SEGUNDA DIVISIÓN

2-1 | El Manzanares coge aire tras imponerse en el derbi frente al Puertollano

FOTO: FSD Puertollano
FOTO: FSD Puertollano

El Manzanares se toma un importante respiro en la clasificación a costa del FSD Puertollano tras un derbi vibrante que se acabó resolviendo en los últimos compases. Y es que, después de una igualada primera mitad, en la segunda parte hubo que esperar hasta el final para que Jorge Salcedo asestara el golpe definitivo con el 2-1 para los locales. 

El choque comenzó con el Puertollano presionando muy arriba a un Manzanares que tenía ciertas dificultades para salir. Primero lo intentó el cuadro rojillo con un tiro de Rangel que respondió Chino en dos oportunidades, pero ahí estuvo Arenas para evitar el peligro para los visitantes. En la otra portería, también tuvo que aparecer Pepote para salvar el tanto de Joaki.

El choque estaba muy dividido y fue el conjunto visitante el primero que acertó, en el minuto 18, con la portería contraria. Tras una falta sobre Javi Rangel, Nano, de lanzamiento de falta directa, clavó la pelota en la meta local para establecer el 0-1. Con todo, todavía quedaba tiempo para llegar al descanso y el Manzanares lo aprovechó con un arreón de raza. Así, tras un córner sacado por Kiki, Otero empujó la pelota a la red para elevar el 1-1. 

Sobre la bocina

En la segunda parte, salió a por todas un Manzanares y Kiki obligó a intervenir a Arenas en los primeros compases. El portero también tuvo detener las intentonas de Pichón y Chino, mientras que la respuesta la dio Lluc para el Puertollano con un lanzamiento desviado. 

Los industriales disfrutaron de su mejor ocasión en las botas de su portero, Arenas, quien pilló adelantado a Pepote y a punto estuvo de batirle desde su propia portería. Con todo, el dominio seguía correspondiendo a un Manzanares que veía consumirse los minutos sin que esta superioridad se plasmara en el marcador. 

Así se llegó al tramo final del encuentro, al minuto 39, cuando una jugada por el centro la acabó culminando Jorge Salcedo alojando el balón al fondo de las mallas. Con el 2-1, Nano se colocó la elástica de portero-jugador y los de Marlon Velasco agotaron sus últimas opciones sin suerte. Y es que el marcador ya no se movió y el Manzanares acabó haciéndose con una victoria en el derbi ante el Puertollano que le permite coger un respiro. 

COMPARTIR: