14 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

SEGUNDA DIVISIÓN

El Soliss Talavera cede el empate, pero sigue satisfecho por mantenerse imbatido

FOTO: FS Soliss Talavera
FOTO: FS Soliss Talavera

El Soliss Fútbol Sala Talavera sigue sin conocer la derrota, y que conste que han pasado ya tres duros rivales, candidatos de 'play off' y de algo más como BeSoccer UMA Antequera, Noia Portus Apostoli y Real Betis Futsal, este último en la tarde de este sábado y llegando además como líder de esta Segunda División. En un ambientazo de gala, ante 2.000 personas, que se dice pronto, los de Talavera de la Reina firmaron un muy buen encuentro, especialmente durante el primer acto. Lástima de ese tramo final y lástima de ese segundo doble penalti, que llegaba precedido sobre una falta a Pepe no pitada, que metieron en el encuentro a un conjunto verdiblanco que estaba siendo desarbolado.

El Soliss FS Talavera comenzó valiente, intentando presionar arriba y haciendo mucho daño a la salida de balón del conjunto bético. Para paliar ese problema y que sus jugadores tuvieran frescura de piernas y de ideas Juanito intentaba cambiar a la rusa esperando una mejoría que no le llegaba. Sergio, quien apenas llevaban unos segundos en pista sería el encargado de estrenar el marcador en una jugada larga pero eléctrica. Robaba David Rondón en la medular, combinaba con Kike, que le devolvía la bola en forma de pared y al segundo palo llegaba Sergio para batir a Cidao y poner el 1-0.

Peleaba y peleaba el Talavera, que no daba una bola por perdida y eso se transmitía a una grada que reconocía todos y cada uno de los esfuerzos de sus chicos. Otro robo de David Rondón en zona peligrosa cercaba estaba de convertirse en el 2-0. Tras una ruleta el madrileño disparaba y la pelota la sacaba por abajo Cidao. Era el preludio del segundo de la tarde y eso que en la acción anterior Víctor Arévalo tuvo el 1-1 con la primera clara del Betis con un disparo exterior que salía lamiendo el palo. Corría el minuto 11 cuando Asensio ponía la bola desde la esquina derecha y Anass, que le ganaba la espalda a Borja Blanco, batía por abajo a Cidao para el 2-0. Y la temperatura que iba a subir un par de minutos más tarde cuando en una contra poderosa de los locales era Pepe el que servía a Sergio para que éste, picándole la bola a Cidao en el mano a mano, hiciera un 3-0 que escocía mucho a los verdiblancos, puesto que su entrenador salió decidido a apostar por el juego de cinco para reducir diferencias cuanto antes.

Empezó a crecer el Betis a la par que los locales se metían en un lío con las cinco faltas. Un pasito atrás y Borja Blanco y David Yera que avisaban de las intenciones de su equipo. El primero con un remate a la madera y el siguiente con dos tiros con mucho veneno que obligaron a Iker López a dar lo mejor de sí. Por desgracia el meta poco pudo hacer en el 17 con una acción a balón parado desde la esquina izquierda que Eric Pérez remataba a placer y libre de marca.

Tuvo en la acción siguiente el conjunto cerámico una clarísima, pero el duro remate de Pepe desde la frontal se estrellaba en el travesaño. Protagonista el ala–cierre madrileño, que se veía obligado a hacer falta a un rival que se escapaba sólo hacia el marco de Iker López y que permitía a los sevillanos la opción de acercarse en el marcador. Disparaba Emilio Buendía y el meta sacaba una gran mano para evitar el gol.

Y llegó la acción polémica de la tarde, porque Pepe se iba en busca de una contra que cortaba un jugador rival con un contacto que parecía presumible de ser falta. No lo veían así los árbitros que dejaban seguir y el propio Pepe que cortaba el balón para marcharse en un tres para uno a la contra, pero esta sí que era punible de falta para los colegiados. En resumidas cuentas, nuevo doble penalti y esta vez el Betis no perdonaba y hacía el 3-2 con lanzamiento de Borja Blanco antes del descanso. 

Segunda Parte

La segunda mitad tenía un cariz distinto, con quizá un conjunto visitante más controlador de la situación y un Talavera que decidía esperar en media pista para salir un buscar un robo que les hiciera aumentar el colchón. No estaba muy cómodo el conjunto local y tanto el técnico como los jugadores sabían que era momento de que la afición pusiera un poco de su parte e incrementara los decibelios en el pabellón. No era muy bueno ver a Iker López aparecer cada vez más, aunque el meta madrileño completaba un soberbio encuentro atajando ante Víctor Arévalo, ante Rubén Cornejo y ante Borja Blanco.

Especialmente clara sería esta última en la que el meta hacía un paradón ante el veterano jugador madrileño, que pecaba ciertamente de egoísta, pues tenía solo al segundo palo a Burrito. A la contra y como motos salían los cerámicos, que en alguna que otra pérdida muy cerquita estuvieron del cuarto. A Sergio se le nublaba la vista en el remate tras recibir de Anass, a Nacho Pedraza su vaselina se le quedaba en intento porque Cidao aguantaba de pie y no se vencía en el mano a mano, a David Asensio le fallaba la puntería tras una gran combinación con Sergio y Kike, y a Víctor López le fallaba la definición en un mano a mano con el meta.

Todo podía ocurrir y cada vez el tiempo era menor. Víctor López aparecía en el 33 de la nada para replegar más rápido que nadie y quitarle la bola de los pies a Burrito cuando se relamía a la hora de buscar la igualada. Visto que ésta no llegaba Juanito le puso más madera y decidió quemar el cartucho del juego de cinco. Lo defendieron bien los locales, pero es el Betis movía a las mil maravillas y estaba claro que las iban a tener. En una de ellas a Eric Pérez se le fue el remate al poste y en la siguiente Emilio Buendía concretaba al segundo palo en un maestro movimiento de piezas del conjunto andaluz, que conseguía igualar el encuentro, que se iba a quedar con este resultado final tras una lucha titánica.

COMPARTIR: