PERMANENCIA

El tropiezo con Zaragoza complica la vida al Viña Albali Valdepeñas

David Ramos. Foto: ACP (FS Valdepeñas)
David Ramos. Foto: ACP (FS Valdepeñas)

El entrenador del Viña Albali Valdepeñas, David Ramos, ha comentado tras perder ante el Fútbol Emotion Zaragoza (2-3) que se ha pedido "una batalla, pero no la guerra".

"Apostamos a ganador y salió cruz, pero son cosas del juego y el equipo tiene que seguir, ya que nadie dijo esto iba a ser fácil", ha asegurado en referencia a sellar la salvación.

Según Ramos, ante el cuadro zaragozista, "nos ha penalizado la falta de oficio y nuestros propios errores, unido a la falta de concentración, sobre todo a nivel de estrategia, ya que Zaragoza funciona muy bien y, además, Iván Bernad, ha hecho un gran partidazo. En fin, todo esto forma parte del juego".

Y ello, sumado al triunfo del Naturpellet Segovia en Ferrol, contra O Parrulo (3-4), ha supuesto que "ahora todo se comprima mucho más, pero seguimos dependiendo de nosotros mismos, con lo que tenemos que confiar en nosotros, unido al apoyo de la grada, que nos otorga un plus de emotividad", ha remarcado.

Tras la derrota ante Zaragoza, el equipo ha iniciado el trabajo semanal para preparar el encuentro que tienen que disputar este próximo sábado, contra el Movistar Inter (19:00h), en el pabellón 'Jorge Garbajosa', de Torreón de Ardoz (Madrid).

Una cancha, ha reseñado, "donde iremos a hacer nuestro partido y a ver que ocurre".

Por otra parte, el Viña Albali Valdepeñas ha confirmado que "todo ha salido bien en la intervención que se le ha realizado en el hombro izquierdo al cierre José Ruiz", en la Clínica Asepeyo, de Coslada (Madrid), de una luxación acromio clavicular y la rotura de dos ligamentos. 

COMPARTIR: