08 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

DANIEL ARIAS, CANDIDATO DE VOX A LA PRESIDENCIA DE CASTILLA-LA MANCHA

"Nuestro principal objetivo es que el socialismo y el comunismo no vuelvan a gobernar en Castilla-La Mancha"

Daniel Arias (Vilanova i la Geltrú, Barcelona, 1981) fue el primer afiliado de Vox en la provincia de Toledo, donde reside desde 1990 pese a su origen catalán. Ahora, años más tarde, el partido que lidera Santiago Abascal ha confiado en él como candidato a la Presidencia de Castilla-La Mancha, encabezando la lista electoral por Toledo en las elecciones del próximo domingo 26 de mayo. La contundencia de sus propuestas contrasta con su tono de voz amable y pausado. Casado y padre de un niño de 15 meses, ejerce como maestro de Educación Física y director de Infantil y Primaria en un colegio católico y concertado de la localidad toledana de Torrijos. Asegura haber pedido 15 días sin empleo y sueldo para dedicarse de lleno a la campaña electoral tras la que Vox pretende entrar por primera vez en su historia en el Parlamento castellano-manchego. Un hombre convencido ante su gran oportunidad política.

¿Con qué objetivo se presenta a las elecciones autonómicas un partido que no cree en las comunidades autónomas?

Nosotros no creemos en el Estado de las autonomías. Creemos en un Estado centralizado en el que las provincias y los municipios tengan más peso, en el que se presten mejores servicios a los ciudadanos a través de los ayuntamientos. Nos presentamos a estas elecciones autonómicas para cambiar las cosas desde dentro y precipitar la devolución de competencias al Estado, pero siempre cumpliendo con la legalidad, y mientras eso sucede gestionar con mayor eficacia y eficiencia la Comunidad.

¿Qué balance hace de los cuatro años de mandato del socialista Emiliano García-Page en Castilla-La Mancha?

El balance lo hacen los propios ciudadanos, que continuamente están manifestándose en contra de sus políticas. Se han manifestado contra Page los médicos de atención primaria, los trabajadores de las ambulancias, los bomberos forestales, los profesores que participaron el año pasado en los tribunales de las oposiciones y todavía no han cobrado... Page se ha dedicado a imponer sus medidas restando libertad a los ciudadanos y a ponerle trabas e impuestos a quienes quieren crear empleo.

¿Considera que la etapa de María Dolores de Cospedal fue positiva para los intereses de los castellano-manchegos?

El Gobierno de Cospedal fue prácticamente igual de malo que lo han sido los del PSOE. Cambió algunas cosas de nombre o de sitio pero, prácticamente, mantuvo las mismas políticas que Barreda.

¿Cuáles son sus expectativas electorales después de sacar dos diputados nacionales en Castilla-La Mancha el pasado 28-A?

Para nosotros sería bueno entrar en las Cortes y poder aportar aire fresco. A partir de ahí, queremos obtener una representación importante porque nuestro principal objetivo es que el socialismo y el comunismo no vuelvan a gobernar en Castilla-La Mancha.

¿La fórmula andaluza, con Vox invistiendo a un gobierno del PP y Cs pero quedándose fuera del Ejecutivo, le parece factible en Castilla-La Mancha? ¿O exigirán gobernar junto al partido que solicite su apoyo?

Vox estará al lado de todos los partidos que estén a favor de la libertad individual y que impidan que el gobierno de socialistas y comunistas repita en Castilla-La Mancha. Lo importante para nosotros no es estar dentro del Gobierno ni conseguir consejerías; lo importante es que nuestras ideas acaben llevándose a cabo.

Pero el PP asegura que el PSOE y Ciudadanos ya tienen cerrado un acuerdo para gobernar juntos. ¿Lo comparte?

Tengo el mismo pálpito. Creo que quien vote a Ciudadanos se va a encontrar con que su voto va a acabar en el socialismo.

El pasado mes de octubre las Cortes de Castilla-La Mancha aprobaban por unanimidad la Ley para una Sociedad Libre de Violencia de Género. ¿Le parece un texto positivo o plantearán su derogación?

Ni nos parece un texto positivo ni queremos derogarlo. Lo que queremos, simplemente, es cambiarlo completándolo en algunas partes y eliminando otras. Esa Ley incurre en dos problemas: no cumple con la Constitución porque no hace que todas las personas seamos iguales ante la Ley y se salta la presunción de inocencia como primer principio del Derecho. Por eso, desde Vox, planteamos la puesta en marcha de una Ley de Violencia Intrafamiliar que trate a todas las víctimas por igual, sean niños, ancianos, mujeres u hombres.

¿Suprimirán el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha en caso de llegar al Gobierno?

Tal y como está concebido actualmente tendría que desaparecer. Lo que planteamos es la creación de una Consejería de Familia, en la que tendrían cabida institutos u organismos que apoyen a las familias castellano-manchegas y no solamente a una parte de ellas.

Ustedes apuestan por una reducción de los asesores y de los organismos duplicados en la Administración regional. ¿Podría concretarme cuántos asesores sobran y qué organismos sobran en Castilla-La Mancha?

El Consejo Económico y Social de Castilla-La Mancha, por ejemplo, es prescindible porque ya existe otro a nivel nacional. Además, hay muchos cargos políticos que están puestos a dedo y que entendemos que habría que eliminar porque sus funciones podrían ser asumidas con mayor eficacia y eficiencia por parte de funcionarios de carrera. Por otra parte, también proponemos la eliminación de las subvenciones a las asociaciones ideológicas, porque creemos que la ideología se la tiene que pagar cada uno al igual que en Vox los afiliados pagamos la cuota del partido.

¿Se refiere, por ejemplo, a las asociaciones en defensa del colectivo LGTBi?

En Vox no apoyamos la discriminación de este colectivo, ni mucho menos, pero es que no creemos que esté siendo discriminado. Al contrario. Tenemos claro que hay que ser muy escrupulosos con el dinero público y tratar a todo el mundo por igual. No puede ser que unas ideologías estén subvencionadas y la otras no.

Vox plantea la deportación de todos los inmigrantes ilegales a sus países de origen. ¿Cree que actualmente la inmigración ilegal supone un problema en Castilla-La Mancha?

La problemática de Castilla-La Mancha con la inmigración no es comparable a la de provincias como Almería o Murcia, por ejemplo. Aunque en Castilla-La Mancha no haya problemas graves con los inmigrantes ilegales defendemos que la inmigración ilegal no es buena para nadie porque genera problemas de convivencia y supone en algunos casos una competencia desleal para los pequeños empresarios.

¿Cuál es la propuesta de Vox en materia hídrica?

En Vox proponemos la puesta en marcha de un Plan Hidrológico Nacional porque los recursos naturales de un país deben ser disfrutados por todas las personas de ese país. Si para cubrir las necesidades de todos tiene que trasvasarse agua, estamos de acuerdo con ello siempre que sea dentro de la Ley. Tenemos que ser solidarios entre españoles.

¿Considera entonces que la legislación actual protege de manera adecuada al río Tajo?

Pues es posible que hay que revisarla y aumentar el caudal mínimo del Tajo. Para ello tenemos que hablar todos los partidos políticos, pero dejando a un lado ideologías y pensando todos en el bien común de los españoles.

Unidas Podemos propone dar más puntos a los empadronados en Castilla-La Mancha en las ofertas de empleo público. ¿Qué le parece?

Nos parece una barbaridad. Si estamos denunciando que Cataluña, Galicia, el País Vasco o Valencia están utilizando el idioma para poner trabas al resto de los españoles que quieren presentarse a las oposiciones, no podemos nosotros hacer algo parecido desde aquí. Todo español tiene derecho a presentarse con igualdad de oportunidades a las oposiciones que se convoquen en todo el territorio nacional.

¿Qué medidas incluye el programa de Vox en Castilla-La Mancha para luchar contra el paro y la precariedad en el empleo?

La mejor propuesta que puede hacer un partido político contra el paro es crear un marco de libertad que permita a los empresarios crear empleos. Por lo tanto, Vox va a trabajar por crear ese marco, que incluye una una bajada de impuestos y hacer que las inspecciones en materia laboral sirvan para orientar y para ayudar más que para sancionar y confiscar. Todas las empresas que vamos, ya sean pequeñas, medianas o grandes, es lo que nos transmiten.

¿Qué impuestos quieren bajar en Castilla-La Mancha?

Queremos bajar el tramo autonómico del IRPF al 10 por ciento y eliminar los impuestos de sucesiones, donaciones y transmisiones patrimoniales. Y también queremos que heredar empresas familiares esté exento de pagar impuestos hasta el tercer grado de consanguinidad. Imagínese que hay una empresa agrícola cuyo dueño se jubila y su hijo no quiere seguir con el negocio porque ha estudiado otra cosa pero el sobrino sí que está interesado. Creemos importante ayudar a que esas empresas sigan funcionando, creando riqueza y puestos de trabajo.

¿Esa bajada de impuestos es compatible con el mantenimiento de la sanidad y la educación públicas?

La bajada de impuestos tiene que acompañarse de una reducción del gasto público para poder mantener los servicios básicos. Vamos a poner en marcha un plan como nunca lo ha habido en Castilla-La Mancha para reducir los gastos innecesarios de la administración. Pero, por ejemplo, proponemos aumentar la dotación económica para la atención primaria en sanidad.

A nivel nacional, su partido ha propuesto deducciones en el IRPF para los ciudadanos que la utilicen la sanidad privada y también un cheque escolar para los usuarios de la educación privada. ¿Tratarán de aplicar estas medidas en Castilla-La Mancha?

En cuanto a la sanidad, proponemos que se utilicen todos los recursos disponibles, ya sean públicos o privados, para reducir las listas de espera. Nosotros entendemos que es positivo que entre la sanidad pública y la sanidad privada haya comunicación y se puedan derivar pacientes para que sean atendidos cuanto antes. En cuanto a la educación, defendemos la calidad y también la libertad de los padres para elegir el colegio de sus hijos, así que vamos a apostar por igual por la educación pública, por la concertada y por la privada.

¿Cuáles son las recetas de Vox contra la despoblación que afecta a las zonas rurales de Castilla-La Mancha?

Las cosas no suceden porque sí. Si hay despoblación es porque las políticas del PSOE y del PP han provocado esa despoblación. Tenemos que hacer que las zonas rurales vuelvan a ser atractivas para vivir e invertir en ellas, y eso se puede hacer a través de bonificaciones fiscales y, sobre todo, dotarlas de las infraestructuras y servicios necesarios: Internet, transporte, etc. También defendemos a ultranza y queremos darle un impulso mayor a la caza y la tauromaquia, que son dos actividades de las que comen muchas familias castellano-manchegas en el mundo rural.

COMPARTIR: