aquellos partidos que quieren romper España, tendrá que aplicar el artículo 155 en Cataluña y prometer que no va a subir los impuestos a los españoles.

Las encuestas no le son favorables a su partido. ¿Tiene miedo a perder su escaño como pronostica, por ejemplo, el CIS?

Las encuestas nunca han acertado con Cs. Mire lo que pasó en Andalucía o en Cataluña. En cualquier caso, no tengo miedo a perder el escaño, más que nada porque no es mío sino de los guadalajareños, que depositaron en mí su confianza para defender la provincia en el Congreso. Espero que el próximo 10-N también lo hagan y vuelva a confiar en el trabajo desarrollado en estos 6 meses por la provincia, algo que me diferencia de las otras candidaturas.

¿Qué puede hacer un partido como Ciudadanos por una provincia como Guadalajara, con grandes zonas rurales y despobladas?

Nosotros tenemos un proyecto cuya base es la igualdad. El bipartidismo ha abandonado al mundo rural y a la provincia de Guadalajara durante 40 años, obviando sus necesidades de desarrollo y negando los servicios básicos. En nuestro programa se incluyen medidas para garantizar, por ejemplo, el acceso a una tarjeta sanitaria única, que en el caso de Guadalajar, facilitaría el desplazamiento a Madrid o a Aragón de nuestros pacientes.

¿Cuál es la receta para mejorar los servicios que demandan los ciudadanos del mundo rural y, a la vez, bajar impuestos? ¿No es incompatible?

No, lo que es incompatible es pretender combatir la desaceleración de la economía subiendo impuestos, que es lo que hace el PSOE. Nuestra receta es favorecer el emprendimiento y el desarrollo económico de las zonas rurales. Para eso hemos propuesto un Plan nacional contra la despoblación, que incluye medidas como la eliminación de la brecha digital en el ámbito rural, para que las nuevas tecnologías supongan una oportunidad de desarrollo; la bajada del IRPF del 60 % a quienes residan efectivamente en el medio rural y tengan su actividad económica allí; y la reducción del impuesto de sociedades.

Usted es agricultora, siembra a pocos metros del Tajo y sabe cuál es el estado del río. ¿Por qué no se posiciona en contra del trasvase al Segura? ¿Qué plantea como solución para la gestión del agua?

El estado río Tajo a su paso por Sayatón es aceptable; lo que es inaceptable es como llega el Tajo a Toledo. Podría posicionarme en contra del trasvase como han hecho PP y PSOE y luego, por la puerta atrás, aprobar un trasvase tras otro, pero prefiero no engañar a la ciudadanía. Yo quiero que se garantice el desarrollo de los pueblos ribereños con su propia agua y, para eso, hace falta un Plan Hidrológico Nacional en el que se tenga en cuenta no solo los intereses de la cuenca receptora sino que también los de la cuenca cedente.

¿Qué se puede hacer desde el Gobierno de España para que los agricultores y ganaderos no pasen tantas penurias para rentabilizar sus explotaciones?

El primer paso será garantizar, a través de la Ley de la Cadena Agroalimentaria, un precio justo y digno para los agricultores, que contemple sus gastos y un beneficio empresarial. El segundo paso es la defensa de la PAC. Hace unos días estuve en Helsinki defendiendo la postura de Cs y el sector agroalimentario, miré a mi alrededor y solo estaba yo defendiendo el campo español. A los partidos políticos les hace falta un verdadero compromiso con el campo.

¿Se atreve a hacer un pronóstico electoral de lo que va a ocurrir el próximo 10-N en Guadalajara, Castilla-La Mancha y España? ¿Cuál sería un buen resultado para Ciudadanos?

El mejor resultado para Cs sería tener la suficiente fuerza en el Gobierno para poder poner en marcha todas las reformas que España necesita. En Castilla-La Mancha y en Guadalajara esperamos revalidar todos los escaños conseguidos tras el 28-A y, por qué no, sumar otro por Cuenca también.

COMPARTIR: